Daily Archives: 19 agosto, 2015

Aficionados que viven la intensidad de las calorías

Los viernes por la noche o sábados por la tarde, es común que cualquier aficionado se siente frente a la pantalla de alta definición a ver su partido de fútbol. El objetivo es pasar un buen rato de esparcimiento, eso sí, acompañado de refrigerios para disfrutar más del momento en que las mamás se convierten en viudas y los hijos en huérfanos de papá… a menos que también les guste el fútbol.

La ingesta de calorías y sodio se convierte en un festín en tan sólo 90 minutos de partido. Supongamos que una persona dispone de botanas diversas como las tradicionales papas fritas, una pizza mediana hawaiana, cacahuates salados, dos latas de refresco o en su defecto dos cervezas.

Todos necesitamos consumir una determinada cantidad de calorías diarias, por medio de nuestra alimentación para mantenernos saludables. La pregunta es: ¿cuántas? Pues bien, no hay una sola respuesta, la cantidad de calorías recomendadas varía según la conjugación de distintos factores como el sexo, la edad, el peso de cada persona y también el grado de actividad física que tenga.

Lo siguiente es un cálculo realizado por el maestro Fernando Isoard, perteneciente al Departamento de Salud y coordinador del Área de Laboratorios de la Ibero.

Un adulto promedio de 70 kilogramos, de 18 a 35 años y con una actividad física más o menos frecuente, requiere de unas dos mil 250 calorías al día. En el supuesto de que ingiera todos los alimentos que arriba se mencionaron mientras observa su partido, consume tan sólo en la bolsa de papas cien calorías que de acuerdo con el etiquetado contiene 25 gramos, dividido en cuatro porciones y cada porción aporta 25 calorías, lo que multiplicado por las cuatro porciones, da el total de cien calorías.

En el caso de la pizza hawaiana de ocho porciones (rebanadas), cada porción aporta 280 calorías que multiplicado por ocho, dan dos mil 240 totales. Los cacahuates salados, 25 gramos; dos porciones, 144 calorías por porción, en total 288.

Dos latas de refresco tradicionales de 355 mililitros, cada lata aporta 149 calorías, aquí se mide por el total del contenido según la información nutrimental del fabricante; multiplicado por dos latas, el resultado es de 298 calorías.

La suma total de todo lo consumido en tan sólo 90 minutos, da como resultado una ingesta de dos mil 926 calorías, lo que sobrepasa lo recomendado al día para una persona de 70 kilos y una edad de 18 a 35 años. Si sustituimos los refrescos por la cerveza, el resultado se eleva a tres mil 93 calorías.

Por lo que toca al consumo de sodio, lo que se recomienda al día es consumir dos mil miligramos. Tan sólo en las papas, las cuatro porciones aportan 140 miligramos, al multiplicarlo, da el total de 560. La pizza, cada rebanada aporta 560 miligramos; las ocho piezas dan cuatro mil 480.

Los cacahuates, 25 gramos, dos porciones; 110 por porción, en total, 220. Las dos latas de refresco, 78 miligramos cada una, en total 156. La suma de todo da un resultado de cinco mil 416 miligramos de sodio consumido en 90 minutos. Al sustituir los refrescos por las cervezas, que aportan 42 miligramos entre ambas, la suma total es de cinco mil 302 miligramos de sodio.

El cuerpo convierte las calorías extra en células de grasa, las cuales se depositan en el cuerpo, es decir, engorda. Por otra parte, el sodio es un elemento necesario para el cuerpo, mantiene la presión sanguínea, colabora en la transmisión de los nervios y ayuda a los músculos a relajarse y contraerse. Es necesario para mantenerte vivo y saludable, pero demasiado sodio por día aumenta el riesgo de padecer alta presión sanguínea, lo que puede conducir a enfermedades cardíacas y derrame cerebral.

Lo más recomendable, de acuerdo con el maestro Isoard, es cuidar la ingesta de alimentos, medir la cantidad que se consume para evitar el sobrepeso y la obesidad, que en nuestro país se ha convertido en un problema de salud realmente grave e incontrolable. De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano para la Competitividad A.C., en el país se vive una epidemia de obesidad. Tienen sobrepeso u obesidad 73 por ciento de los adultos y 35 por ciento de los niños y adolescentes, es decir, en total 60.6 millones de personas (52 por ciento de los mexicanos) sufren de esta condición.

Fundación EBC: 10 Años de impulsar Educación Superior

Fundación EBC, asociación civil dedicada a contribuir con la educación superior en México, realizó la celebración de su Décimo Aniversario en la nueva Casa de Rectoría de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC), que engalanó su primer evento con esta noble ceremonia.

Alumnos beneficiarios de los diferentes Campus EBC, la Universidad  Autónoma de  San Luis Potosí  y el Conservatorio de Música y Artes de Celaya; empresas aliadas como KPMG, Banco Santander, entre otras; así como representantes del CEMEFI y miembros del Consejo de Fundación EBC, se dieron cita para festejar los logros alcanzados.

Itzel Casillas, Directora de Fundación EBC destacó la misión de la misma, que a lo largo de esta década, ha sido apoyar con becas a alumnos talentosos cuyas limitantes económicas no les dan la posibilidad de recibir una educación superior de calidad.

Asimismo, recalcó la importancia de contar con el apoyo de personas que han impulsado el desarrollo y progreso de la educación superior, no sólo a través de programas como: Amigos para Siempre, sino también como voluntarios a través de campañas de boteo, como la colecta anual Hoy Donas y la Carrera de mi Vida, que tendrá su segunda edición el próximo 25 de octubre en la EBC Campus Querétaro.

A su vez, alumnos beneficiarios junto con el Dr. Carlos Prieto, Presidente del Consejo Directivo de Fundación EBC, otorgaron reconocimientos a algunos estudiantes que se han destacado en estos años de trabajo, como de Alexa Galván quien ha obtenido la beca por más de 6 semestres consecutivos y hoy en día forma parte de la empresa KPMG.

Por su parte, El Dr. Carlos Prieto Sierra, expresó su agradecimiento a quienes como voluntarios, donantes o beneficiarios han participado con pasión y entrega en las actividades llevadas a por Fundación EBC, invitándolos a seguir fortaleciendo los distintos programas de becas.

Para finalizar, los asistentes se deleitaron con la música del cuarteto de clarinetes del Conservatorio de música de Celaya y posteriormente compartieron un brindis en el que intercambiaron experiencias que han dado sentido a su participación activa con Fundación EBC.