Daily Archives: 24 agosto, 2015

Fundación Telefónica te invita a concurso de Apps educativas

Gana más de 180 mil pesos en premios y un viaje a oficinas de Qualcomm en San Diego.

Bajo la premisa de que la tecnología y la educación tienen el poder de  transformar y mejorar el desarrollo social, Fundación Telefónica convoca a jóvenes de entre 18 a 30 años de edad, que tienen hasta el día jueves 27 de septiembre de 2015 para participar en Premio Apps.

El concurso es una excelente oportunidad para impulsar  tu futuro profesional en el área de entornos digitales; ya que consiste en presentar tu proyecto para el desarrollo de app móvil educativa que  deberá estar dirigida a alumnos y profesores de primaria, con el objetivo de mejorar la enseñanza y el aprendizaje.

El jurado estará formado por especialistas en innovación, tecnología y educación, ellos serán quienes evalúen tu proyecto y decidan si estará dentro de los 27 finalistas que serán dados a conocer el 12 de octubre, mismos que tendrán 4 semanas a partir de esta fecha para desarrollar la app.

Los ganadores definitivos se harán acreedores a:

– 1er lugar: 100 mil pesos en efectivo.

– 2º lugar: 80 mil pesos.

– Aplicación con mejor diseño en interfaz gráfica: viaje para dos personas a las oficinas de Qualcomm en San Diego.

– Menciones honoríficas: tablets y equipos electrónicos.

La premiación se llevará a cabo el 12 de noviembre de 2015.

Si estás interesado en participar consulta todos los detalles en: http://www.premioappstelefonica.com/

Analizan tácticas de coerción sexual en jóvenes universitarios

Cualquier tipo de presión física o emocional ejercida por una persona para conseguir un encuentro sexual se denomina coerción sexual —una de las tres formas de violencia sexual que existen—; sin embargo, es la menos estudiada en México y América Latina, señaló Gabriela Josefina Saldívar Hernández, investigadora del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente (INPRF).

Desde hace varios años a través de la Dirección de Investigaciones Epidemiológicas y Psicosociales, el INPRF realiza estudios en relación con la coerción social en jóvenes universitarios para conocer la percepción e identificación de términos asociados con este fenómeno.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, la especialista en Psicología Social y Ambiental señaló que esta forma de violencia sexual es un fenómeno poco estudiado debido a los prejuicios y tabúes que predominan en las relaciones de pareja, lo que conlleva a una errónea asimilación del término coerción con la palabra violación.

En este contexto, la especialista desarrolló un estudio para medir la asociación entre las actitudes sexuales y la aceptación de los mitos de la violación con la coerción sexual en una muestra de 630 jóvenes estudiantes de universidades públicas y privadas de entre 17 y 29 años de edad, a quienes se les hizo un cuestionario para conocer su percepción e identificación de los términos coerción sexual y violación.

Principales resultados

Los resultados más importantes señalan que 51 por ciento de los universitarios entrevistados reportó experiencias de coerción sexual; los hombres la ejercieron casi tres veces más en comparación con las mujeres.

Una de las principales tácticas usadas por los varones para conseguir un encuentro sexual es hablar constantemente sobre sexo, pedir la famosa “prueba de amor”, el chantaje; utilizar los sentimientos de la mujer y el uso de la caballerosidad. Por su parte, las mujeres realizan insinuaciones sexuales a través del cuerpo, así como amenazas que contradicen la masculinidad de la víctima al ser calificado como homosexual.

“En el caso de las mujeres se trata de algo muy contradictorio, porque si bien diversos estudios sobre feminismo señalan que son vistas como un objeto sexual, se trata de un fenómeno interesante (…) Cuando una persona insiste a otra tener un encuentro sexual y esta última acepta pierde su autonomía, además de que ya no se trataría de sexo consensuado. Es importante tener un buen vínculo sexual. La empatía es primordial”, señaló.

Mitos en torno a la violación

A decir de la especialista, un dato interesante es que el grupo de investigación que aceptó haber experimentado coerción, en especial los de menos edad, culpan a sus víctimas de haber tenido una relación sexual forzada. Por otro lado, el grupo de estudio cree que los hombres, o bien personas con determinadas características físicas, no pueden ser violados.

De acuerdo con la especialista es importante hacer esfuerzos para erradicar las creencias que sostienen que los comportamientos sexuales abusivos en el contexto de una relación erótica y/o afectiva son normales o naturales; el carácter encubierto de la violencia en la pareja se debe a que tradicionalmente se le ha considerado como algo privado.

Saldívar Hernández advierte que las estrategias de prevención necesitan centrarse en una educación sexual que contemple la perspectiva de género, la comunicación y el desarrollo de habilidades para negociar un encuentro sexual, además de enfatizar la noción de los derechos de las personas de cualquier sexo y edad, así como la creación de programas integrados en la escuela, la sociedad y la comunidad.

“Se debe tener claro que en un encuentro sexual deben estar involucrados el placer, el deseo y el erotismo, pero entre parejas existe dificultad para negociar un encuentro sexual seguro y consensuado, lo que podría deberse a la falta de confianza de las personas”, concluyó.

Sin educación, no se construye futuro: José Narro Robles

En la educación y la cultura está el secreto de la humanidad, para ser mejores como personas y como sociedades. Sin la primera no construimos futuro individual ni colectivamente, estableció el rector de la UNAM, José Narro Robles.

En la ceremonia de apertura del ciclo escolar 2015-2016, señaló que en México nos falta mucho por hacer; el rezago educativo es grande, y ante esa realidad, la Universidad Nacional ha hecho grandes esfuerzos por incrementar su matrícula.

Ésta es una institución orgullosamente pública y masiva, pero con los más altos estándares de calidad; es consustancial al trabajo académico y una exigencia para todos sus integrantes, sostuvo.

En la UNAM, expresó el rector, los nuevos estudiantes obtendrán la preparación en los conocimientos necesarios para ejercer su profesión; “buscamos también reforzar y educar en valores y principios. Formamos individuos íntegros, con conciencia social y pensamiento crítico abierto, personas interesadas en la sociedad, conscientes de los problemas de los menos favorecidos, personas solidarias y generosas, ciudadanos orgullosos de nuestro país”.

México enfrenta problemas serios; sin embargo, la grandeza de nuestra historia y la fuerza de nuestro presente deben animarnos. Nos toca enfrentar las dolorosas realidades, tomar la determinación y actuar con toda convicción, sentenció.

“Les pido –dijo a los alumnos- que crean en el poder del trabajo y el estudio, que confíen en la grandeza de México y sus instituciones, que comprometan en su preparación el esfuerzo que los ha traído hasta este día; les pido que entre todos construyamos una gran alianza para la superación y la solución de los problemas que afectan al país”, resumió.

En tanto, Juliana González Valenzuela, profesora emérita de la Facultad de Filosofía y Letras, indicó que la Universidad Nacional es una comunidad única en múltiples sentidos: por su tradición y enorme potencial educativo y creativo, por su prestigiada planta académica de profesores, investigadores y técnicos académicos; por la excelencia con que se cultivan aquí todos los campos de la cultura universal y nacional, y por sus notables espacios de trabajo e instalaciones.

Algunos de los más relevantes valores esenciales que orientan y encauzan la vida universitaria son justicia, solidaridad, respeto, tolerancia, racionalidad, objetividad, responsabilidad social y ambiental, convivencia pacífica, no discriminación, libertad de pensamiento y expresión, los cuales son como “guías interiores que contribuyen a la formación de nuestro carácter moral, de nuestro modo de ser, y la realización ética que habrá de cumplirnos internamente y que habrá de darnos verdadera felicidad”.

Ustedes, expresó a los estudiantes, podrán participar creativamente en el rumbo que tomará el futuro y, quizá más que nunca, deberán ser defensores de estos cauces verdaderamente humanos por donde habrá de discurrir el porvenir; porque es un hecho que a ustedes les tocará enfrentar, quizá con más intensidad y responsabilidad, al menos dos de las grandes crisis que nos amenazan y que requieren ser solucionadas: la desigualdad humana y la originada por la devastación del planeta.

Antonio Avilix Hernández Cortés, alumno de la Escuela Nacional Preparatoria (ENP) plantel 9 Pedro de Alba, quien obtuvo 128 aciertos en el examen al bachillerato, relató que se preparó para presentarse al concurso de ingreso, pero “no me desgasté estudiando exhaustivamente; en realidad tuve una preparación como los demás”.

Al obtener la puntuación más alta y no haber registrado un solo error “sentí alegría y emoción, nunca imaginé que mi examen sería impecable. Lo mejor para mí, lo verdaderamente importante era estar destinado a formar parte de una institución como la ENP y la UNAM, donde el crecimiento personal puede ser infinito”.

Daniela Stephania Camacho Sosa, alumna de Derecho en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, con 115 aciertos en el examen de ingreso a la licenciatura, expuso que los nuevos universitarios inician uno de los proyectos más importantes de su vida: el estudio de una carrera, etapa donde “tendremos la oportunidad de conquistar nuevas metas, sueños y retos que podremos llevar a cabo en la máxima casa de estudios de nuestro país”.

Hoy, acotó, uno mi voz con la de mis compañeros para decir con orgullo: gracias UNAM, por darme esta incomparable oportunidad de crecer dentro de tus paredes, de recrearme en tus planteles, caerme y levantarme dentro de tu suelo.

A la ceremonia, asistieron Irene Cruz González Espinosa, presidenta en turno de la Junta de Gobierno; José María Zubiría Maqueo, vicepresidente del Patronato Universitario; los exrectores Guillermo Soberón Acevedo, Octavio Rivero Serrano y Francisco Barnés de Castro, así como Eduardo Bárzana García, secretario General de la UNAM.