Daily Archives: 26 agosto, 2015

Fallece Eugenio Méndez Docurro, pilar del IPN y Canal Once

En la Ciudad de México, estudia el bachillerato, en la Escuela Vocacional número dos. En 1945, a los veintidós años, se graduó como ingeniero en Comunicaciones de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica, ESIME. Lo hace con honores Y lo declararon hijo distinguido.

Su nombre está estrechamente ligado al crecimiento y desarrollo del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Eugenio Méndez Docurro. 

Además hizó estudios de posgrado en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos; después en París, Francia.

Regresó a México para reincorporarse a la estructura administrativa de su alma mater, en la gestión del ingeniero Alejo Peralta, de 1953 a 1959.

Durante este periodo, fue activo promotor para la conformación de Canal Once, la primera televisora pública de América Latina. Durante el proceso trabajó con el apoyo de los secretarios de Educación Pública, Jaime Torres Bodet, y el de Comunicaciones, Walter Cross Buchanan.

“Alejo llegó y le dijo al ingeniero Buchanan, quiero hacer una estación de televisión en el Politécnico. El ingeniero Buchanan como que tenía cierta duda, pero al final, era tal el entusiasmo de Alejo que al final dijo, ándele pues. Entonces consiguió con la PAE, la fábrica inglesa, un buen precio para el emisor de televisión, el primero que tuvo el Politécnico y se instaló en esta zona, precisamente. Entonces le mandé un telegrama al director del Politécnico, como director de telecomunicaciones que era yo, autorizándole que iniciara las pruebas del equipo ya para su funcionamiento”, comentó Eugenio Pérez Docurro, fundador de Canal Once.

Eugenio Méndez Docurro asumió la dirección general del IPN de 1959 a 1962 y fue pieza clave para consolidar esta señal.

“Cuando yo tomé posesión del Politécnico, apenas iniciaba el trabajo del Canal, y me tocó mucho realmente estimular al Canal. Hubo una serie que se llamó de Teleteatros, con una señora muy competente, Brígida Alexander, con actores de primera categoría que además no cobraban. Juan José Arreola comenzó su serie de televisión aquí, con su capa de brujo, fue la primera vez que salió en televisión Arreola. Hubo también cantantes. Se puede revisar en el historial del canal cuánta gente importante del mundo del espectáculo, o del arte, del canto, de cine, de teatro, literatura, iniciaron en Canal Once su profesión, así que fue también un canal que abrió las puertas a gente muy competente que nada más hablaba en pequeños sitios”, mencionó el fundador de Canal Once, Eugenio Pérez Docurro.

“Cuando yo fui director, por ejemplo, del Politécnico, lo puse al servicio de todos los institutos y universidades. Aquí tienen un canal de difusión, aprovéchenlo. Hagan ustedes programas y los difunde el canal”, indicó Eugenio Méndez Docurro.

Al frente de esta casa de estudios se presentaron cambios sustanciales como:

Se fundó la Escuela Superior de Física y Matemáticas y el Centro Nacional de Cálculo, que a la fecha emprende investigaciones en el campo de las tecnologías de la información.

Eugenio Méndez Docurro fortaleció a la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas e impulsó el área de posgrado en la Escuela Superior de Comercio y Administración.

También, respaldó la creación de uno de los brazos fundamentales del conocimiento y la innovación del país: en 1961, nació el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN, el Cinvestav.

Al término de su gestión frente al Instituto Politécnico Nacional, se incorporó a la Comisión México-Estados Unidos para observaciones del espacio, relativas al proyecto mercurio.

Durante la presidencia de Luis Echeverría Álvarez, de 1970 a 1976 asumió el cargo de secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT).

En 1971, paralelamente, se conviertió en el primer director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, el Conacyt, puesto que dejó en 1972.

El ingeniero Eugenio Méndez Docurro cuenta con diversos reconocimientos. Entre ellos, el Premio Nacional de Ingeniería y Arquitectura, el Premio al Liderazgo Politécnico, la presea Lázaro Cárdenas del Río, y el Doctorado Honoris Causa por el Cinvestav.

México podría convertirse en destino para migrantes centroamericanos: ONU Mujeres

Debido al incremento de la violencia estructural en Centroamérica y al endurecimiento de las políticas migratorias en Estados Unidos, el aumento de la migración de centroamericanos a México será cada vez más constante, y el nuestro pasará de ser un país de tránsito a uno de destino, señaló Mónica Corona, representante de ONU Mujeres, durante la III Semana de la Migración. «Género y migración», realizada en la Universidad Iberoamericana.

En el panel «Género y migración en México», Corona especificó que la frontera sur mexicana, Chiapas en particular, es una región que atrae a los centroamericanos para trabajar; sin embargo, para esta población la posibilidad de mejorar sustancialmente sus condiciones económicas no es tan evidente como en quienes emigran a Estados Unidos.

Pese a que comparada con sus países de origen la situación económica de Chiapas no es mucho mejor –estado donde 97% de sus comunidades son de alta y muy alta marginación–, los centroamericanos migran a la República Mexicana por padecer en sus naciones: crisis económicas, precarización de la situación social y desastres naturales, y tener la percepción de que México es un país más seguro.

En el caso específico de las mujeres centroamericanas, dijo que no obstante ganar en promedio dos salarios mínimos, una de cada dos de ellas sostiene a sus familias, mediante las remesas que envían a Centroamérica.

Trabajadoras migrantes en México

Durante su presentación «Las trabajadoras migrantes en la frontera sur de México: recuento de una realidad invisible», mencionó que el de las mujeres centroamericanas es un mercado segmentado, segregado y racializado. Preponderantemente dedicado a la economía informal y con un porcentaje importante dedicado al sexo servicio en la frontera sur. Y que tiene como principales ofertas laborales en Chiapas: trabajadoras del hogar y trabajadoras agrícolas.

Las principales actividades laborales a las que se dedican son: servicio doméstico, comerciantes, trabajadoras industriales, servicios diversos y trabajadoras agropecuarias; todos esos, empleos con muy bajos salarios y en condiciones de gran informalidad, pues la mayoría de las trabajadoras migrantes son irregulares, es decir, no cuentan con papeles para trabajar.

Entre las características generales de las trabajadoras migrantes centroamericanas están: tener la mayoría edad laboral y reproductiva, su promedio de edad es de 28 años, una de cada tres es analfabeta, más de la mitad están casadas o unidas, y una de sus principales ocupaciones es ser trabajadoras domésticas.

México, como país de recepción, acogida y destino, tiene que realizar políticas públicas de atención a migrantes. Uno de los problemas por atender es la falta de documentación migratoria y permiso para trabajar de los centroamericanos, algo que les afecta y pone en mayor nivel de vulnerabilidad y de violación a sus derechos humanos.

Específicamente, Corona señaló que se abra la posibilidad de simplificar los costos y procesos para la obtención de documentación migratoria que permita a los centroamericanos trabajar en México; pues actualmente el permiso laboral cuesta más de 20 salarios mínimos, cuando las trabajadoras migrantes perciben entre uno y dos salarios mínimos, lo que evidencia que la política migratoria no está facilitando la regularización de la población inmigrante.

Agregó que ONU Mujeres, junto con organizaciones de la sociedad civil, están proponiendo una serie de cambios en la política migratoria mexicana, para que tenga una visión de derechos humanos, más global y más acorde con los nuevos tiempos.

Y junto con el Instituto para las Mujeres en la Migración (Imumi) están trabajando en ver la aportación que tienen las mujeres en los procesos migratorios. “Si consideramos que las mujeres, por estereotipos y papeles de género, se consideran el núcleo de las familias; qué significa que migren. Desde la distancia, cómo educan o no educan, qué significan sus aportes (económicos), cómo cambian los papeles de género en ellas y sus familias, sus hijas e hijos, su pareja”.