Monthly Archives: octubre 2015

Analiza egresada de la UAM la imposición de cánones de belleza a las mujeres

 

Con un ensayo en torno a las sanciones por la transgresión de las mujeres a lo público, la imposición de cánones de belleza y feminidad, las consecuencias políticas de este hecho y los intentos de regresarlas al ámbito de lo doméstico, Karla Dinorah Huerta Ortega, pasante de la licenciatura en Sociología de la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana, ganó el segundo lugar del Primer Concurso de Ensayo Género, Educación Cívica y Democracia, convocado por el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF).

El trabajo titulado Belleza, nueva feminidad y género: consecuencias políticas tiene como una de sus premisas centrales la crítica a los cánones de belleza, en un contexto en el que a las mujeres “se nos imponen ciertas conductas que se justifican por medio de argumentaciones biológicas”, pero que en realidad se sustentan en construcciones sociales, señaló en entrevista.

Las mujeres que hemos decidido ejercer una vida pública y con ello, transgredir los espacios antes reservados a los hombres, “tenemos, ciertamente una sanción”, misma que se manifiesta en exigencias específicas de comportamiento e imagen.

“Por ello hablo de nueva feminidad, pues la anterior se quedaba en el papel de ser buena esposa, buena madre y ama de casa”, mientras que la nueva exige, además, ser buenas profesionistas, exitosas y bellas, es decir, tener un aspecto físico que se guíe por la delgadez, la exacerbación del maquillaje, la manera de vestir, la eterna juventud, entre muchos otros elementos.

En ese sentido “no se trata de una crítica a la belleza en sí, sino a la imposición social” de estos cánones sobre las mujeres”, aclaró.

La egresada de la UAM señaló que el cumplimiento de estas exigencias “nos resta tiempo valioso” y que muchas veces no lo hacemos por estar cómodas, sino porque se nos “invita” a hacerlo así para poder ser aceptadas en estructuras ampliamente dominadas por hombres, pues “mientras más bellas nos mostremos, más aceptadas seremos”.

Para Huerta Ortega, las consecuencias políticas de lo anterior, tienen que ver con el tiempo que “se nos resta para poder ser activas” en otros ámbitos, como el de la política.

Subrayó que el hecho de que a las mujeres se nos exija una “excelente presentación” para ser contratadas en algún empleo, “tiene consecuencias políticas, porque ya no estamos hablando de igualdad”, pues aunque en términos jurídicos exista, en términos simbólicos, no.

Por lo tanto “ese tipo de imposiciones tiene repercusiones sobre nosotras, porque para hacer uso de espacios públicos se nos exige una imagen y conductas específicas”, haciendo que las capacidades y aptitudes se vean cuestionadas por el aspecto físico.

La pasante de Sociología señaló que existe un esfuerzo constante “por regresarnos a nuestro papel” en el ámbito de lo privado con argumentaciones como “la supuesta debilidad física, la menstruación, la maternidad y la emocionalidad”, de manera que aunque haya normas y discursos respecto a la igualdad, éstas aún no logran integrarse al ámbito simbólico, lo que nos haría cuestionar dichas normas y discursos.

En su ensayo Huerta Ortega rescata la idea de que la importancia de la crítica al ideal de belleza o a la supuesta masculinización de la feminidad, comienza cuando entendemos que éstas son exigencias construidas socialmente mediante argumentaciones sustentadas en la naturaleza del ser.

Lo importante de esta temática, subraya, radica en desentramar las relaciones sociales que se gestan alrededor de exigencias simbólicas, pero que tienen consecuencias importantes a la hora de evaluar la calidad de la democracia en el país.

Necesario, modernizar el sistema nacional de alerta temprana ciclónica para prevenir desastres

Una nueva temporada de súper huracanes (categoría 5 en la escala de Saffir-Simpson) inició en el Océano Pacífico desde el 2014 y continuará posiblemente hasta el 2018, advirtió Víctor Manuel Velasco Herrera, investigador del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM.

Hoy, las organizaciones nacionales e internacionales que estudian el cambio climático realizan un diagnóstico equivocado de esos fenómenos. Además, deberían dar los lineamientos de políticas climáticas concretas a cada país en lugar de confundir y poner en pánico a la humanidad. El papel de la ciencia es dar soluciones a los problemas y esperanza, sostuvo.

Los súper huracanes, que registran velocidades mayores a los 250 kilómetros por hora, no se desarrollan de forma aleatoria; tienen zonas geográficas bien definidas, así como temporadas altas y bajas.

En maya, huracán significa “el de una sola pierna”, era dios del rayo, viento, tormenta y fuego. No eran conocidos por los europeos hasta que Cristóbal Colón se encontró con ellos en sus viajes hacia el nuevo mundo. En Australia se les llama “Willy-Willy”; “Tifón”, en el Pacífico, y en Filipinas, “Baguio”.

En México ocurren tanto del lado del Atlántico como del Pacífico; sin embargo, se carece de centros de investigación sobre ellos.

“No estamos ante un problema climático, sino de políticas de desarrollo y de planificación inadecuada; somos vulnerables ante fenómenos climáticos. El asunto es que no se pueden evitar, pero las decisiones de Estado pueden incrementar o reducir los desastres que ocasionan. Por ello, debemos contribuir para que el gobierno federal cuente con la información necesaria e impulse planes de contingencia”, precisó el científico aeroespacial de la UNAM.

Patricia no es un nuevo fenómeno

En la ciudad de Tlapa, Guerrero, se tienen reportes históricos de que en 1537 los vientos huracanados arrancaban los árboles de raíz; este dato da información para saber qué tipo de huracán azotó esa zona, pues los árboles sólo son arrancados por uno de categoría cuatro o cinco. Es decir, Patricia, posiblemente no ha sido el mayor que penetró en la zona del Pacífico mexicano.

No obstante, es indispensable modernizar el actual Sistema de Alerta Temprana (SAT) de huracanes y que sea compatible con la Red NexRAD de Estados Unidos. Un SAT basado en la variabilidad natural de los ciclones tropicales es esencial para diseñar una estrategia efectiva encaminada a la reducción de desastres.

Desde el año 2000 México tiene un sistema de ciclones tropicales que sirve para ofrecer un pronóstico y determinar qué medidas deben tomarse, pero es urgente modernizarlo.

Los SAT son un conjunto de procedimientos e instrumentos a través de los cuales se monitorea un fenómeno natural, se recolectan y procesan datos e información, y se ofrecen pronósticos o predicciones temporales sobre su acción y posibles efectos.

Están formados por los siguientes elementos: estudio y monitoreo del fenómeno, difusión de la alerta, así como concientización y preparación para actuar.

En altos niveles políticos estos sistemas son reconocidos como una herramienta para reducir los desastres. La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha informado que más del 70 por ciento de los países requieren desarrollar y fortalecer capacidades básicas como redes de observación hidrometeorológicas, además de sistemas de pronóstico y de comunicación para asegurar el establecimiento de SAT efectivos. La OMM trabaja de manera sistemática para asistir en esta tarea.

La aplicación y utilización de equipos e instrumentos dependerá de las características y particularidades de los eventos o amenazas, de su ubicación geográfica y de los recursos disponibles. En caso de sistemas automatizados se usan instrumentos como satélites, sensores remotos, redes telemétricas y otros que permiten transmitir información directa desde los equipos de medición hasta los centros de análisis y de toma de decisión.

Entre las amenazas o eventos más comunes a los cuales se aplican SAT para México y América Latina destacan inundaciones, deslizamientos de tierra, huracanes, volcanes, sismos, tsunamis, incendios forestales, fenómeno de El Niño y La Niña, entre otros.

Los huracanes son abastecedores de agua

México tiene que aprovechar las temporadas de huracanes y no olvidar que son grandes abastecedores de agua. “La adaptación al cambio climático natural significa reactivar la economía y revitalizar el campo si se utilizan con planeación y se aprovechan correctamente los fenómenos naturales”, puntualizó.

Para ello, propuso impulsar investigaciones de ingeniería para su captación, así como considerar opciones que usaban los grupos mesoamericanos, como acueductos o la agricultura de chinampas, donde varios cultivos crecen sobre zonas con abundante humedad. “Con una planificación del Estado mexicano, el exceso del recurso, que hoy se va a los drenajes, se puede utilizar para enfrentar las severas sequías del norte del país y la crisis alimentaria mundial”, consideró.

También, planteó tomar medidas de protección civil de acuerdo a un mapa de riesgo hidrometeorológico y geográfico, para la reubicación de asentamientos humanos que se localizan en zonas vulnerables, así como establecer un nuevo modelo de construcción basado en el conocimiento de nuestros antepasados, que en ciertas regiones empleaban pilotes para mantener las casas en alto, mientras las familias residían en un primer piso, pues con ello reducían los riesgos ante la llegada de un huracán.

Crean biorreactor para generar microorganismos

Más microorganismos para generar nuevos y mejores alimentos para la sociedad. Menos residuos nocivos para el medio ambiente procedentes, por ejemplo, de la industria láctea. Un aparato cuyas características innovadoras tienen el potencial para mejorar procesos en las ingenierías de alimentos, biotecnología, química, mecánica o ambiental.

El nuevo biorreactor diseñado en el ITESO por académicos del Departamento de Procesos Tecnológicos e Industriales (DPTI), después de poco más de un año de trabajo, ya ha solicitado su patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), debido a dos importantes adelantos que lo distinguen de los biorreactores comerciales.

«Tiene propelas [aspas mezcladoras] con una configuración geométrica no convencional, pocas veces vista en la industria; fueron diseñadas para que a partir del efecto impulsor generado por su movimiento y a muy bajas revoluciones, exista un perfecto mezclado sin un excesivo consumo de energía», explica Óscar Rojas, coordinador de la carrera de Ingeniería de Alimentos y uno de los tres responsables del proyecto, junto con Cristóbal Camarena y Carlos González, sus homólogos de Ingeniería en Biotecnología e Ingeniería Química del ITESO, respectivamente.

«De esta manera se pueden mantener las mismas velocidades de transferencia de masa y calor en el sistema y obtener mejores resultados en comparación con los sistemas convencionales o comerciales. Lo que hace nuestro estómago son movimientos peristálticos irregulares, y este aparato los simula», complementa Rojas.

El otro aspecto tiene que ver con una metodología de suministro ideada por la universidad, con la cual se pueden controlar, entre otros factores, la temperatura, las dosis, los tiempos de aplicación y las cantidades de cultivos que se le suministrarán al aparato.

Un punto importante de cualquier biorreactor de laboratorio es que sus resultados deben ser escalables, es decir, deben reproducirse en grandes cantidades, tal como sucede con el del ITESO, cuya capacidad es de 100 litros, pero su tecnología podría emplearse por cualquier empresa que desee hacerlo de mil o 10 mil litros.

«Es un sistema de agitación novedoso que reduce el consumo energético y aumenta de manera eficiente, con menos velocidad, la agitación y el mezclado», añade Camarena.

La clave está en la velocidad con que giran las propelas. Las del biorreactor del ITESO se mueven a 40 revoluciones por minuto, mucho menos que las de los aparatos comerciales que suelen inhibir el crecimiento de las células.

«El nuestro tiene el mismo mezclado aunque a menor velocidad, es mucho más gentil y, sobre todo, simula o asemeja lo que sucede en nuestros intestinos», refiere el coordinador de Ingeniería en Biotecnología.

Beneficios ambientales y alimentarios

Desarrollado con recursos de la universidad y fondos aportados por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el biorreactor no sólo jugará un papel importante en la formación de alumnos del ITESO, sino que beneficiará a la industria alimentaria y al medio ambiente.

«Estamos atacando dos problemáticas: la cuestión alimenticia y la cuestión medio ambiental», comenta Camarena. «Este equipo sirve para cultivar células y permitirá hacer pruebas que en un momento dado servirán para incluir estos microbios producidos aquí dentro de alimentos, y al hacerlo podrías crear un mejor alimento».

En cuanto a la industria láctea, cuando ésta elabora sus productos desperdicia mucho suero lácteo repleto de lactosa, el cual, al ser vertido de manera inadecuada a un cuerpo de agua (ríos o lagos) afecta a la flora y la fauna.

«Este biorreactor podría ayudar a generar suero lácteo con alrededor de 80 por ciento menos lactosa, es decir, un 80 por ciento menos de daño al ecosistema», señala Rojas.

«Las empresas podrían obtener un producto de valor agregado, los lactobacilos, los cuales se pueden utilizar para elaborar nuevos productos [alimentos funcionales, por ejemplo] o para revenderlos, además de generar desechos menos nocivos».

El biorreactor del ITESO permitirá hacer pruebas para cultivar microorganismos probióticos que ayudan a prevenir enfermedades y fortalecen el sistema inmune, micro algas; producir proteínas terapéuticas, bacterias que degraden petróleo, hormonas humanas para tratar ciertos tipos de cáncer o enzimas que ayuden a tratar residuos industriales para luego elaborar biocombustibles.

«Las posibilidades de adquisición de microorganismos son muy grandes con este biorreactor», subraya el coordinador de Ingeniería de Alimentos del ITESO.

La experimentación, el futuro de los museos en México

En términos de divulgación científica, los museos juegan un rol fundamental; sin embargo, en la actualidad se enfrentan a una voraz competencia en el momento de atrapar la atención del público objetivo.

“Los museos ahora tenemos una competencia enorme, hace años había muy poca oferta para salir de casa, entre ellas el parque; pero ahorita está el centro comercial, las salas Imax, el cine en todos sus formatos, restaurantes, paseos, teatro y tantas opciones para salir que nos enfrentamos a una competencia feroz”, señaló la presidenta del Centro de Ciencias de Sinaloa (CCS), Rocío Labastida Gómez de la Torre.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Labastida Gómez de la Torre dijo que, en consecuencia, los museos —sobre todo aquellos que ofertan contenido científico y tecnológico— deben convertirse en generadores de experiencias, y hacerlo avanzando de su rol de depositarios de información y colecciones a centros de experimentación para los asistentes.

“El acceso a grandes cantidades de información a través de las nuevas tecnologías (buscadores de Internet) nos obliga a volvernos más atractivos para que la gente decida salir de su casa a visitarnos a nosotros (…) Lo que debemos buscar es crear una experiencia que genere emotividad”, enfatizó.

No obstante, explicó que dichos esfuerzos no deben perder de vista el objetivo fundamental de hacer divulgación científica, reforzar las estrategias de aprendizaje de las escuelas e incluso despertar vocaciones científicas entre los jóvenes mexicanos, quienes serán los investigadores del México del futuro.

“Es muy importante que los centros de ciencias nos veamos como aliados de la educación, por ejemplo, el Centro de Ciencias de Sinaloa fue diseñado para ayudar a la educación porque tenemos laboratorios para experimentación que difícilmente encontrarás en una escuela por lo que cuestan. Entonces se crea el centro para que los niños tengan experiencias de experimentación”.

En la misma línea manifestó que los museos deben evolucionar precisamente hacia centros de ciencias. “Deben transformarse hacia centros de ciencia porque esta parte del enamoramiento hacia el público y de crear vocaciones ya se ha hecho durante varios años, pero sigue esta parte de la experimentación”.

Importancia de evolucionar los contenidos hacia la experimentación

De acuerdo con la directora del CCS, durante la etapa del enamoramiento y de generar vocaciones, ya se entendió que los visitantes asumen una postura de ‘sí quiero, sí me interesa’, pero el problema consiste en que de ese momento al primer contacto real con la experimentación pueden pasar muchos años, perdiendo así el impacto logrado.

“Imaginemos a un niño de primaria o de preescolar que acude a un museo y le gusta el contenido y le atrae el mundo científico, le gusta alguna experimentación, en fin ¿cuánto tiempo tiene que esperar para ir a un laboratorio y realmente experimente lo que él quiere aprender? Realmente estamos hablando de años y a lo mejor ese entusiasmo decae y el chico ya no quiere dedicarse a eso”.

En ello, dijo, radica la importancia de esa evolución que deben experimentar los museos. “Por qué no desde que el niño se entusiasma lo metemos a un laboratorio sencillo, a una feria de ciencias sencillas donde hay experimentos muy básicos. Introducir ese tipo de acciones en los museos permitirá que el niño se interese ya por la ciencia”.

Recomendaciones básicas para los museos modernos

Al referir otros grandes retos que enfrentan los museos hoy en día, mencionó la vertiginosa evolución de la tecnología. “Hoy podemos meter al museo una exposición con contenido tecnológico y en un par de meses puede ser obsoleta”, lo que dijo, es un verdadero problema.

En ese contexto, la directora del CCS emitió una serie de recomendaciones básicas que los museos deben considerar para contrarrestar el impacto negativo de la veloz evolución tecnológica que experimentamos hoy en día. “Lo ideal es tener información que pueda ser actualizada constantemente”.

Añadió que también se deben generar alianzas estratégicas con instituciones que puedan brindar asesoría en torno a las nuevas tendencias que podrían derivar en contenido de actualidad para el museo. “Por último, creo que se debe invertir menos en exposiciones fijas y definitivas y, en contraparte, destinar más recursos al contenido que se pueda estar actualizando”.

Nula promoción de la innovación en aulas de México

 En México existe un rezago en el sistema educativo nacional, sustentado en el hacer sobre el saber, que trae como resultado una nula promoción dentro de las aulas de las ciencias, investigación e innovación, señaló el maestro Jorge Meza Aguilar, titular de la Dirección General de Vinculación Universitaria de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Dentro de un contexto nacional enmarcado por una crisis de inseguridad, violencia e inestabilidad social la investigación aplicada e innovación tecnológica permanecen estancadas al no ser consideradas temas prioritarios a corto plazo, agregó Meza durante su participación en la tercera sesión de Tranzado el rumbo. Proceso de reflexión crítica de la realidad, realizado en la IBERO.

 

Ante académicos y autoridades compartió las reflexiones que él y otros docentes de la Iberoamericana hicieron sobre el tema Innovación y tecnología, y dijo que en México se han desarrollado procesos de intervención en el corto plazo sin continuidad, consistencia y el seguimiento necesario que permita una construcción, consolidación y uso de las capacidades de la ciencia, tecnología y la innovación.

Si bien la experiencia internacional demuestra que invertir en actividades de ciencia, tecnología e innovación promueve el desarrollo a largo plazo, en este rubro nuestro país se ubica por debajo de Brasil, Panamá y Uruguay, pues en la República Mexicana se destina un 0.54 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a la investigación y desarrollo, cuando el promedio de inversión en Latinoamérica es del 0.8% por ciento del PIB.

El desempeño del sistema de ciencia, tecnología e innovación en México contrasta significativamente con el peso relativo que por nuestra geografía, población y economía tenemos en el concierto global, en donde nos ubicamos en el puesto 61 en competitividad y 71 en materia de desarrollo humano (de acuerdo con el Global Competitiveness Index 2014-2015 y el Índice de Desarrollo Humano 2014).

Para destacar el contraste en el desarrollo científico en países del primer mundo y nuestra región hispanoparlante el maestro Meza mencionó que de acuerdo con cifras del Banco Mundial mientras que Corea del sur cuenta con cinco mil 451 investigadores por cada millón de habitantes, en  América Latina sólo hay 560 por cada millón.

En el caso específico de México el financiamiento a proyectos de investigación y desarrollo por parte de agentes externos es extremadamente reducido ya que únicamente existe un gran patrocinador a nivel nacional, y es de carácter público, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Y aunque las empresas son los principales agentes de innovación, ésta actividad se han delimitado a las grandes compañías, la mayoría transnacionales, y en ramas industriales específicas; lo cual se refleja en una limitada adopción de tecnología dentro de las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Innovación y tecnología en la academia

Dentro del ámbito académico, el Director General de Vinculación Universitaria de la IBERO comentó que las instituciones de educación superior prefieren un modelo educativo tradicional por encima de otro que fomente la innovación; y se da prioridad a la producción editorial de los investigadores, por encima de la propiedad intelectual y de la atención a los problemas sociales del entorno en que se encuentran.

Empero, se ha observado una tendencia creciente en la implementación de unidades de vinculación y transferencia del conocimiento en las universidades públicas y privadas. Y el gobierno ha impulsado la creación de parques científicos y tecnológicos como un mecanismo para promover la inversión, generar conocimientos y transferirlos, para elevar la productividad en sectores económicos de alta tecnología.

Consciente de que México requiere caminar hacia una economía del conocimiento la Universidad Iberoamericana Ciudad de México reconoce la relevancia que tiene la vinculación en el contexto actual.

En este sentido, el maestro Meza Aguilar dijo que como parte de un acercamiento entre los sectores académico y productivo la IBERO deberá desarrollar mejores estrategias de colaboración con miembros del sector social y empresarial, e incentivar la innovación en sus actividades de formación e investigación.

Destacó que en la Universidad Iberoamericana se han desarrollado programas innovadores enfocados en investigación y desarrollo; y es deseable continuar incentivando el crecimiento de este tipo de programas, a través de las licenciaturas, maestrías y doctorados que se imparten, con enfoques interdisciplinarios que impulsen la innovación.

Y a sus académicos competentes en las áreas de ciencia, tecnología e innovación es necesario proporcionarles estímulos para que su trabajo se relacione cada vez más con las necesidades sociales y productivas del país.

En la IBERO     necesitamos promover una cultura favorable para la innovación, articularnos en redes de innovación, hacer investigación focalizada a temas prioritarios, y formar profesionales con espíritu emprendedor y compromiso social, concluyó.

Patentan equipo para descontaminación de carne

 

Evitar enfermedades en la población causadas por consumir carne contaminada, fue el objetivo del proyecto de las académicas del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI), Luz Eduviges Garay Martínez y Nanci Edid Martínez Gonzáles, quienes como resultado de su investigación lograron este año la patente de un equipo diseñado para reducir la contaminación microbiana en canales bovinos.

Para su proyecto, iniciado en 2010, las investigadoras realizaron trabajo de campo en varios rastros municipales de la Zona Metropolitana de Guadalajara, donde observaron que las técnicas de lavado de los canales bovinos no cumplían siempre con los mismos estándares, y que no todos los empleados tenían capacitación para llevarlas a cabo.

“Veíamos que el lavado era con una manguera conectada a la red de agua, y no había una forma única de lavar, cada operario podía tener hasta diez maneras de hacerlo. Entonces reflexionamos en que era necesario que hubiera procedimientos estandarizados”, explicó la doctora Nanci Martínez Gonzáles, profesora del Laboratorio de Microbiología e Inocuidad de los Alimentos del CUCEI.

El equipo semiautomatizado desarrollado por las investigadoras funciona por medio de la aspersión de ácido láctico a una temperatura de 55 grados —sustancia que es conocida como una alternativa eficaz para la descontaminación bacteriana— limpiando en trece segundos un canal bovino y eliminando, casi en su totalidad, patógenos como la salmonella.
Sin embargo, las investigadoras hicieron énfasis en que la contaminación no sólo puede ocurrir en los rastros municipales, sino que se presenta en otras partes del proceso de producción hasta llegar a la mesa del consumidor.

“Acudimos a varias carnicerías donde pedíamos un kilo de carne, que lo dividieran en dos, uno cortado en trozos y otro molido, y encontramos que todas las muestras de carne molida eran positivas a salmonella”, afirmó Martínez Gonzáles.

Insistió además que como consumidores debemos tener cuidado en la correcta cocción de la carne y evitar contaminarla con otros alimentos crudos que no han pasado por un proceso de desinfección.

Luego de la obtención de la patente, las profesoras del CUCEI trabajan en su difusión y en la búsqueda de su incorporación al sector productivo. “Hay una empresa que está interesada, pero es algo que se tiene que analizar con detenimiento y plantearlo con las autoridades universitarias, porque los derechos los tiene la Universidad de Guadalajara”, comentó la maestra Luz Eduviges Garay Martínez, actual coordinadora de la Licenciatura en Químico Farmacobiólogo del CUCEI.

Por su parte, el rector del CUCEI, doctor César Octavio Monzón, dijo que actualmente hay tres proyectos más en trámite de registro de patente en dicho campus, uno en el campo de la mecánica eléctrica, otro en física y uno más en ingeniería química.

México ha tenido destacados resultados en el empoderamiento de las mujeres

El avance de las mujeres hacia su empoderamiento en la política ha sido un esfuerzo “más allá” de los partidos políticos; “me consta el esfuerzo” de las militantes de todas las fuerzas políticas “para ponernos de acuerdo en que las políticas públicas tengan perspectiva de género”, afirmó la licenciada Margarita Zavala Gómez del Campo.

En un encuentro con estudiantes participantes en el Tercer Modelo de Naciones Unidas MONUUAM 2015 de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), realizado en la Rectoría General de esta casa de estudios,  Zavala Gómez del Campo consideró que “nos hemos puesto de acuerdo” para buscar acciones afirmativas, presupuestos etiquetados, programas específicos hacia las mujeres, entre otras iniciativas.

Recordó que uno de los objetivos del Milenio (Beijing, China 1995) fue avanzar en el empoderamiento de las mujeres y que en ese rubro México ha tenido destacados resultados, si bien no se alcanzarán las metas en otros indicadores como el que se refiere a la mortalidad materna.

Sostuvo que a partir de la plataforma de los objetivos del milenio se empezaron a generar en México políticas públicas dirigidas específicamente a las mujeres. Por ejemplo se logró desagregar las estadísticas, pues en el país no se sabía cuántas niñas y niños iban a la escuela.

Este tipo de desagregaciones permitieron saber cuántas mujeres atienden un hospital, cuántas van a la universidad, y esto a su vez posibilitó generar políticas más claras, como transferencias económicas directas condicionadas a que las niñas fueran a la escuela, por ejemplo. A esto contribuyeron programas como Oportunidades, hoy Prospera, señaló.

También empezaron a generarse políticas públicas en relación con la toma de decisiones en el ámbito político “y hoy en día hay más mujeres tomando decisiones en el área política”. En el gabinete de gobierno, por ejemplo, hubo la participación no sólo de una, sino de cuatro mujeres en promedio en los últimos dos sexenios y lo que va del actual. “Es un avance, pero no está correspondiendo el porcentaje de mujeres preparadas y el porcentaje de mujeres en tomas de decisión que quisiéramos”.

Aseveró  que “muchas cosas han cambiado en términos de empoderamiento de las mujeres”; sin embargo hay temas pendientes: “una violencia muy fuerte contra las mujeres”, pues “todo lo que tiene que ver con delitos relacionados con crimen organizado, en el caso de las mujeres, es muy violento, mucho más que en el de los hombres”.

En ese sentido “todavía hay una llamada de atención en términos de discriminación y la violencia hacia las mujeres; no sólo la violencia intrafamiliar, sino en general, como el feminicidio”.

Otro tema pendiente es el relativo a las oportunidades económicas, pues sólo el dos por ciento de mujeres participan en los consejos de administración de las empresas, lo que se contrapone a lo que se ha avanzado en términos de preparación profesional (50 por ciento), a pesar de que se ha demostrado que cuando participan en decisiones en materia económica, junto con los hombres, hay una mayor productividad en las compañías.

Advirtió que “si no hay ayuda para entrar al mercado laboral, si hay una mujer que pone una microempresa pero nadie que le dé crédito y nada más pertenecen al grupo de créditos a la palabra, que son microcréditos, sí estamos muy abajo”.

Queda por lo tanto un esfuerzo muy fuerte por hacer en el aspecto económico, pero también en términos de integración al mercado laboral, lo que tiene que ver con el valor que le damos al trabajo de las mujeres dentro y fuera de la casa, puntualizó.

Margarita Zavala se refirió también a la migración como uno de los grandes “temas globales” que también afectan a las mujeres y que, sin embargo, “no están tratados en los objetivos del milenio”.

El Dr. Hans de Wit impartirá el taller: “Evaluación de avances en la internacionalización de IES”

 

La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), en el marco de la Conferencia Internacional de ANUIES 2015, presenta al Dr. Hans de Wit en México, quien estará impartiendo el taller “Evaluación de avances en la internacionalización de IES”.

El Dr. Hans de Wit, quien es Director del Center for International Higher Education (CIHE) de la Escuela de Lynch, Boston College; miembro fundador y ex presidente de la European Association for International Education (EAIE) y líder de proyectos e investigaciones en la materia; dirigirá el taller a personas que estén involucradas con áreas de internacionalización de instituciones de educación superior y que estén interesadas en medir y evaluar su actividad e impacto institucional.

El taller se llevará a cabo los días del 25 al 27 de noviembre del 2015, en las instalaciones de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), ubicada en Calle 4 Sur 104, Centro Historico, 72000 Heróica Puebla de Zaragoza, Pue.

El evento tiene un costo de recuperación con posibilidad de beca, en caso de ser académico o administrativo de alguna de las instituciones incorporadas a la ANUIES; el cupo es limitado.

Para mayor información dirigirse a:

http://conferencia.anuies.buap.mx/

formación.continua@anuies.mx

Tel: +52 (55) 5420 4900 ext. 4993 y 1019

Hipertensión arterial, el factor número uno de muerte en el mundo

La hipertensión arterial es la enfermedad más importante que existe; se trata del factor número uno de muerte en el mundo, advirtió Gerardo Gamba, investigador del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM y director de investigación del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ).

Al participar en el marco del XIX Congreso de Carteles Dr. Lino Díaz de León, explicó que “ni todos los cánceres juntos, más la cirrosis y los accidentes, matan a tanta gente como la hipertensión arterial. Jamás han habido tantas muertes por cáncer de mama como por hipertensión. Pero ésta última no suena.

El científico explicó que se trata de una enfermedad poligénica hereditaria; tiene una predisposición genética y cuando el medio ambiente es el apropiado, aparece, y dicho ambiente consiste en “sal y obesidad”.

La sal se consume en forma importante desde hace muchos años, porque la civilización trajo consigo la necesidad de conservar alimentos. “Hoy utilizamos como siete veces más de la que necesitamos, porque 90 por ciento de la que comemos ya viene con los alimentos que compramos, y sólo 10 por ciento es lo que agregamos a la hora de cocinar”.

Ésta fue una solución tan importante, que durante cientos de años a la gente se le retribuía con sal. “Por eso le llamamos salario a lo que nos pagan ahora”, precisó Gerardo Gamba.

Se trata de un producto importante en la epidemia de hipertensión arterial; 30 por ciento de la población mexicana la padece, pero es aún más si se toma en cuenta que a los niños no les da; es decir, 50 por ciento de los adultos de México la presenta.

Es peligrosa porque acelera los procesos de aterogénesis y “entonces la gente muere de un infarto cerebral o miocárdico, o de insuficiencia renal a los 60 años, 15 o 20 años antes de lo que hubiera ocurrido si no tuviera hipertensión. Por eso, esta enfermedad es claramente reconocida como el factor de riesgo número uno”.

En la curva de función renal, explicó, hay un punto de equilibrio en la presión normal, en el cual vivimos en la proporción perfecta entre la ingesta y la excreción de sal. El que no vive ahí, está deshidratado o hinchado.

Si ese punto se altera para cualquiera de los dos lados, inmediatamente el riñón echa a andar mecanismos para tratar de compensarlo. Si la presión se va para abajo, desarrollamos oliguria o disminución de la producción de orina, problema grave que nos puede matar en las siguientes horas. Si por el contrario, la presión arterial sube, aumenta la excreción urinaria de sal.

El experto explicó que tenemos sistemas hormonales que regulan la presión arterial minuto a minuto. Si aumentamos la ingesta de sal, inmediatamente lo que iba a subir la presión arterial es compensado por mecanismos hormonales, entre ellos, el sistema renina- angiotensina, catecolaminas, óxido nítrico y vasopresina, entre otros. “No vemos el cambio, porque quien compone esto a largo plazo es la excreción urinaria de sal”.

Un paciente hipertenso tiene una combinación genética que provoca que necesite elevar su presión arterial para entrar en balance de sal. Si consume mucha y tiene predisposición para ser hipertenso, aumenta su presión arterial porque de lo contrario se hincha –si son los pies, es sólo molesto, pero si se hinchan los pulmones, es grave–; entonces, “el organismo elige subir la presión arterial porque eso nos va a matar dentro de 15 años, no dentro de 10 minutos”.

Para que un individuo sea hipertenso en forma crónica y sostenida debe tener una alteración entre la comunicación de la presión arterial con los mecanismos excretores de sal en el riñón. Prueba de ello es que en todas las enfermedades genéticas hereditarias monogénicas, que modifican la presión arterial para abajo o para arriba, los genes identificados codifican para proteínas que tienen que ver con la reabsorción de sal o con su regulación.

Gerardo Gamba señaló que en ese órgano se filtra el plasma, que se convierte en ultrafiltrado y, a lo largo de túbulos, se convierte en orina. “Filtramos 180 litros al día y reabsorbemos 179; este es el órgano con mayor gasto de energía de todo el organismo, por mucho”, concluyó.

Expertos del IPN, entre los 5 mejores de la OEA en ciberseguridad tras simular en 21 países una «guerra cibernética»

Cyberex es un ejercicio de “guerra cibernética” convocado por la Organización de Estados Americanos (OEA) que contó con 45 participantes registrados de 21 países y en el cual el equipo del Laboratorio de Ciberseguridad (CiSeg) del Centro de Investigación en Computación del Instituto Politécnico Nacional (CIC-IPN) obtuvo la quinta posición.

Se trata de un ejercicio entre Estados miembros de la OEA, y algunos invitados, diseñado para servir como entrenamiento y probar las capacidades de los participantes en el control de intrusión y la reacción ante ataques cibernéticos similares a los que ocurren en el mundo real.

La ciberseguridad se ha transformado en una necesidad fundamental para resguardar la información de personas, empresas, organizaciones e incluso de los países; por ello la OEA implementa varias iniciativas para desarrollar capital humano y robustecer esas capacidades en la región.

Como parte de su labor y en conjunto con el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) y el Centro Nacional de Protección de Infraestructuras Críticas (CNPIC), ambos de España, organizaron la primera edición de la Cyberex Internacional.

Durante una sesión de ocho horas cada equipo tuvo un espacio para conseguir la mayor cantidad de retos o banderas, una de las reglas era no atacar el escenario de los otros participantes.

El CiSeg del CIC-IPN colabora con la OEA al ofrecer capacitación a diferentes entidades gubernamentales, principalmente de Centro América, a partir de esa relación, la OEA los invitó a participar en el ejercicio. Esta característica resalta más el logro de los politécnicos ya que se trata de una instancia meramente académica que no realiza esta tarea de forma cotidiana.

Cuando se habla de respuesta a incidentes es necesario precisar que un ‘incidente’ refiere a un conjunto de ataques exitosos que llegan a un objetivo en particular, el cual puede ser: sacar a alguien de línea; robar, manipular o falsificar información; denigrar la imagen de alguna instancia de gobierno u organización, por citar algunos ejemplos.

En ese sentido los miembros de CiSeg consideraron que el ejercicio fue muy completo ya que se diseñó para evaluar la capacidad técnica de los participantes en criptografía, comunicaciones, sistemas operativos, aplicaciones, programación entre otros temas. Los equipos debían tener integrantes expertos en cada una de esas especialidades y contar con una buena estrategia y coordinación para enfrentar los retos.

La mayor parte de los miembros del equipo del CiSeg son estudiantes de maestría o doctorado y algunos egresados del CIC-IPN, no tienen como labor cotidiana conocer o utilizar algunas herramientas de ciberseguridad por lo que el arranque fue lento, pero de acuerdo al doctor Eleazar Aguirre, jefe del CiSeg, la ventaja de su equipo es que tiene una estructura de razonamiento hacia la investigación. “Quizá no conocemos totalmente las herramientas y tardamos un poco más en responder, pero proponemos soluciones mucho más complejas que alguien que no está capacitado para presentar una propuesta de diseño, sino más bien las ejecutan’.

El CiSeg participó en el ejercicio con el propósito de evaluar capacidades y dar una muestra de lo que puede hacer el laboratorio ante los tipos de prueba a los que se les sometió, comenta el jefe del CiSeg: “Estamos contentos y los estudiantes que participaron se llevan esta experiencia que difícilmente otro estudiante puede tener, como profesor es satisfactorio ver cómo reaccionan tus alumnos ante este tipo de escenarios, con base en el conocimiento que tú procuras impartir en las clases”.

Es importante aclarar el por qué en un evento de ciberseguridad los equipos deben realizar ‘ataques’, aquí la explicación del doctor Aguirre Anaya: “la seguridad tiene dos caras, está la parte ofensiva y la parte defensiva, para que tu defiendas tienes que saber cómo se ataca, es prácticamente imposible que puedas defenderte ante algo desconocido. A lo mejor defiendes una parte y te están atacando por otra, debes de tener claro cuál es el proceder y las posibilidades tecnológicas que puede tener tu contraparte”.