21 octubre, 2015

Con el tema “Un tercero en discordia: Phubbing”, alumnos de la Escuela de Psicología de CETYS Universidad, Campus Mexicali, organizaron recientemente un foro para entender esta problemática social que consiste en dejar de poner atención a la persona que está en frente, por concentrarse en el celular. El evento  se realizó en el Auditorio Gustavo Vildósola, ante la presencia de integrantes de la comunidad académica del área de Ciencias Sociales y Humanidades.

Como invitada especial se contó con la participación de la Mtra. Griselda Guadalupe Morales Sanders, quien dio la introducción al tema y posteriormente comentó algunas conclusiones. “El ‘Phubbing’ es un término que se volvió más común en 2013 junto a los teléfonos inteligentes y se refiere al uso de los mismos en presencia de otras personas. Puede definirse como el acto de una persona al ignorar su entorno por concentrarse en su tecnología móvil ya sea un teléfono inteligente, tableta, pc portátil, u otro objeto inteligente”, destacó.

También como participantes en el foro, estuvieron Doris Agredo de Machin, estudiante de Psicología; Katya León Morales, estudiante de Derecho; así como Sara Sofía Rivera Santana, estudiante de Diseño Gráfico. “Definitivamente el phubbing es un problema muy grande, del cual muchos jóvenes somos responsables y estamos generando un desentendimiento generacional. Cierto es que los celulares han facilitado la comunicación, sin embargo el mal uso de éstos han puesto en riesgo la interacción y comunicación en tiempo real”, señaló Sarah Sofía Rivera.

Entre algunos de los datos arrojados en la sesión se destacó que los promotores de iniciativas ‘anti-phubbing’ aseguran que casi el 90% de los adolescentes, prefieren el contacto vía texto que cara a cara y que los restaurantes experimentan 36 casos de phubbing  en cada sesión de cena.

Finalmente la alumna Katya León comentó al respecto que participar en el foro psicosocial de este año fue una experiencia muy valiosa. “Principalmente porque al investigar el tema fui haciendo un análisis introspectivo de mis propios hábitos y valorar si el uso del celular estaba generándome un daño o un beneficio”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *