Daily Archives: 12 noviembre, 2015

Un país no es democrático si no incluye a las mujeres: Lucero Saldaña

La senadora de la República, egresada de la Universidad de las Américas Puebla, Lucero Saldaña presentó en la institución el libro “El silencio que habla: democracia, paridad y género” ante catedráticos, estudiantes y comunidad universitaria. El libro, resultado de su investigación de tesis, inicia con una revisión de la literatura de género, de democracia y gobernanza que es aplicada durante su desarrollo al estudio de la participación de las mujeres en el ámbito político mexicano.

El material fue comentado por Aurelio Fernández, director de la Jornada de Oriente; Ana Güezmes, representante en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las mujeres; Lilia María Vélez Iglesias, directora del Departamento de Humanidades de la Ibero Puebla y la Dra. Viviana Ramírez Ramírez, profesora de tiempo completo del Departamento de Relaciones Internacionales de la UDLAP. Durante su intervención, el periodista señaló que la igualdad de género es un asunto en el que todos deben participar. “Estoy convencido de que el tema de la equidad de género es crucial para corregir diferentes problemáticas que existen en el mundo y en todas las sociedades. La forma de hacer el mundo y de vivir en él ha sido impuesta desde el punto de vista masculino. Si mejoramos estas condiciones, podremos establecer mejores relaciones entre los géneros” enfatizó.

El material está enriquecido con la experiencia teórica y práctica de la egresada UDLAP quien se ha desempeñado en la política durante varios años los cuales, señaló durante la presentación, la han hecho cuestionarse acerca de que si los hombres y las mujeres son iguales ante la ley, ésta última no se lleve a la práctica. “Los sueldos son distintos entre hombres y mujeres ya que en promedio las mujeres ganan 25 por ciento menos. Las mujeres no podemos estar excluidas y para ello debemos hacer algo, actualmente estas diferencias pueden medirse y exponerlas, debemos ser sensibles a ellas y entender que las desigualdades afectan igual a los hombres que a las mujeres y por lo tanto, un cambio podría beneficiar a ambos géneros y a toda la sociedad” agregó.

Por su parte, la catedrática de la UDLAP señaló que este libro discute un tema central en la vida de todos los mexicanos por lo cual, se convierte en una valiosa contribución al estudio de la participación de las mujeres en el ámbito político mexicano. “El libro propone una serie de reformas legislativas a políticas públicas para involucrar a las mujeres de forma coherente y contundente en la vida política mexicana” señaló la catedrática de la UDLAP, Viviana Ramírez Ramírez.

“Es importante señalar que el silencio al cual se refiere en el libro, no solo es el silencio o esta obligación de callar que fue impuesta a las mujeres en el ámbito público ni privado, sino a esta imposibilidad de expresar pensamientos, ideas y hasta sentimientos que son un derecho fundamental reconocido en los instrumentos internacionales y en la propia constitución mexicana. Por lo que este material nos da la oportunidad de reflexionar en materia de género y la importancia de regresar a las mujeres la palabra” agregó Lilia María Vélez Iglesias.

Finalmente, Ana Güezmes, representante en México de la ONU, señaló que se es necesario hacer más interconexión entre lo que se realiza en la academia, en el periodismo de investigación y la política. “El libro de la senadora abre muchas preguntas de investigación que no han sido contestadas en este país. Necesitamos hacer un pacto político en mujeres para realizar un acuerdo a favor de la paridad. Ella conecta en su reconocimiento a las generaciones que vendrán y hace una trayectoria y un discurso lúcido haciendo dialogar la teoría política, de gobernanza y democracia con las teorías feministas y con la historia de México”, finalizó la representante.

El origen del Universo, consecuencia de los eones, no del Big Bang

 

El tiempo y espacio no se formaron tras el Big Bang. Un patrón circular que aparece en el fondo del microondas cósmico, sugiere que el origen de nuestro Universo no es más que la consecuencia de un ciclo continuo de rebotes llamados eones, comentó Roger Penrose, uno de los físicos teóricos más reconocidos a nivel mundial, ante estudiantes y docentes del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Los planteamientos que constituyen las leyes físicas referentes al espacio-tiempo fueron analizadas mediante ecuaciones matemáticas que permitieron describir el proceso de creación y evolución del Universo. Desde la teoría del Big Bang hasta los hoyos negros, fue el tema central de la conferencia dictada por el también profesor de la Universidad de Oxford, Reino Unido.

Como parte de las conferencias “Solomon Lefschetz”, organizadas por la Escuela Superior de Física y Matemáticas (ESFM) del IPN, el físico matemático ganador del Premio Wolf en Física por sus contribuciones a la teoría de la relatividad general y al estudio del cosmos, explicó durante su ponencia Conformal Cyclic Cosmology (Cosmología Cíclica Conforme) el modelo cosmológico y sus teorías de la creación del Universo.

Al evento, efectuado en el Centro Cultural “Jaime Torres Bodet”, en la Unidad Zacatenco, asistió el Director General de esta casa de estudios, Enrique Fernández Fassnacht, quien señaló que la presencia de científicos como Penrose contribuye a fomentar la vocación por la ciencia entre los jóvenes.

Por su parte, el Director del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav-IPN), José Mustre de León, resaltó la importancia de presentar a los estudiantes a una eminencia mundial en el campo de la cosmología, “quien ha brindado al mundo relevantes aportaciones en materia de relatividad general y teoría cuántica, además de sus investigaciones en adoquinados no periódicos fundamentales para el estudio de la materia condensada”, dijo.

El científico, considerado como una de las mentes más brillantes de la humanidad actualmente, mencionó que como estudiante de la Universidad de Cambridge tuvo la oportunidad de conocer al profesor Solomon Lefschetz, quien lo introdujo en la topología y la geometría algebraica, lo que desarrolló en él su gusto por la física y las matemáticas.

En el auditorio “Alejo Peralta”, a toda su capacidad, Roger Penrose, quien mantuvo la atención de los asistentes de principio a fin, citó los estudios que en este campo realizaron científicos como Albert Einstein, Edwin Hubble y Stephen Hawking.

Responsabilidad de todos la violencia ejercida por hombres sobre las mujeres

 

Todas las personas son responsables, en diverso grado, de la violencia que los hombres ejercen sobre las mujeres, ya que a través de la familia, la escuela, la iglesia, el trabajo y los medios de comunicación, entre otras instancias, se forma el sujeto masculino que desprecia lo femenino, sostuvo la doctora Iris Rocío Santillán Ramírez.

Durante la Conferencia Implementación de la alerta de violencia de género, la profesora-investigadora del Departamento de Derecho de la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) explicó que “desde niños se les induce a demostrar su masculinidad apropiándose, simbólica y materialmente, de las conciencias y cuerpos de las mujeres que les rodean”.

La persistencia en denunciar las enormes brechas de desigualdad entre ambos sexos no responde a un discurso de victimización, sino que es resultado “de una cultura patriarcal que obliga al sujeto masculino a reafirmar su masculinidad por medio de gritos, insultos, imposiciones y golpes hacia otros y otras”.

Al calificar el feminicidio de homicidio violento contra las mujeres cometido por misoginia, discriminación y odio hacia ellas –incluso por familiares y desconocidos que realizan actos de extrema brutalidad física contra las víctimas– resaltó que ese delito se da en un contexto permisible del Estado, que por acción u omisión no cumple con su responsabilidad de garantizar la vida, la integridad y la seguridad de las mujeres.

“El origen de esta enorme resistencia es la falta de sensibilidad, empatía y compromiso por parte de los servidoras públicos para hacer bien las cosas”, agregó.

La doctora en Criminología y Política Criminal refirió que el estudio Feminicidio en México. Aproximaciones, Tendencias y Cambios 1985-2009, editado en año 2011 con el financiamiento de ONU Mujeres, el Instituto Nacional de las Mujeres y la LXI Legislatura de la Cámara de Diputados, reveló que el homicidio de hombres disminuye, pero no así el de mujeres.

El periodo 1985-2001 registró una caída en el índice de homicidios de hombres de 36 por ciento, mientras que el de mujeres se mantuvo constante entre 1988 y 1993, aumentó entre 1994 y 1998 y descendió después de 2000; pero a partir de 2007 presentó un crecimiento superior a lo observado en los asesinatos de los hombres.

La tasa de homicidios masculinos alcanza sus valores más altos entre la población de 18 y hasta 30 años de edad, desciende de manera notable en los mayores de 40 años, mientras que en el caso de las mujeres presenta varios registros, el más notorio es la muerte violenta.

Los asesinatos de menores de hasta cinco años de edad concentra 10 por ciento; entre los 15 y los 29 años, 18 por ciento; en personas de entre 30 y 40 años los homicidios femeninos alcanzan entre 15 y 18 por ciento, y después de los 60 años se registran más muertes femeninas con presunción de homicidio que masculinas.

Los datos revelan que “durante el trayecto de la vida, las mujeres están en riesgo constante”; de hecho, “la brutalidad es el signo para privarlas de la vida”.

El estudio mostró que dos tercios de los homicidios masculinos se comenten con armas de fuego; en el caso de las mujeres es más frecuente el uso de medios más cruentos: ahorcamiento, estrangulamiento, sofocación, ahogamiento e inmersión, entre otros.

Las estadísticas señalan que “se usan objetos cortantes tres veces más que en los asesinatos de hombres y la proporción en que las mujeres son envenenadas o quemadas con sustancias diversas o con fuego triplica la de los varones; una de cada cinco mujeres asesinadas es directamente a manos de su agresor”.

Al acto de muerte se suman violaciones sexuales, agresiones y mutilaciones, “lo que indica la intención, ya no sólo simbólica, sino física, de agredir y cercenar de diversas maneras el cuerpo de la mujer, antes o después de privarla de la vida”.

La doctora Olivia Tena Guerrero, profesora investigadora de la UNAM, sostuvo que “la violencia de género es sobre el cuerpo y la vida de las mujeres, por acción y por omisión consciente y dirigida, pero también por indiferencia institucional que profundiza el sexismo cultural”.

Los cambios no se presentarán sólo incrementando el número de policías en las calles o militarizando más al país, sino evaluando las causas de la violencias para abordarlas por diversas vías, una de ellas la legal.

“La implementación de alerta ofrece armas a la sociedad para presionar”, en ese ámbito la especialista propone aplicar de manera eficiente el mecanismo de declaratoria de alerta de violencia de género; reconocer que hay una situación de emergencia y procurar la formación integral de los elementos policíacos.

Además se requiere garantizar la seguridad; promover la investigación y el desarrollo de modelos de ciudades seguras; seguir lineamientos generales cuya aplicación debe ser específica al contexto económico, social, cultural, arquitectónico-urbano donde se focaliza el problema.