Daily Archives: 2 marzo, 2016

Déficit de lectura y escritura en estudiantes universitarios

Como parte de la estancia de dos semanas que realizó, Mauricio Pérez Abril, académico de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, Colombia, dictó la conferencia ¿Qué están haciendo las universidades en relación con la alfabetización académica?

El doctor Pérez Abril destacó que los problemas de lectura y escritura de los estudiantes universitarios de nuevo ingreso no son exclusivos de México y Colombia.

“El déficit de lectura y escritura con el que llegan los alumnos a las universidades es prácticamente el mismo en toda América Latina. De nada sirve echarle la culpa al bachillerato, a la secundaria o a las familias; los académicos debemos ser conscientes de esta situación y tratar de solucionarla”.

 El también investigador señaló que no sólo los jóvenes son responsables, detalló que las instituciones académicas y los profesores deben “analizar la manera cómo se construye el conocimiento en la universidad, porque la forma de leer y escribir es el efecto de la manera en que el conocimiento se transmite, construye, aplica y reconstruye en las escuelas de educación superior”.

 

Ver el problema desde la oralidad de los académicos

Comentó que “la otra manera de ver el problema es desde la cultura de los académicos, me refiero a qué es lo que está haciendo la universidad para garantizar la apropiación y construcción del conocimiento. El tema de la lectura y escritura está muy diagnosticado, pero en cuanto a la oralidad académica es muy poca la investigación que existe”.

Explicó que se necesita conocer qué hacen los profesores para que sus alumnos comprendan los textos especializados, y cuál es el nivel de alfabetización docente, porque es fundamental el leer-escribir-hablar de los maestros en todas las disciplinas y materias.

“Cuando uno ingresa a la universidad se adentra a una cultura académica diferente a la que existe en la educación básica y media superior. Los estudiantes aprenden no sólo asuntos académicos, también a convivir de manera distinta, a responder individualmente a los diferentes retos que la institución plantea y, sobre todo, comienzan a leer y escribir de manera muy particular”.

 Respecto a las habilidades con las que un joven debe ingresar a la universidad, el académico colombiano sostuvo que muchas de ellas se desarrollan a lo largo de la carrera.

 

Enseñar las habilidades universitarias

 

“Cuando un alumno ingresa a una universidad se le pide un número determinado de habilidades que no tiene por qué tener dominadas; por ejemplo, un estudiante de medicina tendrá que leer textos en un idioma ajeno al suyo, quizá en inglés, además deberá escribir textos especializados.

“Además, debemos recordar que el ensayo del filósofo no es igual al del sociólogo, ni al del licenciado en Pedagogía, pues a pesar de ser textos facultativos, los rasgos típicos de esos géneros son particulares. Los alumnos ingresan a un nivel de especialización que para ellos es sumamente novedoso. De acuerdo con los diversos estudios, esta clase de especialización no se enseña del todo, o de manera correcta, en niveles inferiores.

“También podríamos sumarle el léxico que se usa en los textos universitarios. Si el alumno no conoce las definiciones de los conceptos que se manejan, creará confusiones conceptuales que le afectarán justo al momento de intentar escribir textos más complejos. Es por eso que la universidad no sólo debería exigir leer textos especializados, sino enseñar a interpretarlos”.

Se aprende muy tarde la complejidad de la profesión elegida

 

Pérez Abril alertó sobre otra de las dificultades de cursar una carrera universitaria. Los jóvenes “en los primeros semestres van entendiendo qué es esto de vivir la universidad, cuál es la complejidad de los géneros que su carrera demanda, e intentan entender los modos de saber y pensar la disciplina; pero los estudiantes comprenden de qué se trata la profesión por allá del sexto o séptimo semestre, sumamente tarde”.

El investigador destacó que lo que más se lee en las universidades son los apuntes de clase y “es por eso que las filas para sacar copias son tan largas, pues los alumnos se enfocan en leer los apuntes de los compañeros a los que les va bien, no en estudiar los textos científicos o especializados.

“Con esta práctica nos damos cuenta de que los universitarios se enfocan en capturar el discurso del profesor para aprenderlo y repetirlo en el examen y aprobarlo, no para aprender o profundizar en un determinado tema; eso nos dice mucho respecto al tipo de relación que tienen con el conocimiento”.

Programa de intervención en la UPN

En la visita de Pérez Abril, se incluyó un conversatorio con el rector de la Universidad Pedagógica Nacional (upn), Tenoch E. Cedillo Ávalos, en el que también participaron Yolanda de la Garza, César Makhlouf, Yolanda Villaseñor y Gilberto Aranda, integrantes del Cuerpo Académico Didáctica de la Lengua, así como Jorge Tirzo, coordinador del Área Académica Diversidad e Interculturalidad.

En esa reunión, Mauricio Pérez Abril y los académicos de la upn expusieron la necesidad de visibilizar el problema de lectura y escritura que aqueja a los universitarios, e invertir en un programa académico que impulse cursos disciplinares y curriculares de lengua, además de formar tutores en lectura y escritura.

La académica Yolanda de la Garza explicó que el problema ya es “un campo emergente de la formación universitaria. ANUIES, en sus indicadores sobre producción de tesis, señala que sólo 25% de los egresados se titula. Eso refleja el tamaño del problema de lectura y escritura, porque los jóvenes ya pasaron por una carrera y no obtienen un título porque no escribieron una tesis.

 “Ahora contamos no sólo con nuestra experiencia, tenemos también las de otros países que tienen años desarrollando sus centros de lectura y escritura. Todo este trabajo ha hecho más visible un problema que hace algunos años parecía ser sólo el fracaso individual, cuando es un problema de proporciones internacionales”, dijo la doctora De la Garza.

Por su parte, el rector de la UPN consideró que la propuesta es de gran importancia, y felicitó a quienes organizaron el seminario, porque desde nuestra casa de estudios existe la experticia para concretar las estrategias en un programa que formalice la propuesta de este grupo de académicos.

Expresó que en su experiencia docente ha comprobado cómo la carencia de habilidades específicas en la lectura y escritura de textos universitarios, propicia que el estudiante vaya arrastrando confusiones a lo largo de su carrera. “Cada disciplina impone una serie de requisitos para leer y escribir, y los profesores tenemos que leer con los estudiantes”.

 Recordó que en sus años de docente, comprobó que sus estudiantes no podían leer los libros de matemáticas y estadística. “En particular no sabían leer las breves líneas de un problema matemático, así que tenía que leer con ellos, y eso es invertir mucho más tiempo en el ejercicio de lectura que en el desarrollo de una clase, pero al final es una buena inversión porque acaban siendo bastante autónomos en sus trabajos de redacción”.

El mejor apoyo institucional

 

 El doctor Cedillo Ávalos subrayó que la propuesta de un proyecto para impulsar la lectura y escritura universitarias en la upn, “es un tema de la mayor importancia”, porque ya es insoslayable que los estudiantes necesitan el apoyo de un programa institucional que atienda este problema.

Se comprometió a que el programa que presenten los académicos: “Tenga el mejor abrigo institucional que incorpore a docentes y estudiantes en la mejor estrategia”, y añadió que sería importante contar con ese programa para el próximo semestre, además de preparar un convenio marco de colaboración con la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, para continuar la relación que se ha establecido con el académico Mauricio Pérez Abril.

Mauricio Pérez Abril es docente e investigador de la Pontificia Universidad Javeriana y director del Grupo de Investigación Pedagogías de la Lectura y la Escritura, clasificado en categoría A1 por Colciencias (equivalente a Conacyt). Doctorado en Educación de la Universidad Pedagógica Nacional de Colombia. Ha asesorado a los ministerios de Educación de Colombia y Perú en la definición de políticas educativas. Fue coordinador de la Red Colombiana para la Transformación Docente en Lenguaje. Coordina el proyecto virtual Renovación de la didáctica en el campo del lenguaje para los primeros grados de escolaridad, ofrecido por el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc) y el Ministerio de Educación Nacional de Colombia.

Vehículos impulsados por energía, nueva opción para el estado de Chiapas

Docentes y estudiantes de UVM Campus Tuxtla desarrollaron dos vehículos que se moverán por medio de energía limpia, el cual tiene como objetivo consolidar la innovación y desarrollo de vehículos eléctricos funcionales, confortables, con una alta efectividad y, económicamente aceptables en el estado de Chiapas.

Proyecto innovador y sustentable

La investigación, liderada por el Dr. Neín Farrera, es auspiciada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), mediante el Programa de Estímulos a la Innovación. El también docente de UVM explica que los objetivos de este proyecto son diseñar y modelar el armazón y dos nuevos prototipos de vehículos eléctricos, mediante un software asistido por computadora. Con el diseño y modelo 3D del armazón se obtuvieron parámetros físicos como densidad, masa y centro de gravedad, entre otros. Dichos proyectos tridimensionales, además de proveer una estimación concreta del producto final, permiten crear un archivo de formato .STL para ser importado en impresoras 3D de cualquier marca, y con ello  fabricar modelos a escala del armazón del vehículo eléctrico.

En palabras del Dr. Neín Farrera, la impresión de este modelo en 3D se considera un gran avance tecnológico, debido a que en el estado de Chiapas no existen evidencias de que se haya realizado un prototipo utilizando esta metodología de diseño.

“Considerando lo anterior, se lograron diseñar dos carrocerías para los vehículos eléctricos de la empresa INVEMEX totalmente funcionales, con los planos en vistas isométricas, laterales, superior,  inferior, posterior y diseños del armazón de PTR calibre 14; además, se entregó un informe con los diseños de los vehículos, con la finalidad de que la empresa haga el uso que considere adecuado para su construcción.”

Tecnológicamente, se logró utilizar un sistema CAM (Manufactura Asistida por Computadora), para llevar al rubro tangible el diseño del armazón, utilizando como material de modelado PLA de 1.75mm, con una impresora 3D; con ello fue posible obtener los moldes necesarios para manufacturar la carrocería, agregó Neín Farrera.

El responsable técnico del diseño de los dos vehículos eléctricos y asesor del proyecto es el Mtro. Osbaldo García Ramos, quien contó con la colaboración de los también profesores Aldo Aguilar Castillejos y Jesús Espinosa, así como de Salvador Ramírez Pulido, estudiante que realizó el modelo virtual, y quien estudia la carrera de Mecatrónica.

Resolver necesidades de transporte, la principal prioridad del proyecto

Neín Farrera comenta que construir este tipo de vehículo ayudará a resolver una necesidad de transporte local en Chiapas, porque está acondicionado para pocas personas, para carga de productos ligeros, un bajo costo de energía así como de mantenimiento.

“El vehículo puede adaptarse para diferentes usos, por lo pronto fue acondicionado para una persona que pueda manipular el acelerador con la mano y el freno de pedal; en un principio, el auto es para la región en Chiapas, aunque ya se propuso al gobierno de la Ciudad de México y, en el mediano plazo podría exportarse a Guatemala y otros países de Centroamérica”, concluye el Dr. Farrera.