2 marzo, 2016

Docentes y estudiantes de UVM Campus Tuxtla desarrollaron dos vehículos que se moverán por medio de energía limpia, el cual tiene como objetivo consolidar la innovación y desarrollo de vehículos eléctricos funcionales, confortables, con una alta efectividad y, económicamente aceptables en el estado de Chiapas.

Proyecto innovador y sustentable

La investigación, liderada por el Dr. Neín Farrera, es auspiciada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), mediante el Programa de Estímulos a la Innovación. El también docente de UVM explica que los objetivos de este proyecto son diseñar y modelar el armazón y dos nuevos prototipos de vehículos eléctricos, mediante un software asistido por computadora. Con el diseño y modelo 3D del armazón se obtuvieron parámetros físicos como densidad, masa y centro de gravedad, entre otros. Dichos proyectos tridimensionales, además de proveer una estimación concreta del producto final, permiten crear un archivo de formato .STL para ser importado en impresoras 3D de cualquier marca, y con ello  fabricar modelos a escala del armazón del vehículo eléctrico.

En palabras del Dr. Neín Farrera, la impresión de este modelo en 3D se considera un gran avance tecnológico, debido a que en el estado de Chiapas no existen evidencias de que se haya realizado un prototipo utilizando esta metodología de diseño.

“Considerando lo anterior, se lograron diseñar dos carrocerías para los vehículos eléctricos de la empresa INVEMEX totalmente funcionales, con los planos en vistas isométricas, laterales, superior,  inferior, posterior y diseños del armazón de PTR calibre 14; además, se entregó un informe con los diseños de los vehículos, con la finalidad de que la empresa haga el uso que considere adecuado para su construcción.”

Tecnológicamente, se logró utilizar un sistema CAM (Manufactura Asistida por Computadora), para llevar al rubro tangible el diseño del armazón, utilizando como material de modelado PLA de 1.75mm, con una impresora 3D; con ello fue posible obtener los moldes necesarios para manufacturar la carrocería, agregó Neín Farrera.

El responsable técnico del diseño de los dos vehículos eléctricos y asesor del proyecto es el Mtro. Osbaldo García Ramos, quien contó con la colaboración de los también profesores Aldo Aguilar Castillejos y Jesús Espinosa, así como de Salvador Ramírez Pulido, estudiante que realizó el modelo virtual, y quien estudia la carrera de Mecatrónica.

Resolver necesidades de transporte, la principal prioridad del proyecto

Neín Farrera comenta que construir este tipo de vehículo ayudará a resolver una necesidad de transporte local en Chiapas, porque está acondicionado para pocas personas, para carga de productos ligeros, un bajo costo de energía así como de mantenimiento.

“El vehículo puede adaptarse para diferentes usos, por lo pronto fue acondicionado para una persona que pueda manipular el acelerador con la mano y el freno de pedal; en un principio, el auto es para la región en Chiapas, aunque ya se propuso al gobierno de la Ciudad de México y, en el mediano plazo podría exportarse a Guatemala y otros países de Centroamérica”, concluye el Dr. Farrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *