14 marzo, 2016

En los últimos días en la Zona metropolitana del Valle de México se han sentido vientos con una intensidad mayor a la habitual. Para explicar por qué se manifiestan así los vientos de marzo el doctor Alfredo Sandoval Villalbazo, director del Departamento de Física y Matemáticas Universidad Iberoamericana Ciudad de México, comparte el presente artículo de su autoría.

Febrero loco y marzo otro poco es una frase muy mexicana que caracteriza el comportamiento del clima en nuestro país al finalizar el invierno y comenzar la primavera.

Los vientos propios de esta época del año se generan a partir de masas de aire frío procedentes de las regiones boreales y a diferencias de temperatura y presión asociadas con el cambio de estación.

Este fenómeno físico comienza a mostrar rasgos extremos debido a la acción del hombre, específicamente por la emisión de gases de efecto invernadero, directamente causantes del calentamiento global.

Las corrientes de aire frío que se desplazan de norte a sur, producto del deshielo de los polos, son cada vez más frecuentes e intensas en épocas más tardías del año en nuestro hemisferio (marzo-abril).

La existencia de gradientes de temperatura y presión en regiones habitualmente estables son causantes de flujos y ráfagas de viento capaces de producir efectos indeseados en poblaciones que no se encuentren preparadas para este tipo de eventualidades.

Dado que el panorama a corto plazo no variará en el sentido climático, es imperativo que la población nacional adopte una nueva cultura de prevención en los cambios de estación, dado que éstos tenderán a ser más agudos.

En la cultura náhuatl, Ehecatl representa al dios del viento y preparaba el camino para la llegada de la lluvia. Las construcciones aztecas vinculadas a esta deidad poseen una geometría circular que representa conocimiento del fenómeno para aprovechar las características del mismo.

Estamos en  tiempos en los cuales nuestras sociedades deberán profundizar sobre la ciencia de los fenómenos climatológicos para lograr una necesaria adaptación a los eventos que están por venir en las siguientes décadas.

A su vez, el maestro Mario Garza, experto de la Ibero en temas de prevención de desastres y protección civil, compartió por medio de esta cápsula auditiva una serie de consejos básicos para hacer frente a esta situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *