13 abril, 2016

Los resultados de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2015 deben servir para emplear mejor las TIC en materia educativa y de capacitación, afirmó Marcela Peñaloza Báez, directora de Colaboración y Vinculación de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación (DGTIC) de la UNAM.

Este cuestionario es muy útil para conocer, a nivel nacional, la disponibilidad y uso de estas herramientas. Al analizar los datos recopilados se observa que se debe trabajar más en el diseño, planeación y evaluación de políticas públicas respecto a su uso, “así haremos de estos avances mejores aliados”, dijo.

Los datos

Para Peñaloza Báez, la encuesta marca una tendencia creciente en el número de usuarios de computadora en México; sin embargo, es notoria la brecha persistente entre su empleo en metrópolis y en localidades no urbanas.

De los 90 mil hogares consultados, casi 45 por ciento cuenta con computadora. En las ciudades esta cifra se eleva a casi tres quintas partes de la población. En cuanto a acceso a Internet, se registra un 39 por ciento global, pero en las urbes el índice es de 56.2. “Es preciso atender este aspecto para no profundizar las diferencias entre los ámbitos urbanos y rurales”, subrayó.

En cuanto a los usos del Internet hay datos preocupantes: el empleo de las TIC en educación y capacitación aparece en sexto lugar, pues se emplean más en entretenimiento, redes sociales, búsqueda de información, contenidos audiovisuales y como medio de comunicación.

“Esto hace evidente la necesidad de abrir el acceso a insumos pedagógicos para ponerlos al alcance de todos, incluso de quienes no están en un medio de instrucción formal”, refirió.

Otro aspecto interesante es el desplazamiento de las preferencias de las computadoras por los dispositivos móviles. En este sentido, sería interesante evaluar, por ejemplo, el impacto de un teléfono celular o una tableta en una comunidad rural, mencionó.

Desde hace varios años, la UNAM ha utilizado estos datos para contrastarlos con los de la comunidad universitaria en el diseño de planes de incremento de conectividad, de oferta de contenidos educativos, de investigación y difusión de la cultura.

Encuestas como la ésta enriquecen lo realizado en la Universidad; sin embargo, nosotros no sólo nos quedamos con la información de acceso a las TIC, sino que indagamos cuál es el nivel de habilidades digitales de quienes ingresan a nuestro bachillerato y les ofrecemos la posibilidad de tomar un curso en línea para mejorar sus destrezas, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *