Daily Archives: 26 abril, 2016

Alumnos UDLAP primeros latinoamericanos en ganar el premio de Adobe Creative Jam

Los estudiantes de Diseño de Información Visual de la Universidad de las Américas Puebla, José Francisco Covarrubias Álvarez y Luis Sebastian Belmont Pérez obtuvieron el primer lugar en el concurso Adobe Creative Jam, evento realizado por primera vez en Latinoamérica, mismo que tuvo lugar el pasado 21 de abril en la Ciudad de México.

A finales de 2013 se realizó el primer Adobe Creative Jam, en las oficinas de Adobe en Paris, desde aquella primera reunión, el concurso se ha realizado en Atlanta, Chicago y San Diego por mencionar algunas ciudades. Adobe Creative Jam es un espacio donde diseñadores se reúnen y trabajan juntos, es un escenario abierto con la finalidad de que el talento local comparta su proceso creativo.  Para la versión de la Ciudad de México, diez equipos de parejas compitieron entre sí para ejecutar un concepto de diseño ya sea visual o de movilidad, basado en un tema a revelarse justo en el marco del evento. Después de tres horas y sin regla alguna, los equipos presentaron su trabajo ante una audiencia y un jurado que seleccionó al equipo ganador.  El tema de este año para Ciudad de México fue “La tierra tiene música para aquellos que escuchan” en alusión al Día de la Tierra a conmemorarse el pasado 22 de abril. La propuesta que desarrollaron los estudiantes UDLAP es una ilustración “que consiste en representar el poder de la naturaleza por crear un sonido propio, al tiempo de aludir al ser humano como único ser vivo que puede decidir si escucha o no” expresó Luis Sebastian Belmont.

Los estudiantes UDLAP fueron elegidos tras un proceso de selección por convocatoria de Adobe, donde sólo ellos y un equipo más estuvo formado por estudiantes, el resto son personas ya inmersas en la vida laboral. En la final José Francisco Covarrubias Álvarez y Luis Sebastian Belmont Pérez ganaron ambas categorías, la de jurado y audiencia, separándose por más del doble de votos del equipo que obtuvo el segundo lugar.  En este sentido, Luis Sebastian Belmont expresó “más allá de lo estresante del momento, porque no conoces el tema y por tanto no puedes preparar nada; fue un momento único, pues conoces y conectas ideas no sólo con estudiantes, sino con personas que ya tienen una trayectoria, es un orgullo enorme ser los ganadores de esta edición, una experiencia irrepetible”.

Los orgullosos ganadores días después, el 23 de abril, en conjunto con las también estudiantes de Diseño de Información Visual de la Universidad de las Américas Puebla, Elsy Reyes y Montserrat Garza obtendrían la mención plata en los premios A! Diseño, en la categoría Motion Graphics; concurso creado en 1994 para reconocer a lo mejor del diseño en la

Constitución Cdmx podría ser más avanzada que Carta Magna

La Constitución de la Ciudad de México (texto fundacional que debe tener aprobado la Asamblea Constituyente en enero de 2017) podría ser mucho más avanzada que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, particularmente en el reconocimiento de derechos, consideró la doctora Marisol López Menéndez, académica del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas (DCSP) de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Uno de los planteamientos más interesantes en la creación de la Constitución para la Cdmx es el reconocimiento del derecho a la ciudad, que prevé el derecho a la seguridad, a vivienda digna, a mayor cercanía entre los centros de trabajo y el lugar de residencia, a mayores medios de transporte, a mejores condiciones de vida y calidad de vida en general.

Ya que la creación de esta nueva constitución brinda a los ciudadanos de la Cdmx la posibilidad de construir un instrumento jurídico que dé mayor alcance en derechos, la doctora mencionó que se requiere de la participación de la mayor cantidad posible de sectores a nivel no sólo institucional y de partidos, sino de organizaciones ciudadanas de todo tipo.

“Mientras más participación haya de la sociedad civil mayor legitimidad tendrá el documento que nos rija, y más posibilidad habrá de que éste sea un movimiento justo, apegado a los derechos humanos internacionalmente reconocidos, y adecuado a las realidades complejas que vive la hoy Ciudad de México”.

La doctora López Menéndez se expresó de esta manera durante los «Diálogos de la Constitución Cdmx. ¿Por qué es importante involucrarse en el proyecto de la Nueva Constitución de la Cdmx?», actividad que fue convocada entre otras instituciones por el DCSP de la Ibero y por Jóvenes Constituyentes Cdmx.

Diálogos de la Constitución Cdmx

Jesús Reyes Ruiz, alumno de la Licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública en la Ibero, y miembro de la organización Jóvenes Constituyentes Cdmx, explicó que éste es un proyecto social que busca la participación e inclusión ciudadana de los jóvenes en el proyecto de la elaboración de la constitución para la Ciudad de México, por medio de distintos ejercicios de participación con enfoques políticos y sociales en universidades de la ciudad, con el propósito de concientizar a los estudiantes y ciudadanos en general sobre el proceso constituyente.

“Es importante involucrarse en el proceso del proyecto de la nueva constitución, por distintas razones. En primera, es responsabilidad ciudadana involucrarnos en el ejercicio político de nuestro país, porque a final de cuentas somos quienes vivimos y padecemos la política. La otra, es por responsabilidad ciudadana. Y la siguiente, es que esta es una oportunidad única y jamás antes vista; no existe precedente de que en la historia se haya hecho un ejercicio de participación ciudadana como este”.

En el diálogo efectuado en la Universidad Iberoamericana se trataron dos temas fundamentales para el proyecto de la nueva constitución: movilidad y hábitat, y seguridad humana.

Laura Ballesteros Mancilla, subsecretaria de Planeación de la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México (Semovi), expuso que cuando se habla del derecho a la movilidad éste se reconoce como un derecho social y colectivo que genera una lógica comunitaria.

Es un derecho llave porque permite acceder a casi todos los derechos que se tienen en las ciudades: a la salud, a la educación, al trabajo, a un medio ambiente sano, a la seguridad.

José Arévalo, consultor del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo, dijo que el derecho a la movilidad en la Constitución Cdmx debe atender los siguientes puntos: alinear estándares mínimos nacionales de seguridad vial y movilidad sustentable con una misma visión; evitar que los usuarios más vulnerables sean víctimas de una falta de regulación y planeación.

Adoptar mejores prácticas de gobernanza metropolitana; destinar presupuesto exclusivo para promover medios de movilidad sustentable, como el transporte público, infraestructura de peatones y ciclista; establecer que el estacionamiento no es un derecho humano y debe ser regulado, y empezar a educar en la cultura de la movilidad desde la primera infancia.

El fundador de Causa Ciudadana y miembro del grupo de trabajo del proyecto de la Constitución Cdmx, Carlos Cruz Santiago, opinó que la riqueza de la Constitución estará en tres conceptos: todo ciudadano es un actor social; en cómo conceptualizamos la verdad, la memoria y la justicia, y en que la construcción de la Constitución incidirá más en la política que en las políticas públicas.

En los «Diálogos de la Constitución Cdmx. ¿Por qué es importante involucrarse en el proyecto de la Nueva Constitución de la Cdmx?» también estuvieron en la mesa del presídium Aurelien Guilabert, socio fundador de Espacio Progresista, y Luis Godoy Rueda, integrante del colectivo Democracia Deliberada.

El fomento a la lectura, una tarea del sistema educativo y del ámbito familiar

 

En la época actual, en la que la irrupción de las tecnologías tiene eco, sobre todo en las nuevas generaciones, se debe fortalecer y fomentar la lectura y el amor por los libros. Empero, esa tarea no es exclusiva del sistema educativo, sino del ámbito familiar, afirmó Georgina Araceli Torres Vargas, del Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la Información (IIBI) de la UNAM.

Si no se enseña a reflexionar sobre lo que se lee, entonces esa acción no es interesante, dijo. No obstante, “sí se puede decir que se tiene el hábito de la lectura cuando ésta se reconvierte y se hace propia”.

Según la Encuesta Nacional de Lectura (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, 2015), alrededor del 48 por ciento de los hogares mexicanos que cuentan con libros impresos poseen entre nueve y 74, excluidos los textos escolares, y casi una tercera parte (31 por ciento) tiene cinco o menos.

Además, de acuerdo con las respuestas de los encuestados, alrededor deL 13 por ciento considera que leer es difícil. Los materiales que prefieren los mexicanos son los libros (57 por ciento) y los periódicos (55 por ciento). Las redes sociales se han posicionado en el tercer lugar en preferencias de lectura.

Una tercera parte de la población reporta que le gusta leer en gran medida, y cerca del 11 por ciento dice que no le gusta hacerlo en lo absoluto.

Para la experta, el acercamiento a los libros debe darse desde que somos pequeños, incluso bebés, pues a partir de entonces es posible descubrir imágenes, colores y texturas, para luego continuar con lecturas más avanzadas; sin embargo, eso no ocurre en la mayoría de las familias mexicanas.

Los padres muchas veces carecen del hábito de la lectura y no pueden inculcar el amor a los libros en sus hijos; ése es un círculo difícil de romper, abundó la investigadora universitaria.

Según el mismo estudio, ver televisión es la principal actividad recreativa de la población; más de la mitad de los entrevistados la reportó como su principal forma de entretenimiento. Leer fue mencionada por el 21 por ciento, siendo la quinta actividad más citada, por debajo de reuniones con amigos o familiares y de la práctica de algún deporte.

En el marco del Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, que se festeja hoy, 23 de abril –fecha en que se conmemora la muerte de William Shakespeare, sólo un día después de la de Miguel de Cervantes Saavedra, hace 400 años–, Torres Vargas comentó que ante esa situación un paliativo puede ser que los docentes, mediante formas pedagógicas atractivas como lecturas libres en torno a un tema, acerquen a los alumnos a las obras.

Al respecto, la propia Encuesta Nacional de Lectura señala que en la educación básica es evidente el papel del magisterio para el desarrollo de las prácticas culturales. Más de 60 por ciento de la población declaró que sus maestros los animaban a leer publicaciones distintas a las escolares, como cuentos o poesías.

“Los estudiantes deben estar conscientes de que no sólo lo electrónico es valioso y quitar de sus mentes la pereza de ir al encuentro de los libros impresos, y no esperar que éstos les lleguen siempre a través de la red”, subrayó la académica.

Mediante la lectura podemos transitar, por ejemplo, a épocas que no conocimos, pero también nos hace reflexionar acerca del presente. No sólo nos permite recrear la mente e interpretar nuestro contexto, sino alimentar el espíritu. El libro, calificó, es un importante vehículo de cultura, de sentires, de historia y de conocimiento.

En la actualidad, sin embargo, enfrenta problemas. Uno de ellos, creciente y alarmante, es la piratería; otros son el uso de contenidos sin licencia y el plagio, aunque son fenómenos difíciles de medir. En este caso, indicó, el problema no es el uso de las ideas de otros; “lo poco ético es no saber atribuir la autoría a quien corresponde”.

En cuanto al derecho de autor, Torres Vargas indicó que quienes hacen uso de él, en su vertiente patrimonial, son los intermediarios: librerías, distribuidores o grandes empresas que acaparan los contenidos digitales, y no los autores. “Hay que seguir manifestando de quién es el contenido, y que el autor tenga en sus manos el recurso económico que le corresponde”.

Aunque el crecimiento actual del libro electrónico es de sólo nueve por ciento frente al impreso, si en algún momento llegara a superar la producción digital a la de papel, no habría problema alguno. Siempre coexistirán ambas esferas del conocimiento, porque se complementan y cada una tiene su nicho, opinó.

Los libros, finalizó Georgina Torres, están siempre ahí, los tenemos a la vista y nos esperan para retomarlos, disfrutarlos e incluso, sufrirlos. A ellos les espera una larga vida.

http://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2016_264.html