Daily Archives: 10 mayo, 2016

Usa el cine como el medio para objeto de la memoria histórica de México

Para Andrés Barradas Gurruchaga, doctor en comunicación audiovisual y publicidad, y profesor investigador del Tecnológico de Monterrey en Santa Fe, es posible utilizar otras aproximaciones, como el cine.

Aprovechando su pasión por el séptimo arte, decidió usar al cine como su objeto de estudio para analizar las implicaciones en el entorno sociopolítico. “El cine es un fenómeno social muy complejo en el que se interrelacionan la cultura, la economía y la política; además de interactuar muy de cerca con el arte, lo que lo hace mucho más enriquecedor”, afirma el Dr. Barradas.

Y así decidió escribir el libro “Cuatro sexenios y un cine dorado” donde analiza la historia de la industria cinematográfica retratada desde la visión particular de cada presidente electo en el periodo comprendido entre el sexenio del presidente Lázaro Cárdenas del Río y Adolfo Ruiz Cortines (1934- 1958).

De acuerdo al investigador que forma parte de la Escuela de Educación, Humanidades y Ciencias Sociales, se trata de estudiar la relación entre la política, la vida de un país y la industria cinematográfica, ya que el cine funciona como una especie de memoria histórica, donde los relatos van de la mano o están supeditados a la visión particular de la persona que cuenta la historia.

El libro, publicado en 2015, lleva al lector a replantearse la forma de analizar al cine mexicano, al tomar como referentes las causas y no los efectos de las producciones cinematográficas.

“Lo que busca es interconectar y recuperar la memoria histórica del país, cómo ésta afecta al cine, e incluso evaluar si puede representar una influencia en lo que está por venir en la sociedad”, afirma Barradas.

Entre sus planes –señala- está el darle seguimiento a la línea de investigación sobre el cine y su entorno sociopolítico y cómo se comporta como referencia o como influencia. “Y de ahí el universo es muy grande… esa es la riqueza de la investigación”, reflexiona.

Hasta 20,5% del PIB representa el trabajo doméstico realizado por mujeres: académica de la UNAM

El trabajo doméstico que las personas mayores de 12 años o más, principalmente mujeres, realizan en sus hogares, y los cuidados que brindan a sus familias, tienen un valor equivalente al 20.5 por ciento del producto interno bruto (PIB), afirmó la coordinadora de la Unidad de Investigación en Desarrollo y Políticas Públicas, del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM, Isalia Nava Bolaños.

En promedio, ellas dedican 36.6 horas a la semana a estas labores, que representan unos 42 mil 500 pesos anuales, mientras que los hombres sólo destinan 11.5 horas, equivalentes a 13 mil 900 pesos, de acuerdo con la Cuenta Satélite del Trabajo no Remunerado en los Hogares de México, del INEGI.

Con motivo del Día de las Madres, que se conmemora mañana, la universitaria consideró que tiene que haber un reconocimiento no sólo de la familia, sino de la sociedad, a este importante aporte para la reproducción de la fuerza de trabajo y la sostenibilidad de la vida humana, que en términos económicos tampoco es contemplado.

“Muchas mujeres son madres, y además de realizar las actividades que eso conlleva, participan en el mercado laboral: tienen dobles jornadas. Otras no pueden hacerlo, porque estas tareas limitan su participación en la esfera pública”, añadió.

La especialista en demografía y economía llamó a que se les reconozca todos los días y haya más políticas que impulsen la corresponsabilidad de ambos géneros en las tareas del hogar y cuidados familiares, así como mayores apoyos institucionales para que las mujeres puedan participar en las actividades económicas remuneradas.

Algunas optan por trabajar en actividades que no son de tiempo completo, a fin de tener más flexibilidad en los horarios y poder atender a su familia, pero eso tiene un impacto negativo en su desarrollo laboral.

Nava Bolaños indicó que esta celebración es una de las más importantes para la sociedad mexicana. El Censo de Población y Vivienda 2010 señala que hay cerca de 44 millones de mujeres de 12 años o más, y de ellas 29.8 millones –67.8 por ciento- ha tenido algún hijo en su vida.

Pero las mamás, agregó la académica, no sólo son festejadas por los hijos, sino por los cónyuges, otros familiares y por las instituciones.

La Agencia Global de Investigación de Mercados TNS, refirió la especialista, reporta que nueve de cada 10 personas conmemora este día con regalos, convivencias –desayunos o comidas dentro o fuera de casa- mensajes o tarjetas virtuales.

“Más del 70 por ciento de la población regala bienes de uso personal –ropa, flores, perfumes o chocolates– y más de un 20 por ciento prefiere dar bienes de uso común, como electrodomésticos, que representan una derrama económica mayor”, subrayó.

Cerca de un 74 por ciento de estos regalos se adquieren en tiendas departamentales.

De acuerdo con la Cámara de Comercio de la Ciudad de México, el año pasado las personas que celebraron el Día de las Madres gastaron entre 800 y mil 500 pesos, y se estima que ete año el gasto será similar.

“Comparado con otras celebraciones, ésta es más importante en cuanto a derrama económica que el Día de San Valentín o que el Día del Padre”, concluyó la investigadora.

A 41% de los capitalinos les toma entre 1 y 3 horas trasladarse diariamente

A 41% de los capitalinos les toma entre 1 y 3 horas trasladarse diariamente a sus destinos, de acuerdo con la más reciente encuesta del Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México.

El tiempo que le toma a un capitalino promedio el traslado de su hogar a su destino (escuela o trabajo preponderantemente) varía desde los 30 a 60 minutos en el 36% de los casos, hasta entre 2 y 3 horas en el 13% de los casos. Para otra tercera parte (28%) el tiempo invertido exclusivamente en trasladarse es de 1 a 2 horas diarias.

El estudio, realizado a 466 habitantes de la ciudad de México, señala que 57% de los capitalinos usan los peseros (combis o camiones), 52% el metro y 46% automóvil propio como medio principal de transporte, aunque la gran mayoría (57%) utiliza al menos dos tipos de transporte diferentes a lo largo del día.

33% de los capitalinos gastan entre $ 21 y $ 50 pesos diarios en sus traslados, 20% gastan entre $ 51 y $100 pesos y 18% gastan más de $ 100 pesos al día (porcentaje que se concentra de manera importante entre los automovilistas).

Resulta de particular relevancia el hecho de que 6 de cada 10 capitalinos suelen trasladarse sin acompañantes (ya sea en transporte público o privado). Quienes viajan con acompañantes lo hacen con sus compañeros de trabajo o escuela principalmente (28%), con su pareja (22%) o padres (22%).

Las dificultades en la movilidad representan riesgos serios para la salud emocional de los capitalinos. 46% de los encuestados reconoce abiertamente que el tiempo de traslado ha influido negativamente en su desempeño académico y/o laboral y prácticamente la mitad de los entrevistados reconoce llegar tarde frecuentemente a su destino (escuela o trabajo) por problemas con el tráfico o transporte (57% llegó tarde en una o más ocasiones en la semana anterior a participar en la encuesta, como consecuencia de una manifestación en la ciudad.)

Estas dificultades trascienden hacia el ámbito personal. Incluso en lo que se refiere a la asistencia a fiestas o eventos sociales y actividades recreativas, los capitalinos manifiestan haber modificado sus hábitos o decisiones. 53% ha dejado de ir a algún evento social por considerar excesivo el tiempo de recorrido o el gasto en pasajes y 47% ha dejado de realizar actividades recreativas por la misma razón.

54% de los capitalinos se informa sobre posibles conflictos viales antes de salir de casa. No cabe duda que moverse en la ciudad preocupa a quienes vivimos en ella.

El exceso de usuarios (24%), la mala calidad del servicio (19%) y la inseguridad (16%) son los principales problemas percibidos en el medio de transporte que más se utiliza. Sin embargo, éste se elige considerando que es el más eficiente en tiempo (21%)  y costo  (19%).

Los capitalinos se sienten preocupados por sufrir un asalto o robo de manera recurrente (70%), independientemente si usan transporte público o privado.  30% reconoce sentirse estresado al moverse en la ciudad, particularmente los usuarios del transporte particular.

61% de los usuarios de transporte público considera que el conductor no manejará con cuidado para evitar accidentes.

En términos generales hay una muy pobre evaluación del transporte en nuestra ciudad. La seguridad, mantenimiento y servicio del transporte público es considerado malo y muy malo por 70%, 73% y 49% de la población respectivamente.

Elementos de las vialidades como condiciones de las calles, coordinación de los semáforos, estacionamiento, seguridad, tiempos y costos, son considerados inadecuadas por prácticamente el 70% de los usuarios del transporte particular.

Mejorar la calidad del servicio, considerando cantidad de opciones, tiempo y costo resultará de fundamental importancia para favorecer la movilidad en la ciudad.