10 mayo, 2016

A 41% de los capitalinos les toma entre 1 y 3 horas trasladarse diariamente a sus destinos, de acuerdo con la más reciente encuesta del Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México.

El tiempo que le toma a un capitalino promedio el traslado de su hogar a su destino (escuela o trabajo preponderantemente) varía desde los 30 a 60 minutos en el 36% de los casos, hasta entre 2 y 3 horas en el 13% de los casos. Para otra tercera parte (28%) el tiempo invertido exclusivamente en trasladarse es de 1 a 2 horas diarias.

El estudio, realizado a 466 habitantes de la ciudad de México, señala que 57% de los capitalinos usan los peseros (combis o camiones), 52% el metro y 46% automóvil propio como medio principal de transporte, aunque la gran mayoría (57%) utiliza al menos dos tipos de transporte diferentes a lo largo del día.

33% de los capitalinos gastan entre $ 21 y $ 50 pesos diarios en sus traslados, 20% gastan entre $ 51 y $100 pesos y 18% gastan más de $ 100 pesos al día (porcentaje que se concentra de manera importante entre los automovilistas).

Resulta de particular relevancia el hecho de que 6 de cada 10 capitalinos suelen trasladarse sin acompañantes (ya sea en transporte público o privado). Quienes viajan con acompañantes lo hacen con sus compañeros de trabajo o escuela principalmente (28%), con su pareja (22%) o padres (22%).

Las dificultades en la movilidad representan riesgos serios para la salud emocional de los capitalinos. 46% de los encuestados reconoce abiertamente que el tiempo de traslado ha influido negativamente en su desempeño académico y/o laboral y prácticamente la mitad de los entrevistados reconoce llegar tarde frecuentemente a su destino (escuela o trabajo) por problemas con el tráfico o transporte (57% llegó tarde en una o más ocasiones en la semana anterior a participar en la encuesta, como consecuencia de una manifestación en la ciudad.)

Estas dificultades trascienden hacia el ámbito personal. Incluso en lo que se refiere a la asistencia a fiestas o eventos sociales y actividades recreativas, los capitalinos manifiestan haber modificado sus hábitos o decisiones. 53% ha dejado de ir a algún evento social por considerar excesivo el tiempo de recorrido o el gasto en pasajes y 47% ha dejado de realizar actividades recreativas por la misma razón.

54% de los capitalinos se informa sobre posibles conflictos viales antes de salir de casa. No cabe duda que moverse en la ciudad preocupa a quienes vivimos en ella.

El exceso de usuarios (24%), la mala calidad del servicio (19%) y la inseguridad (16%) son los principales problemas percibidos en el medio de transporte que más se utiliza. Sin embargo, éste se elige considerando que es el más eficiente en tiempo (21%)  y costo  (19%).

Los capitalinos se sienten preocupados por sufrir un asalto o robo de manera recurrente (70%), independientemente si usan transporte público o privado.  30% reconoce sentirse estresado al moverse en la ciudad, particularmente los usuarios del transporte particular.

61% de los usuarios de transporte público considera que el conductor no manejará con cuidado para evitar accidentes.

En términos generales hay una muy pobre evaluación del transporte en nuestra ciudad. La seguridad, mantenimiento y servicio del transporte público es considerado malo y muy malo por 70%, 73% y 49% de la población respectivamente.

Elementos de las vialidades como condiciones de las calles, coordinación de los semáforos, estacionamiento, seguridad, tiempos y costos, son considerados inadecuadas por prácticamente el 70% de los usuarios del transporte particular.

Mejorar la calidad del servicio, considerando cantidad de opciones, tiempo y costo resultará de fundamental importancia para favorecer la movilidad en la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *