Daily Archives: 2 junio, 2016

EXATEC recicla textiles para cuidar y preservar el medio ambiente

¿Sabías que reciclar prendas de algodón no consume recursos adicionales como agua, químicos o pesticidas? ¿Y también que podemos usar ropa hecha con pet? Según la Fundación C&A, el reciclaje de textiles tiene un mínimo impacto en el ambiente; sin embargo, solo el 25% de ellos pasan por este proceso.

Eleazar Guevara Portillo (LAF’00, MBA’12), ha trabajado con textiles reciclados desde que se graduó de la carrera. Su misión ha sido apoyar e impulsar iniciativas para el cuidado del medio ambiente, pero también innovar y emprender a partir de los conocimientos adquiridos durante su carrera en el Campus Guadalajara.

El EXATEC comenzó su negocio con el desarrollo de cobijas; sin embargo, tuvo que ampliar su mercado tras darse cuenta que la moda tenía más futuro y el negocio de cobertores era lento. A partir de ello, actualmente produce telas de moda y emprende con un modelo de sustentabilidad en el mercado.

Recientemente, Eleazar Guevara se colocó entre los 10 finalistas del concurso “Tejiendo el cambio”, de Change Makers, organizado por Ashoka; de entre más de 300 participantes. Su proyecto Novabori fue seleccionado por su alto grado de innovación e impacto en el medio ambiente.

Y aunque no quedó entre los primeros tres lugares, Guevara Portillo dijo que aprendió muchísimo durante el networking que se realizó entre los primeros lugares y los líderes en la industria textilera.

Subrayó que debemos conocer los materiales que estamos consumiendo; estos deben ser eficientes y reciclables.

“En Novabori creamos una red de agentes textiles para la cocreación de productos reciclados, donde entran fibras como el pet, algodón, lana, poliéster, etcétera; tratamos de contactar que están haciendo lo mismo que nosotros”, añadió.

Agregó que su empresa se encuentra en la fase de crecimiento: “tenemos nuevos desarrollos, estamos en la búsqueda de diversos clientes y de abrir nuevos mercados en la industria textil”, puntualizó.

Alumnos UV representarán a México en evento de la NASA

Estudiantes de octavo semestre de la Licenciatura en Ingeniería Mecánica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Veracruzana (UV), competirán en el 2016 MATE (Marine Advanced Technology Education) ROV, que se llevará a cabo del 23 al 25 de junio en un laboratorio del Centro Espacial Lyndon B. Johnson de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), en Houston, Texas.

En la competencia presentarán un vehículo controlado, elaborado por ellos mismos. Se contempla la participación de universidades de Estados Unidos, Hong Kong, Canadá, Dinamarca, Taiwán y México, este último representado por la UV.

Los integrantes de este ambicioso proyecto son: Adán Manolo Flores Celis, Derimar Charmin Vidal, Ángel Alberto Hernández González, Laura Lizbeth Leyva Hernández, Rodolfo Arturo Vera Herrera e Iván de Jesús Bravo Gama, de Ingeniería Mecánica; Luis Gamboa Mendoza, de Ingeniería Mecatrónica, y Joel Arciniega Barrón, de Ingeniería Eléctrica.

Adán Manolo, quien inició con la idea, explicó: “Nuestro proyecto consiste en la construcción de un vehículo operado a control remoto (ROV, por sus siglas en inglés), podría decirse que es un dron sumergible”. Entre sus características destaca que puede alcanzar profundidades de hasta 100 metros.

“Se construyó a muy bajo costo, aproximadamente se gastaron 40 mil pesos para ello”, informó que se trató de recursos propios y también contaron con el apoyo de académicos de la carrera de Ingeniería Mecánica. “Ellos hicieron aportaciones para comprar motores y cosas de circuito que son importados de Estados Unidos y no se encuentran en México”.

El equipo está integrado por seis estudiantes de Ingeniería Mecánica y uno de Mecatrónica, quien hizo la programación de todos los dispositivos que están dentro de él.
Sobre el proyecto, el académico Mariano Azzur Hernández Contreras especificó: “El control se hace mediante un cable umbilical que sale a la superficie, lleva una iluminación profesional y un giroscopio que le da estabilidad, tiene una brújula, tres cámaras y un brazo. En realidad el prototipo es un objeto que ya existe a gran escala, hacerlo educativo sobrepasa las expectativas”.

Inclusive por medio de una pinza puede recolectar muestras de líquidos, tiene una bomba que succiona y lo guarda en un compartimento especial para llevarlo a la superficie.

El estudiante informó que trabajan en el proyecto desde hace casi un año, “surgió de algo que vimos en Internet, solicité el apoyo y asesoría del académico Álvaro Vega de la Garza, después se incorporaron los maestros Mariano Azzur y Rogelio de Jesús Portillo Vélez”.

El proyecto multidisciplinario comenzó con tres integrantes del programa educativo de Mecánica, quienes tenían en mente concluir su tesis. Sin embargo, este semestre se empezó a visualizar la competencia en Houston y se anexaron otros tres mecánicos, uno de Mecatrónica y otro de Eléctrica.

Las fases de diseño, construcción y prueba ya concluyeron y los entusiastas jóvenes esperan la fecha para asistir a la competencia. Serán seis personas las que acudirán: cuatro alumnos y dos académicos.

Para ingresar al concurso donde participan universidades de todo el mundo contaron con el apoyo de sus maestros, quienes junto con ellos aportaron tres mil pesos para la inscripción. El prototipo se vendió a Talleres Navales del Golfo y con ese dinero cubrirán los gastos de hospedaje y alimentación.

Otra prueba que tuvieron que superar es que uno de los requisitos que pedían era haber competido a nivel regional y como en el caso de México son la única universidad que va, tuvieron que sortear algunos contratiempos como enviar varios videos de las pruebas.
Ante ello el académico Mariano Azzur reconoció: “Haber vendido el prototipo a Talleres Navales del Golfo nos dio la oportunidad de adquirir todavía mayor equipo con ciertas características diferentes a las encontradas aquí en el mercado”.

Finalmente, Francisco Ortiz Martínez, jefe de los programas educativos de ingeniería Mecánica e ingeniería Eléctrica, expresó su satisfacción de que la idea surgiera de todo lo que los estudiantes han aprendido en el proceso de su carrera: “Ellos tienen la intención de innovar en nuestro medio, esta participación les va a dar mucha experiencia ya que será parte de lo que van encontrar cuando egresen”.

Cambio climático y crecimiento de la población amenazan la seguridad

El sistema de producción de alimentos del país es ineficiente, de no revertirse esta tendencia a corto plazo habrá crisis alimentaria. Por lo anterior, es necesario que los investigadores trabajen en el proceso de domesticación de los cultivos para enfrentar los retos que implica la desaparición de ecosistemas, afirmó José Sarukhán Kermes, coordinador nacional de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

Al dictar la conferencia “Usar la biodiversidad para enfrentar el cambio climático”, organizada por la Coordinación Politécnica para la Sustentabilidad del Instituto Politécnico Nacional (IPN), agregó que el cambio climático y el crecimiento de la población amenazan la seguridad alimentaria, debido a que la agricultura es vulnerable al incremento de la temperatura, situación que ocasiona la reducción de los cultivos.

El también ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señaló que tenemos un país megadiverso con más de 30 ecosistemas, que concentra a nivel mundial 49 por ciento de mamíferos cetáceos; 41 de cactáceas; 75 de agaves y encinos; 38 de pinos y es uno de los cuatro “Centros Vavilov” de domesticación de plantas a nivel mundial.

Todos estos ecosistemas corren el riesgo de desaparecer por la emisión de gases efecto invernadero. Sarukhán Kermes manifestó que en países con gran diversidad étnica y cultural como el nuestro, no puede existir un solo sistema agrícola que resuelva todos los problemas de seguridad alimentaria.

En este sentido, aseguró que el proceso de domesticación de los cultivares y sus parientes silvestres, representan un servicio evolutivo esencial para encarar las consecuencias del cambio climático.

Para llevar a cabo lo anterior, el también integrante del Colegio Nacional sostuvo que es imperativo que las investigaciones se enfoquen a la intensificación sustentable de la agricultura, al mantenimiento y uso de la agrobiodiversidad, porque los sistemas actuales son ineficientes.