Daily Archives: 9 junio, 2016

En la universidad la intolerancia debería ser inaceptable

La universidad debe ser un espacio donde la intolerancia es inaceptable y se respeta la libre manifestación de la orientación sexual, sostuvo el doctor David Chacón Hernández, titular de la Defensoría de los Derechos Universitarios (DDU) de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En la apertura del Foro: La lucha contra toda forma de homofobia, en la Casa del Tiempo, centro de extensión educativa y cultural de la UAM, expuso que el organismo autónomo a su cargo considera el respeto a la diversidad sexual como uno de los derechos de la comunidad.

Tolerar significa permitir, mostrarse solidario y compasivo por el otro, no como remite el origen de la palabra “a una carga en la que hay que soportar al otro, al diferente, al que no es como uno, al que tal vez no es convencional”.

El doctor en derechos humanos resaltó que compasivo no significa tener lástima, sino brindar “un acompañamiento, no sólo en las vicisitudes, la tragedia y el dolor; es muy cercano a la solidaridad y a su vez al altruismo. La tolerancia convoca a acompañar a cualquiera que es diferente a nosotros”.

Por eso “las distinciones no deben ser símbolo de inferioridad. La sociedad debió haber superado hace muchos años las inferioridades humanas. No hay inferiores: hay seres distintos, diversos”.

El investigador del Departamento de Derecho de la Unidad Azcapotzalco resaltó que en pleno siglo XXI la humanidad no puede rechazar las identidades diversas, por lo que organismos internacionales –afiliados o no a la Organización de las Naciones Unidas– han construido principios e instrumentos que convocan al respeto de la diversidad cultural y de género.

El doctor Chacón Hernández preguntó si la sociedad mexicana puede calificarse de tolerante, permisiva y compasiva, cuando en el país sólo tres entidades federativas permiten el matrimonio igualitario: Ciudad de México, Coahuila y Quintana Roo, “faltando 29 estados donde existe una manifestación de esta diversidad”.

La doctora Martha Torres Falcón, académica del Departamento de Sociología de la Unidad Azcapotzalco, resaltó que el movimiento lésbico gay es la historia de la lucha contra la discriminación y en favor de los derechos humanos, un principio fundamental de las personas que a veces no es reconocido por ignorancia o mala fe.

La doctora en Ciencias Sociales, con especialidad en mujeres y relaciones de género, indicó que la igualdad para la población femenina no ha sido reconocida por la existencia de un discurso social que marca que son desiguales.

Pero “al ser todos los seres humanos diferentes se requiere de la igualdad como principio normativo por ser un valor, una cultura donde todos los individuos tienen los mismos derechos, pero hablar de equidad de género todavía produce escozor”.

La también especialista en violencia doméstica manifestó que lesbianismo y homosexualidad ha pretendido invisibilizarse y, por ende, los derechos laborales y penales de esas personas han sido transgredidos.

La doctora en ciencias sociales Angie Rueda Castillo, autodefinida lesbiana, translesbiana, feminista, autónoma y radical, recordó que el 17 de mayo de 1990 la Organización Mundial de la Salud descatalogó la homosexualidad como una enfermedad mental, declarándose esa fecha como el Día Internacional contra la homofobia, transfobia y bifobia.

Rueda Castillo defiende el empoderamiento de las mujeres, la igualdad entre ellas, la equidad en las condiciones materiales de acceso a los derechos, a la vez que se pronuncia en contra de un sistema de Estado patriarcal capitalista, machista y misógino, que las sitúa en un espacio de subordinación y sometimiento.

En su opinión el término de lesbiandad, en el escenario político radical y autónomo, comprende la construcción y el tejido de solidaridad entre mujeres para desarrollar alianzas estratégicas contra el sistema patriarcal.

La activista y defensora de los derechos humanos denunció el odio irracional y la existencia de fenómenos de lesbofobia, bifobia y transfobia contra las mujeres trans, lesbianas y feministas.

Lanzan becas para estudiar alemán en el marco del Año Dual México-Alemania

Dentro de la puesta en marcha del Año Dual México-Alemania, el GOETHE-INSTITUT MÉXICO, la instancia de cultura de la República Federal de Alemania que despliega su actividad en todo el mundo, ha lanzado su primera convocatoria para becar a estudiantes preuniversitarios, universitarios y de primer año de maestría, para estudiar durante un año, el idioma alemán en su sede ubicada en la Ciudad de México.

La beca, en cualquiera de sus modalidades, será para cursar el primer nivel (o superior si demuestra el conocimiento mediante examen de colocación) DURANTE UN AÑO, el idioma alemán en horarios y cursos ordinarios, de lunes a viernes, ya sea en el curso de la mañana o de la tarde.

El Año Dual México-Alemania es un mecanismo estratégico de colaboración conjunta que se inscribe dentro de este mecanismo y plantea una oportunidad única para fortalecer e impulsar la relación bilateral a través de un amplio programa transversal de promoción de México en Alemania y de Alemania en México.

Dentro de los trabajos en este Año Dual México-Alemania, se promoverán esquemas de cooperación, intercambio, promoción y diálogo político que favorezcan a nuestras sociedades y permitan la profundización de la asociación estratégica entre los dos países.

Entre las actividades que se desarrollarán, buscan impulsar la creatividad, innocavión, productividad, desarrollo sostenible, y se inscriben en tres sectores: Comercio, inversión y turismo; Educación, ciencia e innovación; y Arte e industrias creativas.

Las universidades deben moverse rápidamente hacia la innovación: Graue

El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, llamó a las universidades a moverse rápidamente hacia la innovación y la imaginación, pues es lo que permitirá a México competir a nivel global.

Al participar en la entrega del Premio Santander a la Innovación Empresarial, expuso que según el Informe Global de Competitividad 2015-2016, la nuestra es la economía mundial número 11 por el tamaño de mercado, pero al analizar los datos encontramos que, en el renglón de tecnología, ocupamos el lugar 63 de 153 naciones.

“Hay que combatir el rezago educativo, abrir más oportunidades de educación e innovar. Necesitamos reformarnos todos, en la educación básica, la media superior… y nosotros, como universidades, hacer planes de estudio innovadores, que tengan posibilidad de mezclarse con las tecnologías de la información, que permitan a los alumnos mantenerse actualizados a lo largo de su vida e instruirse en ambientes contextualizados”, resaltó el rector.

Ante el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño; el presidente del Consejo de Administración del Banco Santander México, Marco Martínez Gavica; y el presidente del Consejo coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, insistió en que la realidad mundial muestra que las sociedades que no estén educadas, no tienen posibilidad de desarrollarse.

Por ello, subrayó, México requiere hacer estos cambios, y más en el actual momento demográfico, en el que la mayoría de su población son jóvenes que demandarán cada vez más acceso a la educación superior.

Graue Wiechers también se pronunció por avanzar en esta meta de destinar a ciencia y tecnología el uno por ciento del producto interno bruto (PIB), pues dijo que ello es fundamental para que el conocimiento tenga ese valor agregado.

Ante decenas de jóvenes que participaron por obtener el Premio Santander a la Innovación Empresarial, celebró este esfuerzo que, dijo, se ha consolidado como una importante plataforma que fomenta el emprendimiento en la educación superior.

En la onceava edición de este reconocimiento, recordó, participaron más de cinco mil 500 jóvenes de 158 universidades de las 32 entidades de la República Mexicana, que registraron mil 66 proyectos innovadores.

En estos emprendedores, remarcó, descansa mucho de lo que México pretende ser.

A nombre de las instituciones de educación superior presentes en la entrega de la distinción, Graue externó su compromiso para enfocar el quehacer educativo para que los estudiantes sean libres, comprometidos con México, reflexivos e innovadores en sus distintas áreas de conocimiento.

 “De ustedes depende el futuro de México, y se antoja ya que es un futuro promisorio el que se nos depara, dadas sus capacidades de innovar y emprender”, expresó.

En esta edición, en la categoría de Proyecto de Negocio con Impacto Social, fue premiado el equipo MyDot, conformado por estudiantes de las facultades de Ciencias (FC), de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), del IPN y el Instituto de Mercadotecnia y Publicidad, quienes desarrollaron un dispositivo similar a una tableta que traduce textos digitales al sistema de lectura Braille.

En esa misma categoría también fue galardonado el equipo XCANDA, del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, y V.Confident, del Instituto Tecnológico Superior de Coatzacoalcos.

En la categoría de Innovación Empresarial fueron distinguidos el equipo OMIUS, también del Tecnológico de Monterrey; Miopac, conformado por estudiantes de la Universidad Autónoma de Querétaro y del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), que desarrollaron un biosensor de glucosa no invasivo tipo calcomanía.