10 junio, 2016

La energía distribuida será un mecanismo muy importante para el suministro en el futuro, pero al igual que otras formas de generación, enfrenta algunas limitantes para su amplio desarrollo, en especial los recursos de inversión y los marcos de referencia legal.

Jorge Ontiveros Larios, consultor y emprendedor especialista en energía, participó como conferencista en la Primera Reunión Internacional sobre Energías Alternativas Renovables del Noreste, que se lleva a cabo en la Universidad de Sonora, y dijo que hay muchos candados aún para el despliegue tecnológico sustentable, por falta de recursos y por falta de información y promoción.

En su conferencia de esta mañana, el graduado de la Tuck School of Business at Darmouth y economista del ITESM, campus Monterrey, estableció que cualquier emprendedor se enfrenta a serios problemas cuando inicia un proyecto.

Señaló las tendencias importantes que deben tener en cuenta los reguladores del servicio de abasto de energía, así como los investigadores y los inversionistas, y entre ellas advirtió que deben establecerse primeramente las cuestiones de acceso a las zonas de generación, de almacenamiento de energía, las acciones de los activistas, la promoción de los acuerdos internacionales y el apoyo no monetario renovable.

Destacó como aspecto crucial para el futuro el almacenamiento de la energía, que es un tema de amplia discusión, pues siempre se busca mantener una generación que atienda la demanda, pero no para «guardar». «Siempre ha sido producir, producir, pero dónde queda la distribución y el almacenamiento».

Comentó que esta situación será lo más importante por resolver en un corto tiempo, cuando comienza a utilizarse en México, donde ya está autorizada, la energía distributiva, donde cualquier persona o en cualquier empresa podrá generar su propia energía con el funcionamiento particular de las celdas solares.

«Será cuando empiece a generarse la electricidad en las casas, en los techos de las oficinas, de los estacionamientos. Esto ha sido muy exitoso en lugares como California, como Arizona, y aunque en México apenas estamos empezando, ya hay una generación que lo está haciendo», apuntó.

En ese sentido, dijo que es indispensable más difusión a los lineamientos legales que permiten estas prácticas, pues en la actualidad muchas empresas no saben de los beneficios que esto les trae.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *