Daily Archives: 5 julio, 2016

Revista UVServa, nueva revista electrónica de la Universidad Veracruzana

La Universidad Veracruzana (UV), a través de la Secretaría Académica, realizó este 4 de julio el lanzamiento de UVServa, revista electrónica semestral de la Coordinación Universitaria de Observatorios, la cual será un instrumento de difusión de la producción científica de los siete observatorios adheridos a esta casa de estudios.

Investigadores, académicos, estudiantes y la comunidad universitaria atestiguaron la presentación de este nuevo órgano difusor, presidida por la secretaria Académica de la UV, Leticia Rodríguez Audirac, en la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Servicios (USBI) Xalapa, quien celebró la apertura de esta importante herramienta que promoverá y difundirá el quehacer de investigadores.

“Por varios años, la UV ha contado con los observatorios como espacios y medios para constituir un repositorio de información y datos, respecto del trabajo de investigación y docencia que los académicos realizan en las entidades.”

Son siete los observatorios con los que se cuenta: Observatorio Veracruzano de Medios (ObVio); Observatorio en Seguridad Alimentaria y Nutricional, de la Facultad de Nutrición-Xalapa; el Observatorio del Agua (Agua, Bosques, Cuencas y Costas, OABCC).   Asimismo, el Observatorio Sismológico y Vulcanológico del Centro de Ciencias de la Tierra, Observatorio de las Finanzas Públicas de la Facultad de Economía, Observatorio de Políticas Culturales de la Facultad de Antropología y el Observatorio Universitario de Conductas Alimentarias de Riesgo del Centro de Estudios y Servicios de Salud de la región Veracruz-Boca del Río.

Ante la comunidad científica, académica y universitaria, la funcionaria destacó la propuesta de la UV hacia el funcionamiento de estos observatorios.

Leticia Rodríguez Audirac subrayó la iniciativa –que se pondrá en marcha a partir del próximo ciclo escolar– de dinamizar la vida académica, potenciar las posibilidades de aprovechamiento de la información, de los datos y productos de investigación de los académicos de la UV.

“Hacemos mucho en la UV, ustedes los académicos se encuentran inmersos en los problemas más importantes del estado de Veracruz y aspiramos a que estas herramientas potencien su aprovechamiento hacia todo el quehacer universitario.”

Durante el evento que fue transmitido vía Internet a los miembros del Observatorio de Responsabilidad Social para América Latina y el Caribe, con sede en Colombia, República Dominicana, El Salvador, Paraguay, Brasil y Chile, confió en que la visita a la página web de UVServa contribuya a generar el interés por el uso de estas herramientas.

En su mensaje, Carlos Pallán Figueroa, miembro de la Junta Directiva de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y asesor de la Rectoría de la UV, hizo un comparativo de este producto científico digital con el surgimiento –en 1957– de la revista La Palabra y el Hombre, emprendida por Fernando Salmerón y Sergio Galindo.

Puntualizó que UVServa es una revista innovadora, porque el trabajo de cinco de los siete observatorios universitarios coincide con las 10 áreas estratégicas prescritas en el Programa de Ciencia, Tecnología e Innovación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), que a su vez fueron referidas al Plan Nacional de Desarrollo.

También aseveró que estas áreas son prioritarias no sólo en términos de los problemas nacionales, sino de la asignación de recursos.

“Es un enorme acierto que estas primeras áreas u observatorios coincidan con la política nacional en la materia.”

Resaltó que en lo personal es usuario del Observatorio de las Finanzas Públicas de la Facultad de Economía, que coordina Hilario Barcelata Chávez.

En tanto, José Antonio Hernanz Moral, director general de Desarrollo Académico e Innovación Educativa de la UV, señaló que con el lanzamiento de esta revista se busca contribuir en algo que es crucial en la sociedad del conocimiento: la regulación de la autorresponsabilidad.

El mayor reto de las sociedades contemporáneas es la autorregulación, dijo, lo que nos lleva a un campo necesario dentro de la universidad que es la responsabilidad social.

“La UV es un referente epistemológico, moral y político de la ciudadanía, tenemos que ayudar a construir un proceso deliberativo, que está dentro de nuestra responsabilidad social.”

Por su parte, José Othón Flores Consejo, coordinador de Observatorios Universitarios, dio a conocer que los interesados podrán consultar la revista UVServa a través de la páginawww.uv.mx/uvserva

Precisó que su publicación será de carácter semestral y en sus secciones destaca: avance de resultados en la batería de indicadores de los observatorios, artículos, invitados y reflexiones, así como eventos y noticias.

Aseveró que una de las funciones de la Coordinación de Observatorios Universitarios es promover y compartir la investigación entre las entidades académicas y los observatorios, mediante el fortalecimiento y la creación de medios para distribución del conocimiento al exterior e interior de la UV.

En el evento también participaron Octavio Ochoa Contreras, secretario de la Rectoría; los directores generales de las áreas académicas de Ciencias de la Salud, Económico- Administrativa, Técnica y Biológico-Agropecuaria: María Concepción Sánchez Rovelo, Liliana Betancourt Trevedhan, Rafael Díaz Sobac y Domingo Canales Espinosa, respectivamente, entre otras autoridades.

Dispositivos móviles, herramientas potenciales en la valoración y el cuidado de la salud

Los dispositivos móviles se han transformado de manera progresiva en herramientas potenciales de auxilio de profesionales del área médica para diagnosticar, tratar, controlar y prevenir enfermedades, aseveró el doctor en informática del Instituto Tecnológico de Sonora (ITSON) Luis Castro Quiroa.

En la conferencia inaugural del Seminario: Tecnologías de la información y de la comunicación aplicadas a la salud dijo que pueden incidir en la modificación de comportamientos nocivos mediante aplicaciones diversas y convertirse en instrumentos que impacten las políticas públicas, al proporcionar información sobre las condiciones de los pacientes.

En la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), el investigador del Departamento de Computación y Diseño del ITSON sostuvo que en el mercado existen múltiples dispositivos con aplicaciones que prometen contribuir a la salud y el bienestar, aun cuando no han sido probados mediante protocolos clínicos rigurosos para evaluar sus efectos reales.

En el “futuro podrían ser instrumentos esenciales relacionados con la valoración y el cuidado de la salud de los pacientes desde el área clínica”.

El ITSON ha desarrollado aplicaciones para estudiar efectos de valoración funcional en adultos mayores, en colaboración con el Instituto Mexicano del Seguro Social, así como el comportamiento por depresión y ansiedad conjuntamente con psicólogos.

En el primer caso el celular registró la vida diaria del usuario para complementar la información recabada por el médico en el consultorio sobre la valoración funcional relacionada con la movilidad, la socialización y la actividad física. Cambios de hábitos pueden ser indicadores tempranos de un problema.

El segundo estudio complementó los datos proporcionados por pacientes durante las sesiones terapéuticas y cómo a través de un tratamiento no farmacológico se observaron cambios de comportamiento como resultado de la información registrada en el celular y utilizada por los psicólogos.

Los teléfonos inteligentes han revolucionado la vida de las personas, no sólo como medios de comunicación, también en la investigación del comportamiento humano, al estar dotados de sensores de hardware –acelerómetros, proximidad, brújula, micrófonos, GPS, cámaras y giroscopio, entre otros– y de software –número de llamadas, mensajes y aplicaciones, nivel de batería– entre otros.

La información de sensores en los dispositivos puede emplearse para el procesamiento de datos sobre el comportamiento de las personas: ubicación, actividad física, socialización, calidad del sueño, entre otros aspectos.

La gran variedad de tecnologías se ha extendido a la ropa y los accesorios: relojes y calzado, e incluso hay audífonos que permiten censar estados internos, uno de ellos la concentración.

El especialista explicó que ese tipo de instrumentos móviles se dividen en censado participativo –con la participación explícita de la persona para realizar ciertas actividades o responder un cuestionamiento– y censado oportunista, que recolecta de manera automática información acerca del usuario o el ambiente que lo rodea, dependiendo de la aplicación.

En la Conferencia magistral: Teléfonos celulares como herramientas de investigación en salud, Castro Quiroa, presidente de la Asociación Mexicana de Interacción humano-computadora e integrante de la mesa directiva de la Sociedad Mexicana de Ciencias de la Comunicación, destacó que el potencial de utilizar celulares para la investigación del comportamiento humano es muy amplio.

La perspectiva de género puede influir en la resolución de un caso

Juzgar un feminicidio con perspectiva de género es tomar en cuenta las circunstancias de vida de la víctima con respeto, señaló Josselyne Béjar Rivera, jueza sexto de lo penal del estado de Jalisco.

Durante el conversatorio «Nuevo sistema de justicia penal en los delitos de violencia de género: el papel del Poder Judicial», realizado el pasado martes 28 de junio, Béjar señaló, ante alumnos de posgrado y colaboradores del Centro Ignacio Ellacuría, que en el nuevo sistema judicial se habla de la presunción de inocencia del imputado aunque «aquí también es importante hablar de la presunción de víctima».

Béjar agregó que su obligación y la del Ministerio Público es hacer garantes los derechos humanos de la víctima.

«¿Cómo es posible que se ponga en duda si es verdad que la violaron, o si es verdad que la golpearon, o si es verdad que está siendo víctima de abuso psicológico-emocional?», cuestionó.

El último auto de formal prisión que dictó por feminicidio, relató la funcionaria, fue fundamentado en las circunstancias de vida de la víctima, tomando en cuenta la violencia que vivió.

A decir de la jueza, las técnicas de investigación en casos de feminicidio no son las adecuadas y las órdenes de aprehensión o el auto de formal prisión son forzados más por un tema de política que de justicia.

A las víctimas hay que estarlas mencionando día con día, con nombre y apellido, porque las familias siguen emocionalmente desgastadas, añadió la especialista en derechos humanos de la mujer.