Daily Archives: 7 julio, 2016

Docente y estudiante de UVM Campus Cumbres desarrollan sensor ultrasónico de proximidad para personas invidentes

El propósito de ayudar a sus semejantes es el principal motivo que movió al profesor Arturo Reta y al estudiante Jonathan Ibarra Osorio, a crear y desarrollar un Sensor Ultrasónico de Proximidad para personas invidentes, dispositivo en forma de pulsera que se coloca en la muñeca y funciona por medio de vibraciones para avisar sobre la presencia de un obstáculo a cierta distancia, evitando con ello que la persona tropiece o caiga al suelo.

La idea de crear el Sensor Ultrasónico de Proximidad, comenta el docente de la Universidad del Valle de México Campus Cumbres, en Monterrey, Nuevo León, surgió con la intención de ayudar para su movilidad a una colega docente de UVM Cumbres que es invidente, llamada Mónica Silva.

Para desarrollar el proyecto, comenta el profesor Arturo Reta, invitó a Jonathan Ibarra, alumno del Octavo Cuatrimestre de Ingeniería Mecatrónica en la UVM Campus Cumbres. “Nos sentamos a trabajar, le dije a Jonathan podemos hacer un diseño a modo de pulsera. Terminamos el sensor, el cual es portable y detecta obstáculos a partir de dos metros de distancia”, dijo.

La pulsera está compuesta de un microcontrolador, un sensor ultrasónico pequeño y pilas. Es económico, comentó, pues “pensamos en algo que no resultara caro porque sabemos que a veces las personas que están en cierto tipo de condición, obviamente necesitan recursos y no queríamos lucrar; además buscábamos que si llega a descomponerse la reparación no sea costosa. Jonathan y yo costeamos el diseño electrónico y materiales, así pudimos donar la pulsera a la maestra Mónica”, indicó Arturo Reta.

El profesor, relató que al principio pensaron en colocar el dispositivo en un bastón, pero se dieron cuenta que de esa forma la maestra iba a tener problemas en direccionarlo porque podía girar o moverse, entonces se les ocurrió colocarlo como brazalete en la mano y darle la función de vibración en lugar de sonido, para que fuera más cómodo y discreto.

El profesor Reta es docente de UVM Campus Cumbres, es Ingeniero Senior e imparte las materias de Mecatrónica, Microcontroladores, Electrónica avanzada, Robótica y Proyectos Tecnológicos y Mecatrónicos.

El profesor Reta y su alumno Jonathan Ibarra donarán dos sensores más a personas invidentes, esto a solicitud de la maestra Mónica Silva. “Esto lo hacemos, reitero, sin la intención de lucrar, es sólo por ayudar, quizá por el sentimiento de que un familiar mío era invidente; generalmente cuando realizo una investigación para ayudar a personas que carecen de algún sentido, ya sea la vista, del oído, que les falta algún miembro de su cuerpo, la ayuda que les doy no tiene costo alguno para ellos”, indicó.

Familiares de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa recibirán el reconocimiento Tata Vasco que otorga el SUJ

La Junta de Rectores del Sistema Universitario Jesuita (SUJ), celebrada el pasado viernes 17 de junio en el ITESO, acordó que los acreedores al XII Reconocimiento Tata Vasco son los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, postulada por el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez AC.

En el marco del XII Foro de Derechos Humanos del Sistema Universitario Jesuita: «Memoria, Verdad y Justicia: la desigualdad presente», que se llevará a cabo los próximos 12, 13 y 14 de octubre en la Universidad Loyola del Pacífico, en Acapulco, Guerrero, se entregará la distinción.

El reconocimiento Tata Vasco fue instituido en 1994 con la intención de distinguir y estimular el trabajo de aquellas organizaciones no gubernamentales que sobresalen por su compromiso efectivo y real a favor de la defensa y promoción de los derechos humanos, sobre todo de los sectores más pobres y desprotegidos de México.

Detectan en la UNAM compuestos para inhibir células cancerígenas

A partir del hongo arenícola facultativo identificado como Aspergillus sp, científicos de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM detectaron una serie de compuestos que cuentan con propiedades únicas para desarrollar fármacos inhibidores de la glicoproteína de permeabilidad o P-gp, involucrada en procesos cancerígenos, en especial en aquellos resistentes a agentes quimioterapéuticos.

Los alcaloides aislados pertenecen a la categoría de las dicetomorfolinas, y han demostrado ser candidatos para inhibir proteínas involucradas en los procesos de crecimiento de células cancerígenas, subrayó Mario Alberto Figueroa Saldívar, del Laboratorio de Productos Naturales de Origen Microbiano.

“En este laboratorio del Departamento de Farmacia hacemos investigación multidisciplinaria que involucra la selección de diversas fuentes vegetales y sustratos de hábitats inexplorados de México, para el aislamiento de microorganismos únicos; la finalidad es encontrar especies que produzcan compuestos importantes para la cura y tratamiento de diversos tipos de cáncer”, dijo.

A la fecha, cuentan con una colección de más de 400 taxones fúngicos y actinomicetos en forma pura. Además, han observado que tanto las bacterias como los hongos tienen propiedades citotóxicas contra diversas líneas celulares de mama y colon.

Hasta ahora “tenemos los extractos activos de estos microorganismos y estamos en proceso de obtención de las moléculas responsables de la citotoxicidad”, acotó.

El doctor en ciencias químicas explicó que las bacterias se obtuvieron de muestras de sedimentos de distintas pozas de agua de la reserva ecológica de Cuatro Ciénegas, en Coahuila, mientras que los organismos fúngicos (saprótrofos y arenícolas facultativos) fueron aislados de muestras de suelo y matas microbianas en ese mismo entorno.

Los universitarios recolectaron cerca de siete muestras y han explorado biológicamente una colección de más de 80 hongos endémicos, y encontraron que el 10 por ciento de éstos son muy activos e inhiben, en concentraciones muy pequeñas, el crecimiento de las líneas celulares tumorales. “Enfocamos nuestros esfuerzos a estas cepas, que producen metabolitos biodinámicos”, subrayó Figueroa Saldívar.

El objetivo es evaluar su actividad biológica y evidenciar que pueden servir como fármacos potenciales para el tratamiento y desarrollo de un posible medicamento.

“Las bacterias y hongos son excelentes productores de nuevas moléculas líderes. En el caso de los hongos, se ha demostrado que originan antibióticos y moléculas que sirven como herbicidas. A la fecha no hay anticancerígenos en la terapéutica obtenidos a partir de éstos”, concluyó.