8 julio, 2016

Luego de realizar estudios sobre los últimos 35 años de política pública de la educación superior en México, la académica Guadalupe González Lizárraga considera que se requieren nuevos diseños para el ingreso de estudiantes a las universidades, pues el sistema actual deja a muchos sin oportunidades y se abre más la brecha del conocimiento.

La docente, profesora de tiempo completo de la Maestría en Innovación Educativa de la Universidad de Sonora, dijo lo anterior durante una entrevista previa a la presentación de los resultados de un estudio sobre estudiantes de nivel universitario que presentó en la Semana de la Evaluación en México 2016, realizada en la institución.

Durante su exposición, González Lizárraga hizo un recorrido desde el inicio del proceso de masificación de las universidades públicas; en especial, cuando la Universidad de Sonora inicia con la aplicación de exámenes de admisión.

Refirió que ésta fue una de las primeras políticas públicas en el país, y aunque en un principio los datos sólo se comparaban entre muy pocas instituciones, ahora se genera mucha información, pero no hay una base de datos con la que se pueda estudiar el cómo evolucionan los puntajes en el examen de admisión.

«Como investigadores, nosotros trabajamos con lo que podemos, con la información que vamos generando con las instituciones, pero es valioso», comentó al considerar que sí hay evolución en los datos, hay mejoras, pero deberían de tener un mayor impacto para mejorar cada vez más los resultados de la evaluación.

González Lizárraga consideró que en México se requiere abrir opciones para el ingreso de los estudiantes de preparatoria a las universidades, pues se están quedando muchos en el intento y se rechaza a muchos.

Comentó que, con base en estudios que ella ha realizado, se puede comprobar que el ingreso a las universidades se está presentando de acuerdo al nivel socioeconómico, «es lo que vemos: los estudiantes que ingresan a la universidad son los que tienen un mayor nivel económico.

«Estamos abriendo una brecha en términos del conocimiento, y estamos segmentando a un porcentaje de la población que no tiene recursos, que tienen menor capacidad para entrar a la universidad con los exámenes de ingreso», asentó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *