12 julio, 2016

En México 70% de la población no ahorra debido a que no existe educación financiera, expuso el Actuario Giaco Abundiz en la conferencia “El arte de saber gastar” que ofreció en el Centro Ejecutivo de la Universidad del Valle de México.

Como parte del programa de capacitación continua la Universidad del Valle de México, en coordinación con el banco HSBC México, organizó esta conferencia, en la que Gianco Abundiz explicó que la educación financiera se basa en objetivos simples y uno de ellos es aprender a “gastar con base en lo que ganas”.

Para formarse una cultura del ahorro es necesario categorizar los gastos, es decir, considerar aquellos indispensables como vivienda y alimento; hacer una planeación de presupuesto, llevar una bitácora de los gastos fijos diarios, y ponerse metas financieras, tales como pagar las deudas, comprar una vivienda o ahorrar para un viaje. “Este es el mejor instrumento de administración”, aseguró Abundiz.

Agregó que los créditos son una excelente opción financiera cuando se tiene la cultura de “saber gastar”. El crédito patrimonial (para obtener una casa) y el productivo (para emprender un negocio) son favorables y necesarios para construir una estabilidad; en relación al crédito de consumo, advirtió que es el de mayor riesgo ya que normalmente se utiliza para llevar un estilo de vida, lo que en ocasiones provoca que se dispare una deuda imposible de pagar.

El especialista señaló que sólo 5% de las personas que llegan a un grado de endeudamiento es por necesidad, pues frecuentemente los individuos se dejan manipular por el impulso de compra. Gracias a los estímulos que provoca la mercadotecnia, las personas compiten y se auto-manipulan con el fin de obtener “un nivel de vida” deseado, que no lleva a “la calidad de vida”. En cambio, comentó, si las personas mantienen finanzas sanas consiguen la “calidad de vida” que pronto los llevará a obtener “el nivel de vida” que anhelan.

Por otro lado, indicó que es necesario que las personas prospecten su futuro y consideren su jubilación.

Abundiz manifestó “el impacto económico de las pensiones derivadas del seguro social es terrible, hoy en día el seguro social no tiene dinero suficiente para solventar esta deuda, es por ello que la nueva ley del seguro social del 97, establece que las nuevas generaciones son responsables de su propia jubilación”.

Esta disposición tiene un impacto positivo en la economía del seguro social, sin embargo, quienes se rigen bajo esta ley, sólo recibirán una pensión de entre 12 y 15% de su salario, por lo que aconsejó realizar aportaciones voluntarias a la cuenta de AFORE para obtener una pensión mayor. “Esta es una de las mejores alternativas de inversión para la jubilación”, afirmó.

El especialista en educación financiera indicó que algunas de las acciones que se deben considerar para fomentar la cultura del ahorro son: mayor difusión sobre los beneficios de realizar aportaciones voluntarias, por parte de las AFORE; que el gobierno genere un incentivo fiscal mayor al que existe, con el fin de que la población conciba el beneficio del ahorro en el corto plazo y, en el caso de las instituciones educativas, incluir la materia de educación financiera en la currícula, sin importar la carrera que se curse.

“Cada quién es responsable de su jubilación y es necesario establecer metas financieras oportunas pero lo más importante es convertir en hábito la cultura del ahorro” concluyó el actuario Gianco Abundiz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *