17 agosto, 2016

Si usted es de los que acostumbra a tomar analgésicos cuando siente cualquier mínimo dolor en su cuerpo, tenga cuidado porque puede traer consecuencias para su salud.

Y es que, de acuerdo con el Dr. Francisco Javier Fierro Velasco, Jefe de Patología de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), el uso inadecuado y prolongado de analgésicos puede traer consecuencias para el riñón, las vías urinarias y hasta psiquiátricas.

El experto explicó que los analgésicos son utilizados para eliminar el dolor; sin embargo, debido a que no se requiere receta médica para su venta en muchas ocasiones las personas abusan de su consumo.

Agregó que aunque todos los analgésicos en su uso inadecuado tienen consecuencias para la salud, en especial la mezcla de cafeína, aspirina y fenacetina es más peligrosa.

“Es un analgésico potente, la combinación, pero es peligroso cuando se consume inadecuadamente”, explicó el Dr. Fierro Velasco.

“El analgésico se acumula dentro de los túbulos renales, eso está demostrado en estudios de muchos de años, en los que el analgésico se puede acumular, no como tal, sino con presencia de calcio, favorece el  depósito de calcio, lo que los lleva a la necrosis”.

Además de afectar al riñón y las vías urinarias, el uso exagerado de estos medicamentos también puede provocar trastornos mentales, ya que estudios realizados en Australia demostraron la relación del uso excesivo de analgésicos con enfermedades psiquiátricas, dijo el especialista de la UAG.

Para hacer uso de los analgésicos lo más recomendable es acercarse con un médico, quien debe de prescribir la dosis que requiere para tratar los dolores.

“Los pacientes no deben tomar analgésicos sin razón alguna, siempre tiene que haber una indicación médica”, afirmó el Dr. Fierro Velasco. “Digo sin razón porque hay algunos que los toman únicamente para sentirse bien”.

De acuerdo con el experto de la UAG, entre las personas que se ha identificado que más consumen analgésicos inadecuadamente son los choferes de camiones y las amas de casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *