Daily Archives: 26 agosto, 2016

Santander Universidades colabora en la realización de la Cátedra Nelson Mandela

La Universidad Nacional Autónoma de México llevará a cabo la segunda edición de la  Cátedra Nelson Mandela de los Derechos Humanos, el Cine y la Literatura, con el objetivo de crear un espacio para el análisis, reflexión y la difusión de los derechos humanos a partir de la vida y la influencia del líder sudafricano en el mundo contemporáneo, que será patrocinada por Banco Santander a través de Santander Universidades.

Las cátedras estarán conformadas por conferencias magistrales, talleres de empoderamiento así como debates generados a partir de un ciclo cinematográfico, para lo cual contarán con activistas de renombre especialistas en derechos humanos en los campos de estudios de género, minorías sexuales, empoderamiento de la mujer y construcción de la paz, provenientes de Sudáfrica, Liberia, Francia y Camerún.

Con la Cátedra se pretende identificar paradigmas para aplicarlos al contexto actual mexicano a favor de una sociedad justa y libre de cualquier tipo de discriminación, además de crear un espacio cultural donde elementos como la lectura, literatura y cine, serán utilizados como herramientas para comprender la evolución del pensamiento de Mandela.

El apoyo de Santander Universidades se suma a la relación con la máxima casa de estudios, con la que se colabora de manera directa con diversas colaboraciones que benefician a la comunidad universitaria en general.

«Ningún emprendedor es exitoso sin el fracaso»

«Emprendimiento es hacer prototipos, preguntar lo que podría ser, crear alternativas, probarlas y la manera de enseñar a hacer esto no sólo es teórica». Así responde Alexander Osterwalder ante la pregunta de qué deberían enseñar las escuelas de negocios.

«¿Sabes cuánto tiempo un cirujano entrena antes de poder realizar una cirugía? Entre diez y 15 años. ¿Cuánto tiempo nuestra gente entrena para poder crear una compañía? Cero. Van a una escuela de negocios, probablemente una en la que sólo entrenan para manejar una compañía, y hay una diferencia entre lo que se enseña y el conjunto de habilidades requeridas para construir una empresa».

Osterwalder agrega que desde la primera semana de clases los estudiantes deberían comenzar a «jugar» con ideas y en la próxima sesión tendrían que presentarlas a clientes potenciales. De este modo, los estudiantes se enfrentarían a la realidad.

«Así es como se enseña el emprendimiento», afirma el co-creador del modelo de negocios Canvas, que es utilizado por empresas como Microsoft y Mastercard.

El estratega participará, este jueves 25 de agosto en el encuentro Lessons from the Top: Business Model Canvas in the Digital Era, en el marco del arranque de la Escuela de Negocios ITESO, que está integrada por el Centro Universidad Empresa, el Departamento de Economía, Administración y Mercadología, así como el Centro para la Gestión de la Innovación y la Tecnología.

El modelo de negocios Canvas, un «lienzo» dividido en nueve fragmentos (actividades clave, socios clave, recursos clave, estructura de costos, relación con los clientes, segmentos de clientes, propuestas de valor, canales de distribución y flujos de ingresos), es aplicable tanto en negocios  familiares, emprendimientos sociales como en organizaciones sin fines de lucro, grandes empresas  y gobiernos.

El coautor (junto con Yves Pigneur) de títulos como Generación de modelos de negocio yDiseñando la propuesta de valor: Cómo crear los productos y servicios que tus clientes están esperando señala que incluso los emprendimientos sociales necesitan obtener más dinero del que gastan, de lo contrario no existirán por mucho tiempo. Lo complicado es hacerlo al mismo tiempo en el que buscan cambiar el mundo.

«Estoy seguro que algún día tendremos herramientas específicas para emprendimiento social o para multinacionales. Por ahora esto funciona bien porque cada organización tiene un modelo negocio», señala.

Advierte que imaginar que el emprendimiento como una gran visión con la que se triunfa es una concepción equivocada. «Ningún emprendedor es exitoso sin el fracaso. Fracasar es parte del trabajo».

Osterwalder afirma que la única diferencia entre los emprendedores de la vieja escuela y los actuales es que hoy se tienen las herramientas para sistematizar el fracaso y aprender de él.

¿Qué ventajas tiene aplicar el modelo Canvas?

Le permite a la gente crear un lenguaje común, tomar las ideas de su cabeza y hacerlas tangibles, lo que hace al negocio más palpable. Lo puedo discutir en un grupo y puedo hacer pruebas.

¿Cuál de los nueve bloques que integran el modelo sería el central?

La historia de cómo todos encajan juntos, eso es lo más importante. A lo que me refiero es que hay algunas personas, incluso el editor (de los libros que ha coescrito), que consideran que la propuesta de valor es lo más importante.

Kodak tenía un producto que se vendió muy bien: la cámara digital, pero eso no los previno de salir del mercado. De hecho, murió a causa de la cámara digital. El problema es que no encontraron un modelo de negocio adecuado. Entonces, incluso con un producto con una gran propuesta de valor puedes morir porque no tienes un modelo de negocio.

Por supuesto que sin un producto mueres, pero sabes que sin un producto al precio correcto o con el costo correcto de producción también vas a morir. Entonces puedes empezar con uno en el proceso, pero al final del día necesitas todos los elementos.

¿Qué da a los nuevos emprendedores el modelo Canvas?

El proceso ayuda a no desperdiciar el tiempo de mucha gente y dinero, y a aumentar las oportunidades de éxito, al orientar a que los emprendedores no trabajen en algo que nadie quiere.

Si bien no vas a inventar el siguiente Facebook con este proceso, no vas a terminar como Betterplace u otras compañías que se quedaron fuera del mercado y perdieron mucho dinero.

Se trata de un proceso que ayuda a minimizar el fracaso y optimizar las oportunidades éxito. Lo mismo sucede con los emprendimientos sociales o con una organización de cualquier tipo.