Daily Archives: 3 marzo, 2017

Violencia de género, un mal que afecta por igual a mujeres y hombres

El mujerismo y el victimismo que muchas feministas practican incide en la forma en que analizan la sexualidad y la violencia hacia las mujeres, colocando siempre a las féminas como víctimas y a los hombres como victimarios, cuando en la realidad también existen mujeres violentadoras y hombres víctimas.

Así lo señaló la antropóloga y feminista Marta Lamas, en una charla realizada como parte de las actividades del I Congreso Continental de Teología Feminista, realizado en la Universidad Iberoamericana.

“Es un error pensar que todas las mujeres viven el mismo nivel de violencia, que todas son víctimas y que todos los hombres son los potenciales victimarios”, añadió la experta, quien pidió no pensar en “buenos y malos”, sino en la complejidad, pues la violencia de género afecta a hombres y mujeres.

A su vez, el filósofo y demógrafo Juan Guillermo Figueroa recordó que la cantidad de hombres muertos de forma violenta en México es mucho mayor que la de las mujeres, pero enfatizó que esto no significa que se trate de una competencia de victimización entre hombres y mujeres, ya que lo realmente importante es «identificar las causas de cada una de las tragedias y tratar de contrarrestarlas».

“Decir que hay más hombres asesinados que mujeres no es boicotear la lucha contra los feminicidios, como algunos podrían interpretar. Hay que contrarrestar la muerte de los hombres y de las mujeres. No hay que acostumbrarnos a las muertes de los hombres”, dijo Figueroa.

El estudioso señaló que, aunque casi 80% de las muertes violentas en México son de hombres, y más de 90% de quienes cometen homicidios son hombres, no se puede caer en la trampa de pensar que estas muertes son entre presos o narcotraficantes, pues eso sería minimizar el problema.

Juan Guillermo Figueroa aprovechó para aplaudir los nuevos movimientos de masculinidad que buscan entrenar a los hombres para resolver conflictos sin violencia.

En la charla participaron también Maricarmen Servtije, presidenta de la Cátedra de Teología Feminista Carmen Montull Vallés, e Ivone Gebara, teóloga feminista, quienes coincidieron en que la violencia entre hombres ha sido normalizada, de modo que ya no se detecta como un problema a resolver.

El I Congreso Continental de Teología Feminista 2017. Genealogía crítica de la violencia: hacia la liberación del espacio político-religioso del cuerpo de las mujeres, es organizado por la Cátedra de Teología Feminista Carmen Montull Vallés, la cual tiene un convenio establecido con la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Experto de UNAM afirma que México no está obligado a admitir extranjeros deportados

• El país no está obligado a aceptar a indocumentados de otros países deportados de Estados Unidos, a menos que soliciten refugio o visa por razones humanitarias, señaló Martín Íñiguez, docente de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de UNAM.

• Con Barack Obama, la migración vivió los peores momentos, subrayó. La administración del expresidente deportó a cerca de 2.8 millones de mexicanos.

 

Ante una eventual deportación masiva de migrantes indocumentados de Estados Unidos, connacionales o no, el país no puede recibirlos a menos que soliciten refugio o visa por razones humanitarias.

Martín Íñiguez Ramos, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM, afirmó, que México no está obligado a admitir extranjeros indocumentados deportados sólo porque a EU se le antoja. Debe seguirse un protocolo establecido por el Instituto Nacional de Migración (INM) y una serie de mecanismos internacionales. “No es cuestión de que los norteamericanos digan ‘ahí te va tal cantidad de extranjeros y ahí se te quedan’; eso no se puede hacer”.

La repatriación de mexicanos a territorio nacional es un proceso natural para el cual el INM ha establecido un reglamento que le permite determinar si se trata o no de connacionales.

Pero la Unión Americana no puede regresar a nuestra frontera norte a los indocumentados de otros países, porque estaría violentando los acuerdos contenidos en los diferentes tratados firmados por ambas naciones sobre este tema, reiteró.

De hecho, prosiguió Íñiguez, en el caso de Ciudad Juárez, por ejemplo, los agentes migratorios mexicanos están capacitados para determinar, mediante un protocolo, si los repatriados son o no mexicanos.

“México debe poner sus límites. Si hay muchos deportados no tendremos la capacidad administrativa para aplicar las entrevistas previas para su repatriación a territorio nacional; ése sería el único problema. Aunque es ilógico que Estados Unidos haga deportaciones masivas, no le conviene”, opinó.

Las deportaciones siempre han existido. A partir de la década de los 80, EU considera a la migración un tema de seguridad nacional, pero también con Ronald Reagan se creó la Ley de Reforma y Control de Inmigración, que permitió la naturalización de más de tres millones de indocumentados, en su mayoría mexicanos.

Con Barack Obama la migración vivió los peores momentos, subrayó. La administración del expresidente deportó cerca de 2.8 millones de mexicanos.

“Esperemos a ver qué hace Donald Trump con esta orden ejecutiva y su aplicación, pero en general podría decir que el actual presidente de Estados Unidos no rebasará lo hecho por su antecesor”, finalizó.