24 marzo, 2017

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para el 2025, mil 800 millones de personas vivirán en zonas de escasez de agua si no se previene su contaminación y desperdicio; por ello, la concientización sobre el cuidado del agua, evitar su desperdicio y contaminación, deben ser una responsabilidad de la sociedad, gobierno y universidades, expresó el Mtro. Yefer Asprilla Lara, académico de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, de Bogotá, Colombia.

El académico impartió la conferencia Control de Impactos Ambientales en la Instalación de Redes de Acueducto y Alcantarillado en Colombia, donde habló sobre la situación del líquido en México y el mundo a estudiantes de la Carrera de Ingeniería Civil de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) durante la Conmemoración del día Internacional del Agua.

El Mtro. Asprilla Lara señaló que, en un informe de la ONU en el 2013, sólo en Latinoamérica 20 millones de personas no tenían acceso a servicios mejorados de agua potable, mientras que 65 millones de habitantes no tienen servicio mejorados de saneamiento.

«Es compromiso de todos el cuidar el agua; desde la familia hasta la academia, debemos involucrar a los niños, ayudarlos y enseñarles que ésta debe ser bien usada y con racionamiento. Este recurso no es infinito y su tratamiento es cada vez más costoso. Debemos prevenir antes que curar», dijo el Mtro. Asprilla Lara.

En este sentido, el académico colombiano estableció que, entre los 17 objetivos para el Desarrollo Sostenible del Milenio, los ingenieros civiles tienen el reto de prepararse para la construcción de una sociedad mejor, no sólo de manera profesional, sino con la meta de llevar agua limpia a la población, construir ciudades y comunidades sostenibles; generar industria,
innovación e infraestructura y buscar acciones en favor del clima.

Además, habló sobre antecedentes de protección del medio ambiente y mencionó, a manera de reflexión, que «los proyectos que se desarrollan en la ingeniería civil siempre generan impactos medioambientales. Se deben utilizar métodos constructivos y materiales que sean ambientalmente sostenibles. La ingeniería civil tiene una responsabilidad enorme con las
generaciones a futuro y los proyectos de construcción y acciones que realicemos deben estar encaminada a mitigar los efectos del cambio climático y calentamiento global».

Agregó sentirse contento «de compartir estos conocimientos con los jóvenes y colegas en este día; tienen muchas comodidades y la UAG es una institución referente a nivel latinoamericano. Es una casa de estudios hermana de muchas universidades colombianas».

Actualmente el Mtro. Asprilla Lara estudia un doctorado en Guadalajara. Este encuentro fue organizado por la Asociación Nacional de Estudiantes de Ingeniería Civil (ANEIC) de esta casa de estudios. Los alumnos tuvieron conferencias sobre equipos y muestras de tecnología de construcción y otros eventos relacionados con el agua y su carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *