Daily Archives: 8 septiembre, 2017

Tesis de investigador del IIE, reconocida como la mejor del país

Juan Carlos Sandoval Rivera, investigador del Instituto de Investigaciones en Educación (IIE) de la Universidad Veracruzana (UV), recibirá un reconocimiento por parte del Consejo Mexicano de Investigación Educativa (Comie), organismo que seleccionó su trabajo doctoral como el mejor del país, dentro del concurso de Reconocimiento Comie a las Tesis de Posgrado sobre Educación, nivel doctorado.

Los herederos de Achaneh: educación intercultural y diálogo de saberes en la documentación audiovisual de prácticas tradicionales sustentables en el sur de Veracruz”, es el título del estudio por el cual obtendrá dicha distinción en noviembre del año en curso, en la ciudad de San Luis Potosí, en el marco del Congreso del Consejo Mexicano de Investigación Educativa.

A propósito de lo anterior, Sandoval Rivera expresó que a principios del presente año sometió su investigación al concurso del Comie sin imaginar que sería elegida la mejor del país.

Sin embargo, reconoció que a través de este estudio –iniciado en 2011 y concluido en 2015, y realizado bajo la dirección de Gunther Dietz– procuró que la parte científica y académica que caracteriza a un proyecto de este tipo trascendiera al ámbito social y aportara soluciones a una problemática propia de una comunidad.

Toda vez que su formación académica y educativa la inició en el área intercultural, pues fue uno de los fundadores de la Universidad Veracruzana Intercultural (UVI), donde laboró en la sede Las Selvas ubicada en Huazuntlán, decidió centrar la investigación en un grupo de mujeres de origen indígena y hablantes de lengua náhuatl, dedicadas a la pesca en el municipio de Zaragoza, ubicado en el sur del estado de Veracruz y colindante con las ciudades de Coatzacoalcos y Minatitlán.

El propósito fue hacer un registro y difundir ─con el apoyo de la herramienta audiovisual─ la importancia de esta labor milenaria, sus mitos, riqueza y preservación de la cultura, lengua, conocimientos, identidad y tradiciones, con la utilización de recursos estéticos y artísticos para detonar procesos educativos. Es por ello que se hizo un documental que está articulado al trabajo de investigación.

Lo que hace diferente a esta tesis, dijo, es que parte de la premisa de que la universidad es un espacio creado para generar conocimiento, pero también para resolver algo concreto como problemáticas detonantes en la sociedad.

Detalló que lo curioso de esta comunidad es que las señoras practican dicha actividad mientras sus maridos se dedican a la agricultura, dualidad que ocurre en muy pocas localidades del mundo.

Durante el desarrollo del proyecto y contrario a lo que él esperaba, también impartió un taller denominado “Saberes locales y video participativo”, en el que intervino un grupo de 10 estudiantes de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV), originarios de aquella región, quienes motivados realizaron actividades ligadas con la producción audiovisual del documental, el cual tiene una duración de 25 minutos con 26 segundos.

Narró que el resultado fue enriquecedor, pues además de conocer y adentrarse en la filmación, sirvió para que los jóvenes se involucraran en esta labor liderada por las mujeres, que implica introducir la mitad del cuerpo a una laguna o área pantanosa con su respectivo metayahual (red sujetada a un aro para pescar) con el fin de capturar especies como camarones y peces.

Pero no sólo eso, pues además les permitió darse cuenta de las problemáticas ambientales de su comunidad, como la contaminación de los ríos y cuerpos de agua.

“No fue una idea totalmente mía ni académica, sino que se fue transformando a partir de la interacción con las personas, lo que le dio cierta validez en el ámbito comunitario.”

La tesis implicó moverse desde la rigidez académica hasta la pertinencia social, subrayó.

Destacó –dentro de esta práctica– la capacidad de organización y cooperación entre las mujeres, factores que les ha ayudado a generar comunidad.

“Van a la pesca y recuperan proteínas para la alimentación, mientras que los hombres traen a la mesa carbohidratos, por lo tanto la dieta se balancea.”

Los herederos de Achaneh

Según la cosmovisión local, y de acuerdo a lo dicho por mujeres jóvenes y adultas mayores ligadas a esta tradición que dan voz al documental, Achaneh es un chaneque que gobierna la laguna y el pantano, y les proporciona los peces para que ellas y sus familias se alimenten.

Se cree que si las personas tienen bien asentados sus valores, cooperan y participan, Achaneh les otorga los peces.

Por ello, en la antigüedad las pescadoras depositaban sobre una jícara que lanzan a la laguna, una ofrenda conformada por una peineta, listones y manteca de episte (aceite extraído de la semilla de mamey).

A pesar de ser una zona pantanosa y poco accesible para introducirse, ya que habitan especies como cocodrilos y lagartos, estos animales no llegan a dañar a las mujeres, pues se dice que son los perros guardianes de Achaneh, quienes cuidan su casa.

Incluso, se dice que si la persona dedicada a esta actividad es infiel, no puede ir a pescar porque a Achaneh le disgusta la infidelidad y los cocodrilos pueden perseguirla.

Pero si se tiene la conciencia limpia no pasa nada, los cocodrilos se mantienen alejados de las pescadoras, quienes manifiestan un alto respeto por el entorno ambiental y la fauna.

“Los cocodrilos forman parte del ecosistema y no los matan, y de acuerdo a la creencia son los que traen los peces.”

Para concluir, el investigador resaltó que nunca tuvo la esperanza de que algún esquema académico o rígido en investigación educativa fuera a poner los ojos en este trabajo tan diferente, toda vez que en el concurso participaron más de 100 especialistas titulados de doctorado –entre 2015 y 2016– tanto nacionales como extranjeros cuya tesis la desarrollaron en México.

México, Patrimonio Mundial UNESCO

En 1987 la organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, nombró seis sitios de México como Patrimonio Mundial de la Humanidad y desde entonces han sido reconocidos muchos sitios, entre los que destaca el campus central de Ciudad Universitaria.

Actualmente, México tiene 34 sitios reconocidos como Patrimonio Mundial de la UNESCO, que lo ubican como el país de América Latina con más sitios.

A nivel mundial, nuestro país se ubica en la sexta posición sólo detrás de Italia, España, China, Francia y Alemania.

Un aspecto esencial para la conservación de estos sitios es el presupuesto.

Es el doctor Carlos Darío Cejudo, especialista en restauración de monumentos y académico de la Facultad de Arquitectura de la UNAM.

“Es que México tiene una historia prodigiosa.  Desde las épocas precolombinas en adelante.  Los mexicanos han hecho o hemos hecho una cantidad impresionante de edificios esplendidos, desde basamentos piramidales, hasta ciudades completas como Teotihuacán o Monte Albán o Chichén Itzá, en el aspecto precolombino y después todos los edificios coloniales de los tres siglos que duraron la dominación española.  Entonces, a pesar de todo lo que hemos destruido, de allí deriva que la UNESCO nos tenga considerados con treinta y tantos situaciones de estas especiales”.

Un aspecto esencial para la conservación de estos sitios es el presupuesto.

“Desgraciadamente el restaurar no viste a los políticos.  A los políticos lo que les interesa es hacer obras nuevas que se vean, que renombren, pero pues las obras monumentales que forman nuestro patrimonio no tienen tanta visibilidad como las obras nuevas, esa es la desgracia”.

Para que los sitios declarados por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad conserven esta condición, no deben ser afectados o modificados.

Xochimilco es uno de los sitios que enfrentan esta problemática, pues la Delegación ha advertido que está en riesgo de perder la declaratoria de Patrimonio Mundial por la realización de cinco megaproyectos comerciales y habitacionales que impulsa el gobierno de la Ciudad de México.

Para el experto, es necesario educar a las nuevas generaciones sobre el valor que poseen estos sitios.

“Debíamos empezar desde el jardín de niños, a educar a los niños, para que se den cuenta del enorme valor que tiene nuestro patrimonio, que además es lo que nos distingue en el mundo, que forma parte de nuestra manera de ser. No es posible pensar en México sin imaginar la Catedral Metropolitana, por ejemplo”.

En la actualidad, la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO cuenta con mil 52 sitios inscritos, de los cuales 814 son bie

El contenido móvil, esencial para satisfacer las necesidades de los millennials

La generación de contenido móvil de alta calidad resulta esencial para las compañías nacionales e internacionales, al constituir un punto toral en la creación de estrategias mercadologías para atraer y satisfacer las necesidades de los llamados millennials, indica el doctor César Medina Salgado, profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

La información individualizada, una presentación basada en estímulos visuales, interactividad, localización y llamadas entrantes, y una actualización constante de las redes sociales se han vuelto fundamentales para que las nuevas generaciones se sientan parte vertebral de una marca.

En su artículo «Los millennials, su forma de vida y el streaming«, el académico del Departamento de Administración de la Unidad Azcapotzalco aporta una serie de datos y análisis para comprender mejor la importancia de identificar la configuración del mundo, profundamente influenciado por las nuevas tecnologías.

El especialista señala que en América Latina hay un tercio de la población de entre 20 y 35 años, y las proyecciones prevén que para 2025 este segmento comprenderá 70 por cierto de la fuerza laboral.

Medina Salgado considera que en México el mercado de la telefonía celular está adquiriendo cada vez mayor fuerza, pues de acuerdo con diversos estudios 38.5 millones de usuarios (47.4 por ciento del mercado) usan smartphones y participan en redes sociales –Facebook y Twitter– en un comportamiento que revela a la pantalla como la principal entrada a la Red en la vida cotidiana, sea para el ocio o el trabajo.

En el texto publicado en el número 50 de la revista Gestión y Estrategia, el autor analiza los efectos provocados en los individuos por la fuerte actividad audiovisual, en la que destaca el contenido en streaming.

El investigador apunta que el e-commerce ocupa un lugar imprescindible, ya que la mayoría de las personas compra, hace transacciones y comparte productos y servicios a través del comercio móvil. “Los millennials son la futura estirpe de consumidores y usuarios dentro de un mercado definido por un conjunto de características totalmente nuevas”.

Ahora se observa una marcada tendencia de los canales de televisión migrando hacia la Internet. “La variante audiovisual es la alternativa al hacinamiento, el aburrimiento y la anomia. Adicionalmente, es una herramienta de emancipación con la que ingresan a una especie de mutismo autoinflingido”, detalla.

Los millennials mantienen una vida centrada en la inestabilidad debido a la crisis mundial por la que atraviesa la sociedad moderna, por lo que el teléfono celular es un referente para socializar que genera un comportamiento adictivo muy parecido al que desarrollan personas afectas a sustancias.

El académico identifica tres síntomas centrales: la incapacidad de control e impotencia, la dependencia psicológica y las consecuencias negativas que afectan las relaciones interpersonales con la familia y los amigos. Además propicia estados de ánimo depresivos, ansiosos o tensos que los llevan a desarrollar una constante búsqueda de placer o alivio.

La música y los juegos configuran un espacio de entretenimiento en el que se enfocan los jóvenes, quienes son consumidores activos muy sensibles a la experiencia on line. Antes de comprar, buscan, escuchan opiniones y generan contenidos, de hecho las experiencias negativas digitales en línea reportan mayores repercusiones en comparación con otros grupos de edad.

Sin embargo, lo virtual no puede superar lo real, “para mejorar nuestra salud y el medio ambiente debemos comenzar a recuperar la comunicación cara a cara desde los ámbitos individual, grupal y social”. La conexión permanente puede provocar una suerte de mutismo y abandono del contexto, concluye.