8 septiembre, 2017

En 1987 la organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, nombró seis sitios de México como Patrimonio Mundial de la Humanidad y desde entonces han sido reconocidos muchos sitios, entre los que destaca el campus central de Ciudad Universitaria.

Actualmente, México tiene 34 sitios reconocidos como Patrimonio Mundial de la UNESCO, que lo ubican como el país de América Latina con más sitios.

A nivel mundial, nuestro país se ubica en la sexta posición sólo detrás de Italia, España, China, Francia y Alemania.

Un aspecto esencial para la conservación de estos sitios es el presupuesto.

Es el doctor Carlos Darío Cejudo, especialista en restauración de monumentos y académico de la Facultad de Arquitectura de la UNAM.

“Es que México tiene una historia prodigiosa.  Desde las épocas precolombinas en adelante.  Los mexicanos han hecho o hemos hecho una cantidad impresionante de edificios esplendidos, desde basamentos piramidales, hasta ciudades completas como Teotihuacán o Monte Albán o Chichén Itzá, en el aspecto precolombino y después todos los edificios coloniales de los tres siglos que duraron la dominación española.  Entonces, a pesar de todo lo que hemos destruido, de allí deriva que la UNESCO nos tenga considerados con treinta y tantos situaciones de estas especiales”.

Un aspecto esencial para la conservación de estos sitios es el presupuesto.

“Desgraciadamente el restaurar no viste a los políticos.  A los políticos lo que les interesa es hacer obras nuevas que se vean, que renombren, pero pues las obras monumentales que forman nuestro patrimonio no tienen tanta visibilidad como las obras nuevas, esa es la desgracia”.

Para que los sitios declarados por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad conserven esta condición, no deben ser afectados o modificados.

Xochimilco es uno de los sitios que enfrentan esta problemática, pues la Delegación ha advertido que está en riesgo de perder la declaratoria de Patrimonio Mundial por la realización de cinco megaproyectos comerciales y habitacionales que impulsa el gobierno de la Ciudad de México.

Para el experto, es necesario educar a las nuevas generaciones sobre el valor que poseen estos sitios.

“Debíamos empezar desde el jardín de niños, a educar a los niños, para que se den cuenta del enorme valor que tiene nuestro patrimonio, que además es lo que nos distingue en el mundo, que forma parte de nuestra manera de ser. No es posible pensar en México sin imaginar la Catedral Metropolitana, por ejemplo”.

En la actualidad, la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO cuenta con mil 52 sitios inscritos, de los cuales 814 son bie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *