Tag Archives: empresas mexicanas

Empresas mexicanas, poco preparadas para contratar millennials

La mayoría de las empresas mexicanas no están preparadas para contratar a los millennials, aunque este sector representa una cuarta parte de la población mexicana (según datos del INEGI), destacó Xóchitl Muñoz, profesora de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

Al buscar empleo, estos jóvenes (nacidos entre 1982 y 2002) no lo hacen tanto con una idea de permanencia, más bien quieren un trabajo que les imponga retos, donde puedan aprender y tengan la oportunidad de tomar decisiones que contribuyan a mejorar la organización a la que pertenecen.

“Como vienen con mucha energía y dinamismo, cada año quieren más, por ello buscan promociones o incursionar en otras áreas, y de no ser así, se cambian a otra compañía que les brinde nuevas oportunidades”, dijo.

Como a todas las personas, sí les importa el salario, pero  lo que más los mueve es enfrentar retos constantemente, tener un desarrollo en la organización, que los escuchen y los dejen ser creativos, apuntó.

Sin embargo, estas condiciones no las pueden ofrecer todas las empresas mexicanas debido a su estructura, y hoy quienes absorben más millennials son las transnacionales, porque ahí ya se habla de un liderazgo transformacional y un desarrollo organizacional, y realmente lo que importa es dar oportunidad de crecimiento a la gente y que a través de ello se alcancen los objetivos de la compañía.

La filosofía es buscar una transformación constante, y por lo mismo cambian los esquemas de salarios, de retención y los perfiles de los puestos; por ello en estas organizaciones se pueden encontrar directores generales de 35 años, indicó la especialista en búsqueda de talentos.

Al aceptar nuevas perspectivas, logran mayor innovación en sus procesos y actividades, de modo que “un candidato que viene con ideas de reto hacia el statu quo y cuestiona cómo se hacen las cosas, también proporcionará opciones para alcanzar el mismo objetivo, pero con mejores resultados”.

Los millennials no están adheridos a una empresa, es decir, no piensan en generar antigüedad, por lo que “se ponen la camiseta” mientras dure su trayectoria en esa organización, pues en el momento en que dejan de sentir satisfacción laboral se van, remarcó.

Por eso, consideró, las áreas de recursos humanos hoy deben tener un plan de desarrollo sólido si van a estar abiertas a contratar a jóvenes de esta generación.

Antes, un reclutador veía el currículum y buscaba la estabilidad de los candidatos en sus antiguos empleos, pero si busca a alguien a quien le gusten los retos, que sea creativo e innovador, no contratará a una persona que haya estado más de cinco años en el mismo puesto, advirtió.

“Los especialistas en recursos humanos sabemos que estos jóvenes tienen claro por qué dejan un empleo, y es porque no les permiten actuar con independencia, no hay apertura al cambio, ni nuevos retos por enfrentar”.

Entonces, cuando se contrata a un millennial se debe estar listo para hacer cambios en busca de un mejor desarrollo del empleado, y con ello también lograr un crecimiento de la empresa, pues quienes requieren a gente con este perfil piden una actitud positiva, competencias orientadas al resultado, innovación y liderazgo, individuos capaces de influir en los demás para la toma de decisiones.

Para retenerlos se deben generan estrategias como la rotación por todas las áreas de la empresa, a fin de determinar en cuál sienten que funcionan mejor; también, se les pueden dar bonos anuales o apoyarlos con los estudios a cambio de que permanezcan en la empresa, concluyó.

Presentan plan para fomentar la creación de empresas de base tecnológica

El Consejo Consultivo de Ciencias (CCC) presentó el 1 de junio, una iniciativa para fomentar la creación de empresas de base tecnológica, que pretende dar a conocer a los investigadores de instituciones científicas las reformas a la Ley de Ciencia y Tecnología y a la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos aprobadas en el 2015.

Como parte de esta iniciativa, apoyada por destacados investigadores y miembros del CCC, se conformó la plataforma digital “Empresas de base tecnológica”, en la que los investigadores con vocación empresarial pueden consultar los materiales acerca de las modificaciones legislativas, así como algunos casos de éxito de empresas de este tipo en México.

En conferencia de prensa, Arturo Menchaca Rocha, coordinador general del CCC, destacó que un problema reconocido en el Plan Nacional de Desarrollo y en el Plan Especial de Ciencia y Tecnología es la falta de relación entre la ciencia y la industria. “En otros países la ciencia hace empresa, es decir, los científicos son empresarios, y en México debemos buscar que esto también ocurra”, dijo.

El doctor Enrique Galindo Fentanes, del Instituto de Biotecnología de la UNAM, integrante de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) y uno de los investigadores promotores de la plataforma, recordó que en México se hace ciencia de calidad internacional que, además de ser publicada en revistas internacionales, genera tecnología, pero la transferencia de esta se encontraba, hasta diciembre del 2015, con limitaciones legales.

Galindo explicó que tras las reformas a las leyes y su publicación en el Diario Oficial de la Federación, el 8 de diciembre de 2015, se estableció un plazo de 180 días para que las instituciones públicas adoptaran lineamientos internos con el fin de cumplir con la ley. “Este plazo venció el 7 de junio de 2016 y la mayoría de las instituciones no lo han cumplido o han establecido normatividades que no fomentan ni la creación de empresas [por parte de los científicos] y la trasferencia de tecnología generada es las instituciones públicas”.

Para Alfonso Larqué Saavedra, coordinador de la sección de Agrociencias de la AMC, un aspecto necesario para que el esfuerzo que empezó en el 2015 se concrete es que queden claros los lineamientos que las instituciones de investigación del país deben tener para cumplir con la ley. También es necesario, señaló, que los representantes de la Secretaría de la Función Pública en las instituciones académicas del país sean facilitadoras de los cambios legislativos.

En la presentación también participó Mayra de la Torre, titular de la Unidad de Alianzas y Programas Estratégicos del Centro de Investigación en Alimentos y Desarrollo, que coincidió en que la creación de empresas de base tecnológica es parte de la estrategia comercial que implica el patentar determinado conocimiento científico.

Otros investigadores promotores de la iniciativa del CCC son Alejandro Alagón, del Instituto de Biotecnología de la UNAM; Lorenzo Martínez, del Instituto de Ciencias Físicas de la UNAM; Sergio Revah, de la Universidad Autónoma Metropolitana unidad Cuajimalpa; Enrique Succar, del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica; Luis Herrera Estrella, del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad, y Adolfo Guzmán, del Instituto Politécnico Nacional.