Tag Archives: UV

UV procesa adecuadamente basura electrónica y bienes en desuso

Por instrucciones del Consejo Universitario General (CUG), la Universidad Veracruzana (UV) creó un Comité de Bajas, conformado por funcionarios y expertos en diversas materias, para realizar la depuración física y contable de aquellos bienes muebles que ya no resultan de utilidad en la institución.

Este Comité ha dictaminado un total de ocho mil 655 bienes considerados como basura electrónica no sin antes habilitar y canalizar las que aún estuvieran en condiciones de uso.

La “Depuración Física y Contable de Bienes Muebles sin utilidad para la UV”, nombre de la iniciativa, es un proceso físico y contable complejo que requiere de la observancia de numerosas disposiciones legales y administrativas para hacer las bajas correspondientes, además de que, como en el caso de la basura electrónica, debe contratar a una empresa certificada que destruya este equipo en desuso.

Alberto Islas Reyes, abogado general de la UV y asesor del Comité de Bajas, explicó que en el marco de la última sesión del CUG, fue aprobada la creación de este organismo con las facultades para tomar la determinación –a través de un dictamen– sobre el uso final de los desechos.

El comité quedó conformado por la Dirección de Control de Bienes Muebles e Inmuebles, Dirección General de Tecnología de Información, Dirección General de Recursos Financieros, Dirección de Contabilidad, Contraloría General y Oficina del Abogado General.

 “La UV no puede conservar productos que dañen el medio ambiente; por disposición constitucional se obliga a todas las autoridades a realizar procedimientos para destruirlos en las condiciones que la ley señala y que afecten lo menos posible”, explicó.

Además de la responsabilidad de disponer de bienes patrimoniales de la Universidad, el jurista propuso cumplir con un protocolo de visita a las instalaciones donde se mantienen resguardados estos aparatos, con el fin de hacer una verificación y diagnóstico de los mismos, la cual tuvo lugar el jueves  20 de octubre.

Francisca Lucía González Gaytán, directora de Control de Bienes Muebles e Inmuebles, reiteró que los aparatos en desuso provienen de un acopio efectuado en las cinco regiones universitarias: Xalapa, Veracruz, Orizaba-Córdoba, Poza Rica-Tuxpan y Coatzacoalcos-Minatitlán.

En el almacén de bajas se hizo una selección de los bienes recuperables, mediante ensambles y piezas. Una parte de los equipos fueron transferidos a las entidades académicas y dependencias de esta casa de estudio para su reutilización.

También se seleccionaron otros que pudieran ser utilizados, sin embargo fueron considerados obsoletos de acuerdo a las características de las dependencias universitarias.

Informó que al momento se contabilizan 403 equipos dispuestos para venta a través de una subasta pública, incluso entre posibles compradores de otras entidades del país.

Además se ha donado gran parte a instituciones públicas como la Cruz Roja y la Secretaría de Salud.

Reiteró que la UV tiene como política la sustentabilidad del medio ambiente, por lo que esos bienes no pueden tirarse a la basura ya que son residuos de manejo especial.

“Se entregarán a una empresa certificada ante las autoridades ambientales y para que se les dé un destino final adecuado y así no contaminen el medio ambiente.”

En recorrido realizado al interior de la bodega que resguarda los bienes estuvieron presentes: Alicia Eguía Casis, directora de Contabilidad; Gerardo García Ricardo, director General de Recursos Financieros; Elsa Ortega Rodríguez, directora General de Tecnología de Información, y Delfina Acosta Argüello, contralora general.

La pintura, lenguaje visual que aporta conocimientos: Bächtold

 

El artista plástico Oscar Bächtold López dijo que el lenguaje de la pintura puede ser un medio para aportar y difundir conocimiento, en entrevista concedida previo a la inauguración de su exposición Orígenes, el viernes 5 de agosto en la Sala de Exposiciones Temporales del Museo de Antropología de Xalapa (MAX).

Consideró que la pintura es un lenguaje visual que puede aportar conocimientos; por ejemplo, a lo largo de su trabajo plástico ha mostrado las culturas precolombinas de Mesoamérica. “La mitología prehispánica es riquísima y, aunque se destruyó mucho, es tan vasta que aparece en todas partes”, dijo Oscar Bächtold.

“Uno podría pensar que con la globalización todo se tiende a unificar, pero casualmente muchas de las culturas que estaban a punto de desaparecer empiezan a surgir por la necesidad de pertenencia y arraigo a las raíces. Ahora se rescatan y se ofrecen al mundo global pero con una identidad propia.”

Respecto a la exhibición en el MAX, Bächtold López comentó que en las 22 piezas realizadas en óleo y acrílico sobre tela, narra el mito azteca del nacimiento de Huitzilopochtli, aquel que era representado en el Templo Mayor al caer la tarde.

“Es el mito de la lucha entre la luz y la oscuridad, de la creación del universo donde gana la luz sobre la oscuridad.”

Desde hace 20 años ha tenido como temática principal la cultura mesoamericana, realizó BonampakPopol Vuh y en los últimos tres años se ha dedicado a la cultura náhuatl.

Al preguntarle por su gusto de representar la cultura prehispánica, compartió que durante su niñez vivió en donde hubo asentamientos prehispánicos y constantemente encontraban ídolos pertenecientes al pueblo cuicuilca.

Después “estudié en la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía del Instituto Nacional de Bellas Artes, lo que me ha permitido tener mucho contacto con arqueólogos y sitios arqueológicos; entonces, he seguido trabajando con la cultura prehispánica alrededor de 20 años.”

La entrada a la exposición Orígenes es libre, permanecerá abierta al público hasta el 4 de septiembre, de 9:00 a 17:00 horas, de martes a domingo.

Calidad en el trabajo siempre es una exigencia en la UV: Leticia Rodríguez

La calidad es una forma de trabajo que distingue a la Universidad Veracruzana (UV), aseveró la Secretaria Académica Leticia Rodríguez Audirac al precisar que lograr el reconocimiento de calidad de sus programas educativos (PE) representa un esfuerzo mayor por las dimensiones de la institución, por su desconcentración y por el número de estudiantes que atiende.

La institución imparte 314 programas educativos, entre técnico superior universitario, licenciatura y posgrado, en las cinco regiones universitarias y en las cuatro sedes de la Universidad Veracruzana Intercultural, sistemas escolarizado y abierto, informó Rodríguez Audirac.

Un total de 174 programas son de licenciatura y se ha establecido la meta  que para el 2017  el 100 por ciento de los estudiantes  matriculados curse sus estudios en programas de calidad reconocida a nivel nacional, detalló.

La Secretaria Académica afirmó que al 30 de junio, y considerando únicamente los 156 programas educativos evaluables, los programas reconocidos por su calidad suman 112, equivalentes al 72 por ciento del total. El resto de los programas se encuentran en proceso de preparación para la realización de las evaluaciones en el segundo semestre de 2016 y en el 2017.

En cuanto al número de estudiantes que se atienden en los programas educativos evaluables, el indicador resultante muestra que el 86 por ciento de ellos están matriculados en programas de calidad reconocida.

El esfuerzo de la institución se puede dimensionar cuando se ejemplifica con la acreditación de los PE de Contaduría, refirió, “ya que se deben acreditar 10 programas, cinco en sistema escolarizado y cinco dentro del Sistema de Enseñanza Abierta (SEA), igual ocurre con los de Medicina, esto es lo que hace distinto el esfuerzo comparado con otras universidades”.

Los reconocimientos de calidad son otorgados por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior, A.C. (COPAES) y los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES), inclusive algunos programas están reconocidos por ambos organismos.

En el caso de CIEES, estos Comités otorgan tres niveles, siendo el nivel uno el que representa el reconocimiento de calidad a nivel nacional.

Por otro lado, la administración federal estableció que las acreditaciones y las evaluaciones realizadas por ambos organismos son equivalentes, es decir, que si un programa educativo obtiene la acreditación de COPAES o alcanza el nivel uno en la evaluación de CIEES,  logra el reconocimiento de calidad, por ello se ha incrementado el número de programas con esta condición.

La funcionaria destacó que el mayor beneficio de obtener estas acreditaciones se manifiesta directamente en los estudiantes, “al otorgarles la certeza de que cursan sus estudios en una institución que está procurando y atendiendo las mejores condiciones para el desempeño de cada actividad, sea trabajo en el laboratorio, en el salón de clase, el equipamiento y la formación de los profesores; estamos permanentemente en un trabajo para asegurar la actualización de los académicos y el equipamiento e instalaciones adecuadas”.

En ese sentido, los planes de estudio están en permanente actualización y revisión, buscando la correspondencia con la atención de necesidades sociales y problemáticas del entorno que los universitarios, como profesionistas, deberán resolver.

La certeza se amplía al hecho de que, como egresados, pueden aspirar a evaluaciones externas para obtener reconocimiento como puede ser el examen de egresados del Ceneval o participar por el ingreso a un posgrado en las mejores universidades.

Por otro lado, uno de los beneficios que impacta directamente a la máxima casa de estudios es el hecho de que para el otorgamiento de recursos financieros a las universidades, la Federación establece el cumplimiento de indicadores relacionados con la calidad de sus programas, lo que permite concursar por mayores recursos al tener más programas acreditados, apuntó Rodríguez Audirac.

Al respecto, José Antonio Hernanz Moral, responsable de la Dirección General de Desarrollo Académico e Innovación Educativa (DGDAIE), recalcó la importancia de la evaluación por pares académicos de los programas, ya que genera además la creación de un plan de mejora.

“Esto nos ayuda a crecer de una forma ordenada y razonable”, dijo, “ya que a veces pensamos que la evaluación supone un castigo, pero sólo se puede mejorar cuando te están evaluando”.

El Programa de Trabajo Estratégico 2013-2017 “Tradición e innovación”, en dos de sus tres ejes contempla la innovación académica con calidad y la presencia en el entorno con pertinencia e impacto social, por ello tiene la responsabilidad responder a las necesidades sociales.

En ese sentido, el reto de todas las instituciones educativas, más aquellas que operan con recursos públicos, es otorgar una educación de calidad y pertinencia social.

Revista UVServa, nueva revista electrónica de la Universidad Veracruzana

La Universidad Veracruzana (UV), a través de la Secretaría Académica, realizó este 4 de julio el lanzamiento de UVServa, revista electrónica semestral de la Coordinación Universitaria de Observatorios, la cual será un instrumento de difusión de la producción científica de los siete observatorios adheridos a esta casa de estudios.

Investigadores, académicos, estudiantes y la comunidad universitaria atestiguaron la presentación de este nuevo órgano difusor, presidida por la secretaria Académica de la UV, Leticia Rodríguez Audirac, en la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Servicios (USBI) Xalapa, quien celebró la apertura de esta importante herramienta que promoverá y difundirá el quehacer de investigadores.

“Por varios años, la UV ha contado con los observatorios como espacios y medios para constituir un repositorio de información y datos, respecto del trabajo de investigación y docencia que los académicos realizan en las entidades.”

Son siete los observatorios con los que se cuenta: Observatorio Veracruzano de Medios (ObVio); Observatorio en Seguridad Alimentaria y Nutricional, de la Facultad de Nutrición-Xalapa; el Observatorio del Agua (Agua, Bosques, Cuencas y Costas, OABCC).   Asimismo, el Observatorio Sismológico y Vulcanológico del Centro de Ciencias de la Tierra, Observatorio de las Finanzas Públicas de la Facultad de Economía, Observatorio de Políticas Culturales de la Facultad de Antropología y el Observatorio Universitario de Conductas Alimentarias de Riesgo del Centro de Estudios y Servicios de Salud de la región Veracruz-Boca del Río.

Ante la comunidad científica, académica y universitaria, la funcionaria destacó la propuesta de la UV hacia el funcionamiento de estos observatorios.

Leticia Rodríguez Audirac subrayó la iniciativa –que se pondrá en marcha a partir del próximo ciclo escolar– de dinamizar la vida académica, potenciar las posibilidades de aprovechamiento de la información, de los datos y productos de investigación de los académicos de la UV.

“Hacemos mucho en la UV, ustedes los académicos se encuentran inmersos en los problemas más importantes del estado de Veracruz y aspiramos a que estas herramientas potencien su aprovechamiento hacia todo el quehacer universitario.”

Durante el evento que fue transmitido vía Internet a los miembros del Observatorio de Responsabilidad Social para América Latina y el Caribe, con sede en Colombia, República Dominicana, El Salvador, Paraguay, Brasil y Chile, confió en que la visita a la página web de UVServa contribuya a generar el interés por el uso de estas herramientas.

En su mensaje, Carlos Pallán Figueroa, miembro de la Junta Directiva de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y asesor de la Rectoría de la UV, hizo un comparativo de este producto científico digital con el surgimiento –en 1957– de la revista La Palabra y el Hombre, emprendida por Fernando Salmerón y Sergio Galindo.

Puntualizó que UVServa es una revista innovadora, porque el trabajo de cinco de los siete observatorios universitarios coincide con las 10 áreas estratégicas prescritas en el Programa de Ciencia, Tecnología e Innovación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), que a su vez fueron referidas al Plan Nacional de Desarrollo.

También aseveró que estas áreas son prioritarias no sólo en términos de los problemas nacionales, sino de la asignación de recursos.

“Es un enorme acierto que estas primeras áreas u observatorios coincidan con la política nacional en la materia.”

Resaltó que en lo personal es usuario del Observatorio de las Finanzas Públicas de la Facultad de Economía, que coordina Hilario Barcelata Chávez.

En tanto, José Antonio Hernanz Moral, director general de Desarrollo Académico e Innovación Educativa de la UV, señaló que con el lanzamiento de esta revista se busca contribuir en algo que es crucial en la sociedad del conocimiento: la regulación de la autorresponsabilidad.

El mayor reto de las sociedades contemporáneas es la autorregulación, dijo, lo que nos lleva a un campo necesario dentro de la universidad que es la responsabilidad social.

“La UV es un referente epistemológico, moral y político de la ciudadanía, tenemos que ayudar a construir un proceso deliberativo, que está dentro de nuestra responsabilidad social.”

Por su parte, José Othón Flores Consejo, coordinador de Observatorios Universitarios, dio a conocer que los interesados podrán consultar la revista UVServa a través de la páginawww.uv.mx/uvserva

Precisó que su publicación será de carácter semestral y en sus secciones destaca: avance de resultados en la batería de indicadores de los observatorios, artículos, invitados y reflexiones, así como eventos y noticias.

Aseveró que una de las funciones de la Coordinación de Observatorios Universitarios es promover y compartir la investigación entre las entidades académicas y los observatorios, mediante el fortalecimiento y la creación de medios para distribución del conocimiento al exterior e interior de la UV.

En el evento también participaron Octavio Ochoa Contreras, secretario de la Rectoría; los directores generales de las áreas académicas de Ciencias de la Salud, Económico- Administrativa, Técnica y Biológico-Agropecuaria: María Concepción Sánchez Rovelo, Liliana Betancourt Trevedhan, Rafael Díaz Sobac y Domingo Canales Espinosa, respectivamente, entre otras autoridades.

Alumnos UV representarán a México en evento de la NASA

Estudiantes de octavo semestre de la Licenciatura en Ingeniería Mecánica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Veracruzana (UV), competirán en el 2016 MATE (Marine Advanced Technology Education) ROV, que se llevará a cabo del 23 al 25 de junio en un laboratorio del Centro Espacial Lyndon B. Johnson de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), en Houston, Texas.

En la competencia presentarán un vehículo controlado, elaborado por ellos mismos. Se contempla la participación de universidades de Estados Unidos, Hong Kong, Canadá, Dinamarca, Taiwán y México, este último representado por la UV.

Los integrantes de este ambicioso proyecto son: Adán Manolo Flores Celis, Derimar Charmin Vidal, Ángel Alberto Hernández González, Laura Lizbeth Leyva Hernández, Rodolfo Arturo Vera Herrera e Iván de Jesús Bravo Gama, de Ingeniería Mecánica; Luis Gamboa Mendoza, de Ingeniería Mecatrónica, y Joel Arciniega Barrón, de Ingeniería Eléctrica.

Adán Manolo, quien inició con la idea, explicó: “Nuestro proyecto consiste en la construcción de un vehículo operado a control remoto (ROV, por sus siglas en inglés), podría decirse que es un dron sumergible”. Entre sus características destaca que puede alcanzar profundidades de hasta 100 metros.

“Se construyó a muy bajo costo, aproximadamente se gastaron 40 mil pesos para ello”, informó que se trató de recursos propios y también contaron con el apoyo de académicos de la carrera de Ingeniería Mecánica. “Ellos hicieron aportaciones para comprar motores y cosas de circuito que son importados de Estados Unidos y no se encuentran en México”.

El equipo está integrado por seis estudiantes de Ingeniería Mecánica y uno de Mecatrónica, quien hizo la programación de todos los dispositivos que están dentro de él.
Sobre el proyecto, el académico Mariano Azzur Hernández Contreras especificó: “El control se hace mediante un cable umbilical que sale a la superficie, lleva una iluminación profesional y un giroscopio que le da estabilidad, tiene una brújula, tres cámaras y un brazo. En realidad el prototipo es un objeto que ya existe a gran escala, hacerlo educativo sobrepasa las expectativas”.

Inclusive por medio de una pinza puede recolectar muestras de líquidos, tiene una bomba que succiona y lo guarda en un compartimento especial para llevarlo a la superficie.

El estudiante informó que trabajan en el proyecto desde hace casi un año, “surgió de algo que vimos en Internet, solicité el apoyo y asesoría del académico Álvaro Vega de la Garza, después se incorporaron los maestros Mariano Azzur y Rogelio de Jesús Portillo Vélez”.

El proyecto multidisciplinario comenzó con tres integrantes del programa educativo de Mecánica, quienes tenían en mente concluir su tesis. Sin embargo, este semestre se empezó a visualizar la competencia en Houston y se anexaron otros tres mecánicos, uno de Mecatrónica y otro de Eléctrica.

Las fases de diseño, construcción y prueba ya concluyeron y los entusiastas jóvenes esperan la fecha para asistir a la competencia. Serán seis personas las que acudirán: cuatro alumnos y dos académicos.

Para ingresar al concurso donde participan universidades de todo el mundo contaron con el apoyo de sus maestros, quienes junto con ellos aportaron tres mil pesos para la inscripción. El prototipo se vendió a Talleres Navales del Golfo y con ese dinero cubrirán los gastos de hospedaje y alimentación.

Otra prueba que tuvieron que superar es que uno de los requisitos que pedían era haber competido a nivel regional y como en el caso de México son la única universidad que va, tuvieron que sortear algunos contratiempos como enviar varios videos de las pruebas.
Ante ello el académico Mariano Azzur reconoció: “Haber vendido el prototipo a Talleres Navales del Golfo nos dio la oportunidad de adquirir todavía mayor equipo con ciertas características diferentes a las encontradas aquí en el mercado”.

Finalmente, Francisco Ortiz Martínez, jefe de los programas educativos de ingeniería Mecánica e ingeniería Eléctrica, expresó su satisfacción de que la idea surgiera de todo lo que los estudiantes han aprendido en el proceso de su carrera: “Ellos tienen la intención de innovar en nuestro medio, esta participación les va a dar mucha experiencia ya que será parte de lo que van encontrar cuando egresen”.

Emprender un negocio, interés de los jóvenes en la actualidad

Edgar Andrés Ríos Mentado, doctor en Gobierno y Administración Pública por la Escuela Libre de Ciencias Políticas y Administración Pública de Oriente, participó la Expo Empresas Universitarias con la conferencia “Emprendimiento, alternativa constante”, en la cual disertó sobre las características de la generación joven actual y sus posibilidades de desarrollo.

En la sala de videoconferencias de la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI) de Xalapa, Ríos Mentado comentó en torno de las denominaciones que se asignan a las generaciones recientes y la actual –incapaz de concebir el mundo sin la red de Internet–, la cual es conocida como la generación Z, la de los “hiperconectados” que sienten que sus padres tienen una influencia decisiva sobre su educación y su carrera.

De acuerdo a las encuestas, más de la mitad de la generación Z tiene como propósito el establecimiento de su propia empresa y no depender de un patrón empleador. Las principales razones son: “Quiero ser mi propio jefe” y “Quiero tener un impacto en mi entorno”; en ambos casos están implícitos los objetivos de autonomía, oportunidades de liderazgo, dedicación a una causa y coyunturas aptas para mostrar creatividad.

La generación Z muestra más ansiedad ante los temores de escaso rendimiento que las generaciones anteriores, a las que se han denominado X (de 1961 a 1981), Y (de 1982 a 2001), Baby Boomers (1946-1960) y Silenciosa (1926 a 1945). El 71 por ciento de las generaciones anteriores suponían que debían lograr un nivel económico superior al de sus padres, pero entre la generación Z sólo el 56 por ciento siente lo mismo, al tiempo que su talón de Aquiles es el trabajo en equipo.

“Las empresas que pretendan contratarlos se enfrentarán al problema de su incapacidad analítica y de síntesis. Se trata de jóvenes acostumbrados a la sobreabundancia de información, la inmediatez de las comunicaciones y el amplio uso de dispositivos electrónicos para establecer sus relaciones. Son jóvenes que leen muy poco y casi no pueden escribir a mano”, señaló el especialista.

A cambio, prevalecen en ellos la inteligencia y el conocimiento; si requieren de nociones complementarias, siempre encontrarán en la red algún tutorial que les aclare el panorama.

Después de considerar las virtudes de diversos empresarios exitosos a nivel mundial, pasó a la ejemplificación de dos modelos locales de empresarios, jóvenes ellos y con una iniciativa digna de bien merecer su análisis como modelo empresarial.

El primero, conocido como “Fallo”, quien fue capaz de partir desde la entrega de hamburguesas preparadas por él mismo a sus amigos y vecinos, hasta lograr el establecimiento de un sólido negocio en la calle de Cempoala, en el que da trabajo a sus amigos estudiantes de la UV.

El segundo, es el de una chica que al lado de su novio inició vendiendo tortas en las inmediaciones de la Facultad de Arquitectura; actualmente a diario atiende pedidos de decenas de baguettes y está a un paso de adquirir un camión que le permitirá expender su producto en diversos puntos de la ciudad.

UV tiende un puente más hacia la paz: honra a Las Patronas y a Raúl Vera

Con la entrega de las Medallas al Mérito Universidad Veracruzana (UV), la máxima casa de estudios de la entidad tiende un puente más hacia y con la sociedad, un puente que habrá de traducirse en un paso más hacia la paz, aseguró la rectora Sara Ladrón de Guevara al inaugurar el Foro Académico “Diálogos por la paz” en la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU) 2016.

El lunes 25 de abril en el Foro “Sergio Galindo”, ante una nutrida asistencia, la Rectora entregó las Medallas al Mérito UV al obispo de Saltillo, Coahuila, Raúl Vera López, y al colectivo Las Patronas que brinda ayuda a los migrantes a su paso por Veracruz.

“En nombre de la comunidad universitaria les hago entrega de la Medalla al Mérito Universidad Veracruzana, institución que hoy lucha también por defender otros derechos humanos que habrán de contribuir en la edificación de la paz: los derechos de los jóvenes a una educación superior gratuita y de calidad.”

Sara Ladrón de Guevara recalcó que esta casa de estudios está empeñada en alcanzar la paz prácticamente desde el inicio de la actual administración, tendiendo puentes con personas que “aquí y allá, empeñan su trabajo, su capacidad, su esfuerzo, su vida misma en la consecución de la paz”.

Después de recibir la Medalla al Mérito UV, José Raúl Vera expresó que el reconocimiento lo recibió a nombre de muchas personas, y en primer lugar están las víctimas a quienes los defensores de derechos humanos “tenemos el gusto de servir y de compartir la vida. Así es como recibo este reconocimiento que ustedes le dan, en mi persona, a tantas miles de personas, que son quienes le van a marcar y le están marcando ya un camino distinto a este país y al mundo entero.”

Vera López se expresó a favor de que un centro académico como la UV tenga esa manera de señalar que los derechos humanos tienen que ser defendidos, que las personas que padecen la ofensa tienen que seguir siendo protegidas.

La semblanza de fray José Raúl Vera López fue leída por José Antonio Hernanz Moral, titular de la Dirección General de Desarrollo Académico e Innovación Educativa y uno de los coordinadores del Foro Académico, quien llamó al condecorado “un dominico que predica con el ejemplo”.

Por su parte, al recibir la Medalla al Mérito UV por su ejemplo y solidaridad con los migrantes que pasan por la entidad, el colectivo de mujeres altruistas Las Patronas, fue ovacionado de pie por el público asistente.

A nombre de las 14 integrantes de este grupo originario del municipio de Amatlán de los Reyes, Veracruz, Guadalupe González Herrera dedicó este reconocimiento a todos los migrantes que en la búsqueda de una mejor calidad de vida intentan a diario cruzar hacia Estados Unidos, a costa del peligro y la violencia.

“Este reconocimiento nos impulsa e incita a seguir adelante, a asumir una mayor responsabilidad y compromiso, porque todo lo hacemos con mucho amor para ellos, estamos conscientes de su sufrimiento”, expresó.

Previo a la entrega del distintivo universitario, María Esther Hernández Palacios, directora general de Difusión Cultural, hizo un recuento de la labor que durante más de veinte años ha realizado este colectivo, sin intención de reconocimiento alguno pero que ha trascendido a nivel nacional e internacional.

“Vieron en seres sufrientes a sus propios hijos, hermanos, vecinos, y decidieron que valía más arriesgar su tranquilidad, olvidarse de sus propias necesidades personales para defender a un grupo que huía de la miseria, de la guerra y de la violencia en sus países.”

Actualmente no sólo dan comida o apoyo al necesitado, ya que también se esfuerzan por quitar el estigma que llevan a cuesta los migrantes, asisten en la repatriación de los fallecidos en Estados Unidos y están interesadas en el desarrollo de la comunidad en la que viven.

Atestiguaron la entrega de ambas medallas: Leticia Rodríguez Audirac, secretaria Académica; Octavio Ochoa Contreras, secretario de la Rectoría; Edgar García Valencia, director de la Editorial, y Magali Velasco Vargas, coordinadora de la FILU, así como estudiantes y académicos de esta casa de estudios, alumnos de escuelas de educación básica ubicadas en Xalapa, y público en general.