Tag Archives: virus

¿Cómo logró ‘MalwareTech’ detener el ataque informático mundial?

Los virus informáticos son programas de cómputo malintencionados. Entre éstos resaltan los del tipo denominado ransomware, los cuales extorsionan a usuarios de internet secuestrando información y exigiendo pago de rescate a cambio de devolverla. 

Una versión de un virus de este tipo llamado wannacry (quieres llorar) atacó el pasado viernes 12 a cientos de miles de computadoras ubicadas en diversas partes del mundo, causando caos y pérdidas millonarias. En la Gran Bretaña, numerosos hospitales del Sistema Nacional de Salud (el equivalente al IMSS nacional) vieron afectadas sus operaciones, perjudicando a miles de pacientes.1

El ataque fue operado por un grupo de hackers que se hace llamar TheShadowBrokers (“los merodeadores en la sombra”), el cual aparentemente usó información sustraída ilícitamente del sistema nacional de defensa de los Estados Unidos. 

Los efectos del virus fueron especialmente graves en Europa y Rusia, pero cuando la amenaza se estaba extendiendo al continente americano surgió un imprevisto para los criminales. Un anónimo especialista en seguridad informática consiguió que el virus colapsara en un tiempo sorprendentemente corto.

Lo ocurrido en la reciente defensa del ciberespacio presenta semejanzas con la temática de la popular película Osmosis Jones (2001). En la trama del filme, un virus letal llamado ‘Thrax’ infecta al personaje principal, interpretado por el actor Bill Murray. Ante un deceso inminente, y la poca eficiencia de las ‘autoridades localizadas en el cerebro’, una solitaria célula inmune –’Osmosis Jones’–  logra descifrar las características del virus y consigue detenerlo. 

El aún anónimo especialista informático de 22 años, cuyo pseudónimo es ‘MalwareTech’, se convirtió en un equivalente al ‘agente Jones’. A pesar de que numerosos medios de prensa califican a ‘MalwareTech’ como un “héroe por accidente”, un análisis muestra que poco hubo de fortuito en el actuar del modesto experto.

Primeramente, ‘MalwareTech’ usó 10.67 dólares de su cuenta personal para registrar (legalizar) el dominio web incluido en el código del virus y con ello poder examinarlo. El protocolo a seguir era: 

a) Identificar llamadas virtuales a dominios web no registrados para desviarlas a sitios confiables.
b) Establecer una relación geográfica de los ataques para generar alertas oportunas.
c) Identificar puntos débiles en el virus para neutralizarlo.  

Lo que ocurrió fue que al realizarse el registro del dominio miles de computadoras a nivel mundial fueron liberadas en cuestión de segundos. Al igual que en el filme citado, la acción decisiva no provino de burocratizadas unidades de élite adscritas directamente a sectores gubernamentales, sino de la lógica y la ética de un individuo llevadas a la acción.

Inicialmente se pensó que ‘MalwareTech’ había detonado una especie de interruptor de apagado del virus. Un análisis realizado por el mismo cibernauta muestra que la legalización del dominio causó una especie de toque de retirada codificado por los hackers para evitar ser rastreados por las autoridades internacionales. La activación de la orden de retirada ocurrió antes de lo previsto por los ShadowBrokers en virtud de la afortunada iniciativa individual.

El éxito de la estrategia contra el virus wannacry se fundamentó en razonamiento científico. De manera posterior al registro del dominio ilegal incluido en el código malicioso, ‘MalwareTech’ realizó a gran velocidad pruebas con réplicas del virus utilizando enlaces con direcciones web legales e ilegales para concluir acerca de la efectividad del método de control del mismo. Al igual que el legendario Arquímedes, el especialista festejó danzando un moderno “eureka” en su área laboral al descubrir que su labor había sido decisiva para frenar el ataque.2

Lo ocurrido con wannacry es un ejemplo de cómo la preparación y la voluntad en el trabajo cotidiano pueden cobrar enorme relevancia de manera inesperada. Más allá de intereses mercantiles o políticos, el ejercicio profesional realizado de manera ética en momentos críticos da lugar a diferencias fundamentales en favor de la sociedad.

 

Referencias:
1 Una descripción de los efectos causados por el virus “wannacry” puede encontrarse en el sitio web: http://www.bbc.com/mundo/noticias-39903218 
2 La descripción técnica de la identificación y contención del ciberataque puede encontrarse en el sitio web: https://www.malwaretech.com/2017/05/how-to-accidentally-stop-a-global-cy… 

Especie humana se enfrentará a más epidemias causadas por virus

  • Antonio Lazcano impartió la ponencia “Origen y evolución de los virus: una perspectiva molecular”, en la USBI Xalapa, a invitación de la UV y la Academia Mexicana de Ciencias Sección Centro-Sur.
  • El científico mexicano señaló que el virus ARN es responsable de los patógenos más terribles de los últimos 25 años.

Antonio Eusebio Lazcano Araujo Reyes,  científico mexicano especializado en biología evolutiva, advirtió que en los próximos años la especie humana se enfrentará a más epidemias  producidas principalmente por el virus ARN (que usan el ácido ribonucleico como material genético o en su proceso de reproducción) transmitido de los animales a las personas.

Invitado por la Universidad Veracruzana (UV), a través de la Facultad de Biología y de la Academia Mexicana de Ciencias Sección Centro-Sur, destacó que en los últimos 25 años hemos sido testigos de la aparición de patógenos terribles como: la influenza A (H1N1), síndrome respiratorio agudo y grave (SARS, por sus siglas en inglés), influenza aviar, hantavirus (género que agrupa varios virus ARN que son transmitidos por roedores infectados), Virus de Inmunodeficiencia Humana VIH/SIDA, Virus del Nilo Occidental, Ébola y Zika.

Al impartir la conferencia “Origen y evolución de los virus: una perspectiva molecular”, el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y fundador del Laboratorio de Origen de la Vida, se refirió al retorno de patógenos humanos y a la aparición de nuevas enfermedades.

Entre ellas mencionó a la enfermedad de los legionarios,  criptosporidiosis (enfermedad causada por un parásito que vive en la tierra, los alimentos y el agua), Ébola, fiebres hemorrágicas, SIDA, síndrome tóxico.

El investigador Nivel 3 del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) también habló de la aparición de epidemias vivas en las plantas de frijol, cítricos, tomate, caña de azúcar, y las que atacan a los árboles de las ciudades.

“Claramente necesitamos entender la dinámica de evolución de los virus para lo cual requerimos de marcadores evolutivos.”

Al inicio de su ponencia en la sala de videoconferencias de la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI), la cual fue presenciada por estudiantes, académicos e investigadores de las regiones de Orizaba-Córdoba y Poza Rica-Tuxpan, dijo que a los virus se les identifica como patógenos, de hecho la palabra virus proviene del latín “veneno”.

En el origen de la vida, los virus tienen una tradición muy antigua que se remonta a finales del siglo XIX y principios del XX, en donde las personas empezaron a jugar con la idea de que si los virus son muy pequeños y se multiplican “tal vez pudieran ser las primeras formas de vida”.

Relató que en el laboratorio, él y su equipo de trabajo se dieron cuenta de que había un gran número de secuencias de genomas virales que podían ser analizados con una perspectiva evolutiva.

“Eso explica el motivo de esta charla”, manifestó el especialista, quien se ha destacado por diversas publicaciones y reconocimientos nacionales e internacionales.

En los últimos años nos hemos dado cuenta que los virus son de las entidades biológicas más abundantes que existen en el planeta, tenemos virus que afectan a los mamíferos como el herpes, así como megavirus o virus enormes que se pueden observar en una amiba a la que están infectando.

Lo anterior indica que la diversidad morfológica y funcional de los virus es mucho mayor a la que estamos acostumbrados a ver, añadió.

Asimismo, explicó que un problema adicional es que solemos pensar que lo simple es muy antiguo, en referencia al tamaño tan pequeño de los virus.

“A pesar de su reputación y su relativa estructura, la mayoría de los virus no son patógenos, también los hay en todos los reinos biológicos y no fueron los primeros seres vivos ni son primitivos, aunque algunos pueden ser muy antiguos.”

Antonio Lazcano destacó que aunque los virus no están vivos, evolucionan por mecanismos comunes a los organismos.

En respuesta a la pregunta ¿por qué vemos más enfermedades y epidemias causadas por virus de ARN?, dijo que aunque son problemas para los humanos, desde el punto de vista de los virus es un éxito absoluto, pues quiere decir que se están expandiendo y encontrando nuevas variantes. Y precisó que no se puede predecir la aparición de nuevos virus porque la evolución es multifactorial.

En la ponencia también estuvieron Clementina Barrera Bernal, directora de la Facultad de Biología, y Margarita Martínez Gómez, presidenta de la Academia Mexicana de Ciencias  Sección Centro-Sur.

Antonio Eusebio Lazcano Araujo Reyes es egresado de la Facultad de Ciencias de la UNAM, donde fundó el Laboratorio de Origen de la Vida, anteriormente de microbiología.

Durante más de 35 años ha estudiado el origen y la evolución temprana de la vida por medio del análisis de secuencias de genes y genomas, además es miembro de El Colegio Nacional.